¿Qué es un plan de acción contra el asma?

Parents > Para padres > Los problemas médicos > ¿Qué es un plan de acción contra el asma?
¿Qué es un plan de acción contra el asma?

(What's an Asthma Action Plan?)

Un plan de acción contra el asma (denominado también plan de manejo) es un plan escrito que usted desarrolla con el pediatra para ayudar a controlar el asma de su niño.

La meta de un plan de acción contra el asma es reducir o prevenir crisis asmáticas y visitas a salas de urgencias, con el manejo de la enfermedad día a día. Tener un plan escrito de paso-a-paso proporciona instrucciones claras para que usted y su hijo puedan:

  • evitar los desencadenantes
  • identificar síntomas tempranos de una crisis asmática y tratarlos
  • saber cómo manejar una crisis asmática
  • saber cuándo buscar cuidado de urgencia

Los expertos recomiendan usar un plan escrito como parte del tratamiento del asma. Siguiendo un plan escrito de acción contra el asma puede ayudar a su niño a realizar actividades diarias (tales como dormir, jugar, o hacer ejercicios) sin tener ningún síntoma del asma.

Los planes de acción contra el asma son únicos

La experiencia de cada persona con el asma es diferente, así que cada plan de acción lo debe serlo también. Una parte clave de cualquier plan de acción detallará qué se debe hacer durante una crisis asmática. Si su hijo va a la escuela, esto puede incluir autorizar que él o ella tome medicación de rescate en la escuela. El plan de acción también debe expresar claramente cuándo buscar cuidado de urgencia.

Aunque pueden ser organizados de varias maneras, muchos planes de acción usan el "sistema de zona", que se basa en los colores rojo, amarillo y verde de un semáforo de tráfico. Este es el mismo sistema que se usa en un medidor de flujo espiratorio. Los planes de acción usan síntomas, resultados del medidor de flujo, o ambos para ayudar a determinar en qué zona se encuentra su hijo:

  • Zona verde, o zona de seguridad, explica cómo manejar diariamente el asma de su hijo, cuando él o ella se siente bien.
  • Zona amarilla, o zona de cuidado, explica cómo buscar las primeras señales de que el asma de su hijo está empeorando. También instruye sobre qué medicación debe agregar para retomar el control del asma de su hijo.
  • Zona roja, o zona de peligro, explica qué debe hacer cuando una crisis asmática es severa.

El sistema de colores hace más fácil para niños y padres resolver rápidamente qué instrucciones aplicar ante los resultados dados por el medidor de flujo espiratorio. Los resultados óptimos del medidor de flujo de su hijo son una medida importante que se debe incluir en el plan, para tener con qué comparar las cifras nuevas.

El plan de acción contra el asma puede incluir también:

  • números de teléfono de urgencia y direcciones de centros de emergencia.
  • lista de desencadenantes y cómo evitarlos
  • pasos que su niño debe tomar antes de hacer ejercicios
  • lista de síntomas tempranos de una crisis asmática y qué hacer cuando ocurren
  • nombres y dosis de todas las medicaciones de su hijo, y cuándo y cómo deben ser usadas

Es valioso tener toda esta información en un lugar para que usted -así como también los maestros de su hijo, los parientes, y quienes le cuidan- puedan responder apropiadamente, aún en situaciones estresantes.

Poner el plan a un buen uso

El plan de acción será muy efectivo si usted se familiariza con él antes de que su hijo tenga una crisis asmática. Siga el consejo que el plan ofrece para evitar las crisis asmáticas. Familiarice a su hijo con el plan y ofrézcale respuestas a cualquiera pregunta que tenga. Los niños mayores deben saber qué pasos pueden tomar ellos mismos y cuándo deben buscar ayuda.

El plan de acción debe estar a mano en todos lugares donde vaya su hijo. Mantenga una copia en casa en un lugar muy conocido y dé copias a la enfermera de la escuela, a los maestros, y a cualquiera otra persona que cuida a su hijo. Ofrézcase hablar sobre el plan para que las personas que cuidan a su hijo no tengan dudas en hacer lo que el plan dice que se debe hacer.

Además, el plan de su hijo necesitará cambios ocasionales a medida de que la dosis de su medicación vaya cambiando. Usted debe revisar el plan con el pediatra por lo menos cada 6 meses, o con más frecuencia si los síntomas parecen ocurrir más a menudo de lo usual. El plan quizás necesite también ser actualizado si su hijo no parece requerir tan a menudo sus medicaciones de rescate. Toda vez que cambie el plan de acción de su hijo, debe proporcionar copias nuevas a quienes lo tengan.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.