Oportunidades diarias de lectura

Parents > Helping With Homework > Articulos en Español > Oportunidades diarias de lectura
Oportunidades diarias de lectura

Read this in English(Everyday Reading Opportunities)

Encontrar un momento para leer es una parte importante del desarrollo de aptitudes de lectura y escritura de todos los niños. Y existen muchas maneras fáciles y convenientes de hacer que la lectura sea parte de la rutina diaria; aun cuando sea difícil encontrar un momento para sentarse y leer un libro.

Cómo encontrar momentos para leer

Los viajes en automóvil, las esperas en una cola o en el consultorio del médico son buenas oportunidades para leer. Mantenga libros y revistas en el automóvil, en la bolsa de pañales de su hijo o en su mochila, de manera que los tenga al alcance de la mano cuando se encuentre sin nada que hacer en algún lugar por largo tiempo. Aun cuando no pueda terminar un libro, lea unas pocas páginas o hable sobre alguno de los dibujos.

Aliente a los niños mayores a llevar consigo libros o revistas favoritos a todo lugar que vayan. Si bien es muy tentador proporcionarles juegos electrónicos, asegúrese de alternar los dispositivos electrónicos con oportunidades para leer libros tradicionales en papel.

Ejemplos de otros momentos que puede aprovechar para leer:

  • por la mañana, antes del desayuno o mientras se viste
  • después de la cena, cuando los niños están tranquilos
  • a la hora del baño (con libros de plástico o impermeables)
  • a la hora de ir a dormir

Hay oportunidades para leer en todo momento, en cualquier lugar. Mientras conduce el automóvil, por ejemplo, aliente a los niños a buscar palabras o letras (en carteles, anuncios, etc.) y convertir esta búsqueda en un juego (¿Quién será el primero que encuentre una letra "B"?). Mientras hace las compras, pídale al niño en edad preescolar que "lea" los dibujos de las cajas y que le cuente de qué se tratan. Muéstrele cuáles son las diferencias entre las palabras y los dibujos en las cajas. Aliente a los niños mayores a que le lean la lista de compras.

Aún las tareas de todos los días, como cocinar, pueden proporcionar un momento adecuado para leer. Léales en voz alta recetas de cocina a los niños más pequeños, y permita que los niños mayores lo asistan en la cocción, indicándole cuánta harina debe colocar. Déle a su hijo un catálogo para que lea mientras usted organiza el correo. Pídales a sus familiares que le envíen cartas, e-mails o mensajes de texto a su hijo, y léalos juntos. Ayude a su hijo a escribir cartas o mensajes para enviarles a sus familiares. Este tipo de actividades ayuda a los niños a encontrarle el sentido a la lectura y la escritura.

Aun cuando está muy ocupado, puede alentar a sus hijos a leer. Mientras limpia, por ejemplo, pídale a su hijo que le lea su libro favorito mientras usted trabaja. Los niños más pequeños pueden hacer comentarios sobre los dibujos de sus libros favoritos.

Asegúrese de que los niños tengan tiempo para leer solos, aunque esto signifique disminuir el tiempo que pasan en otras actividades, como mirar TV o entretenerse con videojuegos.

Una de las cosas más importantes es dar el ejemplo leyendo. Los niños que ven leer a los padres, tenderán a imitarlos y se convertirán en lectores ávidos.

Revisado por: Carol A. Quick, EdD
Fecha de revisión: mayo de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com