Cómo encontrar un trabajo de verano o una práctica

Teens > Para adolescentes > La escuela y los trabajos > Cómo encontrar un trabajo de verano o una práctica
Cómo encontrar un trabajo de verano o una práctica

Read this in English

(Finding a Summer Job or Internship)

¿Estás pensando en buscar un trabajo para el verano? Este año, como habrá más gente compitiendo por menos ofertas de trabajo, tendrás que empezar a buscar antes, investigar más y hacer más solicitudes de trabajo. Así que ahora es especialmente importante que planifiques tu búsqueda de empleo.

¿Qué trabajo me vendría bien?

Cómo encontrar un trabajo de verano o una prácticaPara encontrar un trabajo que sea bueno para ti, haz una lista de tus intereses y de tus cualidades o puntos fuertes, y también de lo que no te gusta y de lo que necesitas mejorar. Por ejemplo, si te encanta leer o escribir, un trabajo en una librería o en una biblioteca sería perfecto para ti. Pero si los niños pequeños te ponen nervioso, trabajar de canguro no sería lo ideal en tu caso.

Un trabajo de verano o de prácticas te ofrece la posibilidad de aprender, además de permitirte ganar algún dinero. Intenta encontrar algo que pueda ayudarte para que te orientes a tus objetivos más a largo plazo. Por ejemplo, si quieres estudiar Veterinaria en la universidad, un trabajo en un consultorio veterinario o en algún albergue de animales, o incluso en una tienda de animales, pueden ser mejor para ti que trabajar en un restaurante.

Si las cosas se ponen más difíciles para encontrar trabajo, tal vez tengas que aceptar lo que encuentres, y eso también estará bien. Aprender a reajustar tus objetivos y prioridades es otra habilidad importante para la vida. Trata de buscar algún aspecto de ese trabajo que te guste y de lo que puedas aprender.

¿Por dónde debería empezar?

Prepara un currículum vítae

Un buen currículum es tu mejor herramienta para buscar trabajo. A diferencia de un formulario de solicitud de trabajo, que solamente lo presentas para una oferta concreta, el currículum lo puedes entregar a parientes, amigos de la familia, profesores y gente que conozcas. Habla con tu tutor de la escuela para que te aconseje sobre cómo preparar un currículum.

Busca ofertas de empleo

Para encontrar ofertas de empleo, consulta las páginas web de empleo para jóvenes o la sección de anuncios clasificados de un periódico local. Muchas páginas webs te permiten buscar ofertas de trabajo en tu zona utilizando el código postal.

Desde luego, verás que hay ofertas de trabajo -como esas que prometen ganar un montón de dinero a la semana trabajando desde casa- que suenan demasiado buenas para ser ciertas. Asegúrate de que el anuncio describe en qué consiste el trabajo (p. ej., "camarero, tardes y fines de semana" o "monitor de colonias").

Algunas personas encuentran ofertas de trabajo gracias a los consejeros escolares. Otras presentan solicitudes de trabajo o dejan su currículum en lugares donde podría haber algún trabajo para ellos o en agencias de trabajo temporal. Si estás interesado en trabajar en un restaurante, librería, centro de jardinería o alguna empresa de servicios de tu zona, la mejor estrategia a seguir es que te acerques allí y completes un formulario de solicitud de empleo.

Tus padres, parientes y otros adultos que conozcas pueden ayudarte a contactar con personas que podrían contratarte. No te sientas mal por pedirles ayuda. En cuanto consigas la entrevista, tendrás que arreglártelas tú solo.

Sé tu propio jefe

Los trabajos de verano tradicionales en centros comerciales, tiendas o restaurantes no abundan tanto cuando la economía está en crisis. Si en tu búsqueda de trabajo llegas a un punto muerto, no te rindas: sé creativo y emprendedor. Crea tu propio negocio para cuidar mascotas, pasear perros, hacer de canguro, ofrecer ayuda informática, hacer trabajos de jardinería o limpieza, cualquier cosa que pueda ser necesaria en la zona donde tú vives.

Imprime folletos anunciando los servicios que ofrece tu negocio, tus tarifas y tu número de teléfono o dirección de correo electrónico; luego deja uno en cada casa de tu vecindario o pide en los supermercados y otros establecimientos si puedes colgar uno en su tablero de anuncios.

Voluntariado

Si puedes permitirte trabajar sin cobrar, ofrecerte como voluntario es una forma genial de adquirir experiencia que mejora tu currículum. Además, si tu escuela solicita créditos por actividades de voluntariado, el verano es un momento estupendo para conseguirlos.

Al igual que con los trabajos remunerados, en Internet puedes encontrar ofertas de trabajo voluntario. Aquí tienes algunos otros lugares donde podrías buscar:

  • En la Asociación Cristiana de de Jóvenes (YMCA, Young Men's Christian Association) o en un centro social de tu zona. Puedes ofrecerte como monitor o ayudante para campamentos de verano.
  • Hospitales. ¿Te gustaría ser médico o enfermero(a)? Apúntate a las asociaciones de voluntarios de un hospital de tu zona. Tampoco es necesario que te interese la medicina. Algunos hospitales tienen programas de voluntariado donde puedes desempañar diversas actividades, desde ayudar a los pacientes hasta trabajar en la oficina de relaciones públicas.
  • La escuela. Habla con tu profesor favorito y ofrécete para ayudar a dar clases particulares en verano. Algunas escuelas organizan también campamentos de verano para niños; quizá puedas trabajar de forma voluntaria como monitor.
  • Organizaciones ecologistas. Podrías participar en los trabajos de limpieza de un río o ayudar en un Parque Nacional en el mantenimiento de los senderos.

Trabajos de prácticas

Algunas empresas ofrecen a los estudiantes brillantes la posibilidad de realizar un entrenamiento práctico durante un breve período a cambio de una buena disposición para aprender y trabajar. En algunos casos, los trabajos de prácticas son también remunerados, aunque el principal objetivo de este tipo de trabajos es ganar experiencia y no tanto ganar dinero.

Si haces bien un trabajo de prácticas, podrían ofrecerte un trabajo de jornada completa para el siguiente verano o incluso un trabajo a tiempo parcial durante el curso. Los trabajos de prácticas pueden también proporcionarte valiosas referencias que podrán servirte para conseguir futuros trabajos.

Empieza preguntando a los adultos que conoces —tus padres, sus amigos, el cura de tu parroquia, el consejero de tu escuela— si conocen algún sitio donde podrías trabajar haciendo prácticas. Si estás dispuesto a trabajar gratis, podrías crear un puesto de trabajo especial para ti en la empresa de algún pariente o de un amigo. También puedes buscar en empresas de tu localidad para ver si ofrecen trabajos de prácticas.

Trabajar sin riesgos

Buscar trabajo en Internet

Cuando busques trabajo a través de Internet, cuéntale a alguno de tus padres o a otro adulto lo que estás haciendo. Si decides aplicar un puesto de trabajo que has encontrado en Internet, consúltalo antes con alguno de tus padres o con el consejero de la escuela; y definitivamente, no vayas a la entrevista sin que algún adulto esté al tanto del tema. Por desgracia, la recesión económica puede significar también más estafas a través de Internet.

Trabajos que debes evitar

Ciertos trabajos no son adecuados para los adolescentes. Los trabajos que implican trabajar solo hasta altas horas de la noche pueden conllevar el riesgo de ser víctima de atracos o agresiones, especialmente para los jóvenes con poca experiencia. En Estados Unidos, la Liga Nacional de Consumidores aconseja a los adolescentes que no trabajen en agricultura ni con maquinaria de procesado agrícola, en arquitectura paisajística o en el mantenimiento de jardines, en la construcción, conduciendo o manejando maquinaria pesada y en ventas puerta a puerta.

Conocer las leyes

En Estados Unidos, la ley federal y estatal regula la cantidad de horas que puede trabajar un adolescente. Para los trabajos de verano (cuando hay vacaciones en la escuela), el gobierno federal no permite a los adolescentes de 14 y 15 años trabajar antes de las 7 de la mañana o después de las 9 de la noche, y tampoco pueden trabajar más de 8 horas al día o 40 a la semana. Puedes averiguar las leyes y los límites de horarios que se aplican en tu estado o país para el trabajo de los adolescentes telefoneando a la delegación correspondiente del Ministerio de Trabajo. Si conoces los límites de horarios y los mencionas cuando realices una entrevista para un trabajo, tu jefe lo tendrá en cuenta para establecer el horario en que debes empezar y terminar de trabajar.

Desplazarse al lugar de trabajo

Si no tienes permiso de conducir o no puedes disponer de un coche, intenta buscar un trabajo al que puedas llegar andado o con algún transporte público. Si vas en coche, sal con algunos minutos de antelación —sobre todo los dos primeros días— para estar seguro de que vas a llegar a tiempo sin necesidad de sentirte estresado.

La entrevista

¿Que es lo que buscan las personas que realizan entrevistas de trabajo? Al entrevistador no le interesa únicamente tu historia laboral o tus talentos especiales. Los entrevistadores quieren encontrar candidatos que sean inteligentes, que piensen con rapidez y con claridad, que puedan expresarse y comunicarse bien, independientemente de su experiencia laboral. Tanto la actitud como la apariencia afectarán a las posibilidades de que consigas el trabajo que deseas, especialmente en estos momentos en los que el mercado de trabajo es tan competitivo.

Hay dos cosas que es importante que recuerdes:

  1. Vístete de forma adecuada para la entrevista. Cuando acudas a una entrevista, evita vestirte de manera demasiado informal. Esto significa que no vayas vestido con chándal, con tejanos o con unos pantalones cortados. Aunque tu trabajo vaya a consistir en servir helados detrás de un mostrador, conviene dar una imagen profesional en la entrevista. Si no estás seguro de cómo ir vestido, pídele consejo a uno de tus padres o a un adulto.
  2. Investiga. Tú tienes claro lo que quieres, un trabajo. ¿Pero sabes lo que la empresa que podría contratarte quiere de ti? Es posible que puedas no saber muchos detalles de tu puesto hasta que realices la entrevista, pero puedes prepararte buscando información sobre la empresa. Averigua en Internet todo lo que puedas sobre la organización, desde su misión corporativa (el propósito de la compañía y lo que pretende lograr) hasta lo que dicen los clientes sobre sus productos y servicios. Luego utiliza lo que hayas aprendido cuando respondas a las preguntas del entrevistador.

¿Por qué buscar un trabajo de verano o de prácticas?

Los trabajos de verano y de prácticas (tanto si son remunerados como si no) son una forma estupenda de prepararte para la vida cuando acabes tus estudios en la escuela o en la universidad. Las habilidades que aprendas en esta etapa te ayudarán a desarrollar los talentos profesionales que necesitarás toda tu vida. Estas incluyen habilidades básicas pero importantes, como trabajar con personas o atender a clientes que pueden ser distintos de los amigos con los que sueles salir.

La experiencia de trabajar puede también ayudarte a que te sientas bien contigo mismo. La autoestima y la confianza en ti mismo que desarrollas en un trabajo o haciendo prácticas te serán de gran ayuda cuando tengas que realizar una entrevista para entrar en la universidad o para conseguir un trabajo después de acabar tus estudios.

Revisado por: Neil Izenberg, MD
Fecha de renovación: abril de 2009

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com