All Children's Hospital Logo

Health Information Library

Teens > Para adolescentes > Las enfermedades > Artritis idiopática juvenil
Artritis idiopática juvenil

Read this in English

(Juvenile Idiopathic Arthritis)

Es posible que creas que la artritis es algo que solo tiene la gente mayor, pero se trata de una afección que afecta a personas de todas las edades.

Sigue leyendo para informarte sobre la artritis idiopática juvenil, un tipo específico de artritis que puede afectar a personas que todavía no han cumplido los 17 años.

¿Qué es la artritis idiopática juvenil?

Principales cosas a saber sobre la artritis idiopatica juvenilLa artritis no afecta a la gente joven tanto como a los adultos, pero hay bastantes adolescentes que la desarrollan. La artritis es una inflamación de la membrana sinovial, que recubre las articulaciones (como las rodillas o los nudillos). Cuando esta membrana se inflama, el organismo segrega un fluido. Las articulaciones afectadas se vuelven rígidas, se hinchan y resultan dolorosas y calientes al tacto. A la larga, la inflamación articular puede dañar el cartílago y el hueso.

"Idiopática" es un término que utilizan los médicos para describir enfermedades sin causa conocida. La artritis idiopática juvenil, que difiere de la artritis idiopática propia de la etapa adulta, es el tipo de artritis más habitual entre niños y adolescentes. Los niños se suelen enterar de que padecen esta enfermedad cuando tienen entre 2 y 16 años. (También puedes oír expresiones como "artritis reumatoide juvenil" para referirse a esta afección.)

¿Qué ocurre cuando alguien padece una artritis idiopática juvenil?

La gente que padece esta afección presenta un dolor y una rigidez articular que puede cambiar de un día a otro y de la noche a la mañana. Son síntomas que vienen y van. Cuando la afección se reactiva y empeoran los síntomas, esta reactivación recibe los nombres de "brote", "crisis", "episodio" o "ataque".

Generalmente la artritis idiopática juvenil solo provoca problemas de escasa importancia pero en algunos casos puede provocar graves lesiones articulares y/o limitar el crecimiento. Aunque la artritis idiopática juvenil afecta mayoritariamente a las articulaciones y al tejido circundante, también puede afectar otros órganos, como los ojos, el hígado, el corazón y los pulmones.

La artritis idiopática juvenil es una afección crónica, lo que significa que puede durar meses e, incluso, años. A veces, los síntomas desaparecen por sí solos, lo que se conoce como remisión. Las remisiones pueden durar meses, años o ser de por vida. De hecho, muchos adolescentes con artritis idiopática juvenil, a la larga, inician un período de remisión total sin ninguna lesión articular o solo con escasas lesiones articulares de carácter permanente.

Tipos de artritis idiopática juvenil

Hay siete tipos de artritis idiopática juvenil:

  1. La artritis idiopática juvenil sistémica afecta a todo el cuerpo. Las personas que padecen este tipo de artritis pueden tener episodios de fiebre alta, especialmente al anochecer, que van seguidos de bajadas repentinas de la temperatura corporal hasta alcanzar la normalidad. Al principio del episodio de fiebre, la persona puede encontrarse francamente mal, ponerse pálida o desarrollar erupciones, que pueden desaparecer súbitamente y reaparecer al poco tiempo. La persona también pueden presentar ganglios linfáticos inflamados. A la larga, muchas de las articulaciones del cuerpo quedan afectadas por la hinchazón, el dolor y la rigidez.
  2. La oligoartritis afecta a cuatro o menos articulaciones. La persona nota dolor, rigidez o hinchazón, a menudo en las rodillas y las muñecas. A veces, la oligoartritis cursa con inflamación del iris (el área pigmentada del ojo), lo que se denomina iridociclitis, iritis, o uveítis.
  3. La artritis poliarticular asociada a factor reumatoide negativo es un tipo de artritis idiopática juvenil que afecta más a las chicas que a los chicos. Las personas que la padecen presentan hinchazón o dolor en cinco o más articulaciones. Esta enfermedad suele afectar a articulaciones de tamaño reducido, como las de las manos, así como a articulaciones que soportan mucho peso, como las rodillas, las caderas, los tobillos, los pies y el cuello. También puede cursar con febrícula o fiebre de carácter leve, así como con bultitos o nódulos en las áreas del cuerpo que se someten a presiones cuando la persona se sienta o se acuesta.
  4. La artritis poliarticular asociada a factor reumatoide positivo es el tipo de artritis idiopática juvenil que más se parece a la artritis que padecen las personas adultas. Se trata de uno de los tipos menos frecuentes de artritis idiopática juvenil y se asocia a mayor riesgo de daño articular.
  5. La artritis soriásica ocurre cuando una persona presenta soriasis y artritis al mismo tiempo.
  6. La artritis asociada a entesitis suele afectar a las extremidades inferiores (como el tobillo) y a la columna vertebral. Este tipo de artritis también engloba la espondilitis anquilosante juvenil, que cursa con inflamación de las articulaciones de la zona lumbar. La artritis que acompaña a las enfermedades inflamatorias intestinales (como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa) también cae dentro de esta categoría de artritis idiopática juvenil.
  7. La artritis indiferenciada es el término que utilizan los médicos para referirse a aquellas artritis que no encajan en ninguna de las categorías que acabamos de describir o bien encajan en más de una.

¿Cuál es la causa de la artritis idiopática juvenil?

A pesar de que los médicos no saben exactamente cuál es la causa de la artritis idiopática juvenil, los investigadores lo están estudiando. Los expertos saben que esta afección ocurre a consecuencia de problemas en el sistema inmunitario de la persona.

Cuando el sistema inmunitario no funciona de una forma adecuada, como ocurre en la artritis idiopática juvenil, tiene dificultades para distinguir entre sus propios tejidos corporales y los gérmenes nocivos. Esta confusión hace que el sistema inmunitario ataque a sus propios tejidos corporales, a pesar de estar sanos. Esto es lo que provoca el tipo de inflamación que acompaña a la artritis idiopática juvenil.

La artritis idiopática juvenil no es contagiosa. No te la puede "pegar" otra persona ni tú se la puede "pegar" a nadie, como ocurre con los resfriados u otras infecciones.

¿Qué hacen los médicos?

No es fácil que un médico diagnostique una artritis idiopática juvenil de inmediato. Se trata de una afección que puede cursar con una gran cantidad de síntomas diferentes y hay algunas infecciones, como la enfermedad de Lyme, que presentan síntomas similares a los de la artritis idiopática juvenil. Por lo tanto, al médico le interesará descartar cualquier otra posibilidad antes de dar un diagnóstico de artritis idiopática juvenil.

Si un médico sospecha que un paciente suyo podría padecer artritis idiopática juvenil, elaborará sus antecedentes médicos y le hará una exploración física completa a fin de detectar inflamaciones articulares, problemas oculares y sarpullidos. Es posible que el médico solicite análisis de sangre y radiografías. Y, en algunos casos, es posible que utilice una aguja para extraer al paciente una muestra de líquido sinovial de una de las articulaciones afectadas.

A veces el médico necesitará ver al paciente a lo largo de varios meses a fin de determinar qué tipo de artritis idiopática juvenil padece exactamente.

¿Cómo se trata la artritis idiopática juvenil?

Si la artritis idiopática juvenil se diagnostica pronto y se trata de la forma adecuada, generalmente se puede controlar bien. No se puede curar, pero los médicos pueden hacer mucho para aliviar los síntomas y prevenir o limitar las lesiones articulares.

En algunos pacientes la toma medicamentos como el ibuprofeno les ayuda a reducir la inflamación. Otros pacientes necesitan tomar semanalmente una medicación denominada metotrexate. Los medicamentos de reciente generación (como el etanercept, el adalimumab, el abatacept, y el tocilizumab) permiten supervisar el funcionamiento del sistema inmunitario y controlar la enfermedad mucho mejor que hace pocos años atrás.

Los ejercicios de fisioterapia, que mejoran la flexibilidad, y el uso de calor pueden ayudar a los pacientes a controlar sus síntomas. Aunque es muy poco frecuente que las articulaciones sufran lesiones importantes durante la adolescencia, la cirugía podría reparar las articulaciones dañadas en caso necesario.

Vivir con la artritis idiopática juvenil

Si padeces una artritis idiopática juvenil, habrá algunas mañanas que te costará mucho levantarte de la cama. Los períodos de inactividad, como el hecho de dormir 8 horas seguidas, es posible que vayan seguidos de rigidez y anquilosamiento articular.

Te podría resultar muy tentador volverte a hacer un ovillo en la cama y seguir durmiendo durante el resto de día, pero eso empeoraría todavía más las cosas. Por muy mal te encuentres a veces, los movimientos suaves pueden ayudarte a encontrarte mejor. Del mismo modo que los corredores, los físico culturistas y otros atletas hacen ejercicios de estiramiento para entrar en calor antes de entrenar, los estiramientos y los masajes suaves te pueden ayudar a desentumecer los músculos y ligamentos que hay alrededor de las articulaciones doloridas.

En cuanto una persona se levanta y se pone en marcha, el malestar se le suele aliviar. El ejercicio físico te puede ayudar a conservar toda la movilidad en las articulaciones afectadas y a reforzar los músculos y los huesos. Un fisioterapeuta te puede ayudar a diseñar un programa de ejercicios eficaz para que puedas hacerlo en casa.

Una alimentación adecuada puede mejorar la salud general de cualquiera. Un dietista puede ayudarte a entender los aspectos fundamentales de una dieta sana. Por ejemplo, cuando tengas un brote, es posible que te sientas enfermo e incapaz de comer tanto como deberías. Un dietista puede ayudarte a escoger alimentos que tengan un gran valor nutritivo para compensar tu falta de apetito.

Una actitud mental positiva es tan importante como el ejercicio físico y la dieta saludable. Si a veces te sientes deprimido o enfadado, habla con alguien que esté dispuesto a escucharte y a apoyarte. Explica cómo te sientes a tus padres, tu médico o un buen amigo. También te puede ayudar el hecho de hacer cosas sencillas, a las que no solemos conceder la importancia que tienen. Por ejemplo, cada día intenta hacer algo que te divierta y que te haga feliz.

La mayoría de los adolescentes con artritis idiopática juvenil hacen las mismas cosas que cualquier otro chico de su edad: asisten a su centro de estudios, salen con sus amigos y permanecen activos física, académica y socialmente. Además, el hecho de informarse sobre la artritis idiopática juvenil y de responsabilizarse de los cuidados médicos que han de recibir ayuda a algunas personas a sentir que llevan más el control.

Tú medico y otros profesionales que velan por tu salud están ahí para apoyarte y pueden ayudarte a controlar tu enfermedad a fin de que tenga el menor impacto posible sobre tu vida.

Revisado por: AnneMarie C. Brescia, MD
Fecha de la revisión: enero de 2012

Related Articles
T    El lupus
T    Huesos, músculos y articulaciones
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.

Additional Info

Pocket Doc Mobile App
Maps and Locations (Mobile)
Programs & Services
Employment
For Health Professionals
For Patients & Families
Contact Us
Find a Doctor
News
CME

All Children's Hospital
501 6th Ave South
St. Petersburg, FL 33701
(727) 898-7451
(800) 456-4543

Use Normal Template
© 2014 All Children's Hospital - All Rights Reserved