All Children's Hospital Logo

Health Information Library

Parents > Para padres > La salud general > ¿Qué son los gérmenes?
¿Qué son los gérmenes?

(What Are Germs?)

El término "germen" se utiliza para referirse a bacterias, virus, hongos y protozoos microscópicos que pueden provocar enfermedades.

Lavarse bien las manos es la medida más importante que puede adoptar su familia para impedir que los gérmenes les provoquen infecciones y enfermedades.

Tipos de gérmenes

Las bacterias son organismos unicelulares diminutos que obtienen los nutrientes del entorno que los rodea. En algunos casos, ese ambiente será el organismo de su hijo o de otro ser vivo.

Algunas bacterias son buenas para el organismo: contribuyen a que el sistema digestivo funcione correctamente, al impedir que las bacterias nocivas proliferen en su interior. Algunas bacterias se utilizan para fabricar medicamentos y vacunas.

Pero las bacterias también pueden ocasionar problemas, como las caries, las infecciones urinarias o la faringitis estreptocócica. Los antibióticos se utilizan para tratar las infecciones bacterianas.

Los virus no pueden sobrevivir, crecer ni reproducirse a menos que vivan en el organismo de una persona o animal. Los virus pueden vivir durante una cantidad muy reducida de tiempo fuera de células vivas. Por ejemplo, los virus contenidos en fluidos corporales infectados pueden vivir sobre superficies, como una mesada o el asiento de un inodoro, durante muy poco tiempo, pero mueren enseguida a menos que infecten a otro huésped.

No obstante, una vez se introducen en el cuerpo de una persona, los virus proliferan rápidamente y pueden hacerla enfermar. Los virus son los causantes de algunas enfermedades de poca importancia, como los resfriados, de enfermedades habituales, como la gripe, y de enfermedades graves, como la viruela o el SIDA (provocado por el virus de la inmunodeficiencia humana).

Los antibióticos no son eficaces contra los virus. Se han desarrollado agentes antivirales contra un grupo reducido y específico de virus.

Los hongos son organismos multicelulares parecidos a las plantas. Obtienen los nutrientes de las plantas, los alimentos y los animales en ambientes húmedos y cálidos.

Muchas infecciones por hongos, como el pie de atleta y la infección por candida, no representan ningún peligro para una persona sana. No obstante, las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado (a consecuencia de enfermedades como el SIDA o el cáncer), pueden desarrollar infecciones por hongos más graves.

Los protozoos son organismos unicelulares, como las bacterias, y muchos de ellos son capaces de moverse por sí solos. Los protozoos proliferan en ambientes húmedos, de modo que las infecciones intestinales y otras enfermedades que pueden provocar se suelen contagiar a través del agua contaminada. Algunos de ellos se encapsulan en forma de quistes, lo que les permite vivir fuera del cuerpo humano y en ambientes difíciles durante largos períodos de tiempo.

¿Qué hacen los gérmenes?

En cuanto organismos como bacterias, virus, hongos o protozoos invaden el organismo, se preparan para quedarse allí durante un tiempo. Estos gérmenes extraen toda su energía de sus huéspedes, pudiendo lesionar o destruir sus células sanas. Y, conforme van utilizando los nutrientes y la energía de sus huéspedes, van fabricando unas proteínas conocidas como toxinas.

Algunas toxinas producen los molestos síntomas del resfriado común o de las infecciones gripales, como estornudos, secreción nasal, tos y diarrea.

Pero otras toxinas pueden provocar fiebre alta, aumento de la frecuencia cardiaca, hipotensión, una respuesta inflamatoria generalizada de todo el cuerpo e, incluso, enfermedades que pueden poner en peligro la vida.

Si su hijo no se encuentra bien, el pediatra solicitará que le hagan análisis de sangre, cultivos de secreciones faríngeas o análisis de orina para determinar qué gérmenes (en caso de que los haya) le han enfermado.

Protección contra los gérmenes

Puesto que la mayoría de los gérmenes se propagan a través del aire mediante toses o estornudos o bien a través de fluidos corporales, como el sudor, la saliva, el semen, el flujo vaginal o la sangre, la mejor forma de actuar consiste en limitar el contacto con estas sustancias en la medida de lo posible.

Lavarse las manos. El hecho de que usted se lave las manos y de que enseñe a su hijo la importancia de esta conducta son, sin lugar a dudas, las mejores formas de impedir que los gérmenes les provoquen enfermedades. Es especialmente importante lavarse las manos después de toser, sonarse la nariz, usar el inodoro, tocar alguna mascota u otro animal o dedicarse a la jardinería y antes y después de visitar a un enfermo.

Hay una forma adecuada de lavarse las manos. Se debe utilizar agua tibia / caliente y abundante jabón, luego se deben frotar las manos enérgicamente por los menos durante 15 segundos (fuera del chorro de agua). Puede probar a cantar una canción corta, por ejemplo, "Cumpleaños feliz", durante el proceso para asegurarse de que dedica suficiente tiempo a la fase de enjabonado y frotado. Luego se deben enjuagar bien las manos con agua y acabar secándoselas a conciencia con una toalla limpia.

En la cocina, lávese las manos antes de comer o de preparar algún alimento y asegúrese de que su hijo hace lo mismo. Utilice técnicas adecuadas para manipular los alimentos, tales como usar tablas, cubiertos y paños de cocina independientes para cortar y preparar carne o aves crudas, y utilice agua tibia/ caliente y jabón para limpiar los utensilios y la mesada de la cocina.

Limpieza. Limpie periódicamente los objetos de uso habitual del entorno doméstico donde pueden acumularse gérmenes, como juguetes, manijas de puertas, interruptores de luz, juntas de los fregaderos y cadenas de los inodoros.

La combinación de agua y jabón es perfectamente adecuada para limpiar. Si prefiere utilizar algo más fuerte, tal vez quiera probar un jabón bactericida. Tal vez no mate todos los gérmenes que pueden provocar enfermedades, pero podrá reducir de forma considerable la cantidad de bacterias que contienen los objetos.

También puede utilizar lavadina o una solución diluida que contenga lavadina, aunque tal vez prefiera utilizar agua y jabón a continuación para que el fuerte olor a lavadina no irrite las narices de nadie.

Por lo general, es seguro utilizar cualquier producto de limpieza comercializado, pero evite utilizar varios productos de limpieza o aerosoles químicos sobre el mismo objeto porque la mezcla de sustancias químicas podría irritarle la piel y/o los ojos.

Vacunas

Otra forma de combatir las infecciones provocadas por gérmenes es asegurarse de que su familia lleva al día el calendario de vacunaciones sistemáticas, sobre todo si van a viajar al extranjero. Asegúrese de hablar con su médico antes de iniciar un viaje y compruebe que ha tomado todas las precauciones necesarias, ya que en distintos países predominan distintas infecciones y a menudo existen variaciones estacionales.

Las vacunas de administración anual, como la vacuna antigripal, también son recomendables, sobre todo para aquellos miembros de la familia que tengan un sistema inmunitario debilitado o que presenten otros problemas médicos crónicos.

Los adolescentes que mantienen relaciones sexuales es importante que sepan que el uso de preservativos puede prevenir las infecciones, ya que los virus, bacterias, hongos y protozoos también se pueden contagiar por vía oral, anal o vaginal.

Asimismo, todos los adolescentes deberían vacunarse contra la hepatitis B. Esta enfermedad se suele transmitir a través de las relaciones sexuales, aunque también mediante agujas contaminadas, como las que se utilizan para hacer tatuajes o para administrar determinadas drogas.

El virus del papiloma humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes y cursa con verrugas genitales. La vacuna contra este virus está aprobada para uso en ambos géneros.

Si tiene alguna pregunta sobre los gérmenes, no dude de hablar con su médico o con el pediatra de su hijo. Con un poco de prevención, ¡podrá mantener apartados de su familia a los gérmenes nocivos!

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de la revisión: abril de 2011

Related Articles
P    ¿Por qué es tan importante lavarse las manos?
P    Infecciones por campylobacter
P    Infecciones por Shigella
P    La diarrea infecciosa
P    Virus Coxsackie
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.

Additional Info

Pocket Doc Mobile App
Maps and Locations (Mobile)
Programs & Services
Employment
For Health Professionals
For Patients & Families
Contact Us
Find a Doctor
News
CME

All Children's Hospital
501 6th Ave South
St. Petersburg, FL 33701
(727) 898-7451
(800) 456-4543

Use Normal Template
© 2014 All Children's Hospital - All Rights Reserved