All Children's Hospital Logo

Health Information Library

Teens > Para adolescentes > Su cuerpo > Cifosis
Cifosis

Read this article in English(Kyphosis)

Tu espina (columna vertebral) se curva ligeramente a lo largo de la espalda. Esto es normal y ayuda a sostener la cabeza y parte superior del cuerpo.

Sin embargo, a veces, la espalda de una persona puede estar muy arqueada hacia adelante. Esta condición se conoce como cifosis y en algunas ocasiones puede causar problemas.

¿Qué es la cifosis?

La cifosis es una enfermedad bastante común en adolescentes y adultos. Generalmente, si alguien sufre de cifosis no lo notará y no le causará problemas. Sin embargo, en algunos casos, las personas con cifosis pueden desarrollar una joroba en su espalda, sentirse incómodos o tener problemas para respirar debidamente.

CifosisLa columna vertebral está compuesta por una columna de pequeños huesos en forma de disco, llamados vértebras, que están unidos entre sí por ligamentos. Las vértebras de la parte media y superior de la espalda se conocen como las vértebras torácicas. Están unidas a las costillas. Cuando una persona tiene cifosis, las vértebras torácicas son las que se arquean mucho hacia adelante.

Existen distintos tipos de cifosis que pueden afectar a los adolescentes y cada una presenta su propia causa:

¿Cómo se diagnostica la cifosis?

A veces, la cifosis es fácil de detectar. La persona puede tener una joroba o su espalda puede estar un poco más arqueada que lo normal. Otros casos de cifosis son más difíciles de reconocer y es posible que no sean visibles.

Para saber si tienes cifosis, el médico examinará tu columna vertebral y quizá te pida que realices una prueba que consiste en inclinarte hacia adelante desde la cintura. A veces, este procedimiento facilita la detección de cifosis. También es posible que el médico te pida que te recuestes; eso puede ayudar a diagnosticar un caso de cifosis postural.

Si se sospecha que una persona tiene cifosis, por lo general el médico solicitará que se realicen radiografías de la columna. Observar las radiografías puede ayudar a determinar el tipo de cifosis. Para verificar si la cifosis afecta la respiración de una persona, el médico puede pedirle que respire profundamente para poder escuchar los pulmones.

Si el médico considera que la cifosis no es el problema, es posible que solicite un examen de imágenes por resonancia magnética (IRM) de la espalda.

¿Qué deben hacer los médicos?

Por lo general, los médicos no deben hacer nada en un caso de cifosis. Los casos donde aparentemente el arqueamiento de la espalda no causará problemas quizá solo requieran controles regulares para garantizar que el arqueamiento no se agrave. La mayoría de los casos dejarán de agravarse una vez que la persona haya finalizado la etapa de crecimiento.

A veces el médico puede derivar una persona con cifosis a un ortopedista, quien examinará la columna para determinar la causa y gravedad de la cifosis. En algunos casos, la cifosis congénita requiere de cirugía a edad temprana para corregirla (si tienes este tipo de cifosis, es muy probable que ya hayas sido operado).

Los tipos de cifosis que se presentan durante la adolescencia generalmente pueden tratarse con métodos más simples. El tratamiento varía según el tipo de cifosis y su gravedad:

Es posible que escuches que el ortopedista habla del ángulo de Cobb. El ángulo de Cobb es una medida de la curvatura de la columna expresada en grados, y la cantidad de grados ayuda al médico a determinar el tipo de tratamiento necesario.

Si el arqueamiento de la columna es muy pronunciado (75 grados o más) o si provoca mucho dolor o dificultad para respirar, es posible que el ortopedista recomiende una cirugía. La cirugía también puede ser el último recurso en caso de que la espalda no responda a otros tratamientos. La mayor parte de la curvatura producto de la enfermedad de Scheuermann puede corregirse luego de la cirugía.

Corsé ortopédico

Algunos corsés están diseñados para corregir la postura. Otros son fajas lumbares más rígidas, diseñadas para fortalecer la columna mientras la persona crece. Otro corsé común que se utiliza para el tratamiento de la enfermedad de Scheuermann es el corsé toracolumbosacro (se pronuncia: cor- to-ra-co-lum-bo-sa-cro), o TSLO por sus siglas en inglés. Puede usarse debajo de la ropa.

Algunas personas con cifosis utilizan el corsé solo de noche; otras deberán usarlo durante 18 a 20 horas por día. Todo depende del tipo de cifosis y de la función del corsé. La mayoría de los adolescentes usan un corsé hasta que finalizan la etapa de crecimiento; luego, es poco común que la cifosis avance.

Al igual que con los aparatos de ortodoncia, el corsé para la espalda puede resultar un poco incómodo al principio. Pero con el tiempo te acostumbras a usarlo y, al igual que con los aparatos en los dientes, debe usarse según la prescripción médica ya que, de lo contrario, no cumplirá su función. Generalmente, el corsé para la espalda no limita las actividades de una persona, y los investigadores buscan constantemente mejorarlo y hacerlo más liviano.

Cirugía

Muy pocas veces la cifosis requiere de cirugía. En caso de que se indique, el cirujano probablemente realizará una fusión vertebral. En este procedimiento se unen dos o más de las vértebras afectadas para reducir el grado de curvatura de la columna.

La fusión vertebral involucra el agregado de nuevas partes de hueso a las vértebras mediante el uso de varillas de metal, tornillos y alambres que se colocan muy por debajo de los músculos de la columna. Unos meses después, a más tardar un año, los huesos crecen juntos o se "fusionan". Las piezas de metal generalmente se dejan donde están, pues no se notan y no causan incomodidad. Generalmente, luego de la cirugía, el médico receta sesiones de fisioterapia para promover la rápida recuperación de la espalda.

Si bien cada situación es distinta, la mayoría de los adolescentes que se someten a cirugía para corregir la cifosis vuelven a caminar dentro de los dos días. Luego de una cirugía para corregir la cifosis, la persona puede regresar a su casa en el transcurso de una semana. La mayoría de los adolescentes vuelve a la escuela dentro del mes posterior a la cirugía y pueden retomar algunas de sus actividades entre los 3 y 4 meses.

La mayoría podrá retomar sus actividades de rutina entre 6 y 12 meses posteriores a la cirugía, y los huesos deberían fusionarse por completo al cabo de un año. Es muy importante que los adolescentes que han sido operados hablen con su médico y sus padres sobre las actividades que pueden realizar mientras la espalda se cura.

La cifosis no tiene por qué retrasarte. Las personas con cifosis pueden llevar vidas normales y activas y, por lo general, sus actividades no se ven limitadas. Entonces, si sufres de cifosis, haz todas las cosas que disfrutas y juega tus juegos favoritos y deportes (¡siempre y cuando no te estés recuperando de una cirugía!).

Revisado por: Suken Shah, MD
Fecha de la revisión: marzo de 2011

Related Articles
T    Escoliosis
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com

Additional Info

Pocket Doc Mobile App
Maps and Locations (Mobile)
Programs & Services
Employment
For Health Professionals
For Patients & Families
Contact Us
Find a Doctor
News
CME

All Children's Hospital
501 6th Ave South
St. Petersburg, FL 33701
(727) 898-7451
(800) 456-4543

Use Normal Template
© 2014 All Children's Hospital - All Rights Reserved