Evalúe el riesgo de que su hijo contraiga la enfermedad de Lyme

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Evalúe el riesgo de que su hijo contraiga la enfermedad de Lyme
Evalúe el riesgo de que su hijo contraiga la enfermedad de Lyme

Read this in English(Evaluate Your Child's Lyme Disease Risk)

En los climas cálidos, es posible que la amenaza de enfermedad de Lyme le haga pensar en que su hijo estaría más seguro dentro de casa o que en plena naturaleza.

A pesar de que el riesgo de que un niño contraiga la enfermedad de Lyme tras sufrir una picadura de garrapata solo oscila entre el 1 y el 3%, es importante tener presentes los factores que influyen sobre este riesgo.

Ubicación

Es verdad que la enfermedad de Lyme es la principal enfermedad trasmitida por garrapatas en EE.UU., con entre 20.000 y 30.000 casos registrados anualmente por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). En EE.UU, la mayoría de los casos de la enfermedad de Lyme ocurren en el noreste, la zona septentrional de la región central superior y las costas bañadas por el Pacífico.

La enfermedad de Lyme también se ha detectado en otros estados (e incluso en Asia, Europa y Canadá), pero los estados donde se da con mayor frecuencia son los siguientes:

  • Connecticut
  • Delaware
  • Maine
  • Massachusetts
  • Maryland
  • Minnesota
  • Nuevo Hampshire
  • Nueva Jersey
  • Nueva York
  • Pensilvania
  • Wisconsin
  • Vermont
  • Virginia

La mayoría de los casos de esta enfermedad ocurren entre los meses de abril y octubre, sobre todo en junio y julio.

Actividades al aire libre y mascotas

Aparte de vivir en alguna de estas áreas, hay otros factores que también pueden incrementar el riesgo de que un niño reciba la picadura de una garrapata. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • pasar mucho tiempo al aire libre en zonas cubiertas de hierba, arbustos, matorrales o bosques
  • tener una mascota que puede trasportar garrapatas al interior
  • participar en actividades como el montañismo, la jardinería, la acampada, la pesca o la caza en áreas infestadas de garrapatas

Consejos de seguridad

Imagínese que su hijo en edad adolescente va a trabajar como jardinero el próximo verano y que su familia está organizando un campamento en la montaña. ¿Significaría eso que la enfermedad de Lyme debería formar parte del futuro de su familia? No, pero significaría que usted debería tomar algunas precauciones para proteger a su familia, como utilizar repelente de insectos, llevar ropa de color claro cuando estén al aire libre para facilitar la detección de garrapatas y saber arrancar garrapatas por si acaso.

Si encuentra una garrapata adherida a la piel de algún miembro de su familia, haga lo siguiente:

  • Llame al médico, quien es posible que le indique que conserve la garrapata después de extraerlas para que él la pueda identificar como el tipo de garrapata que puede trasmitir la enfermedad de Lyme u otros tipos de enfermedades. Puede introducir la garrapata en un frasco que se puede sellar para conservarla.
  • Utilice pinzas de depilar para agarrar la garrapata firmemente por la cabeza o la boca, junto a la piel.
  • Tire con fuerza y firmeza de la garrapata hasta que se separe de la piel. Si una parte de la garrapata permanece unida a la piel, no se preocupe, se acabará desprendiendo por sí sola. De todos modos, debería llamar al médico si detectara cualquier irritación en el área de la picadura o síntomas de la enfermedad de Lyme.
  • Limpie con alcohol el área de la picadura.

Un aviso importante: no utilice vaselina ni una cerilla encendida para matar una garrapata: no son métodos eficaces. Estos métodos no sólo no permiten extraer la garrapata sino que pueden hacer que el insecto se hunda todavía más en la piel y que segregue una mayor cantidad de saliva (lo que incrementaría las probabilidades de trasmisión de la enfermedad).

Es fundamental extraer la garrapata lo antes posible. Cuando más tiempo lleve la garrapata adherida a la piel, más probabilidades habrá de que trasmita la enfermedad de Lyme. Generalmente las bacterias procedentes de la garrapata no se introducen en el torrente sanguíneo de la persona que ha recibido la picadura hasta que el insecto lleva enganchado a la piel de 24 a 48 horas o incluso más. Si se arranca la garrapata durante el primer o el segundo día, es menos probable que haya podido trasmitir la enfermedad de Lyme a la persona que ha recibido la picadura.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: julio de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com