En mi centro de enseñanza hay alguien que lleva un arma. ¿Cómo debo actuar?

Teens > Para adolescentes > Seguridad y primeros auxilios > En mi centro de enseñanza hay alguien que lleva un arma. ¿Cómo debo actuar?
En mi centro de enseñanza hay alguien que lleva un arma. ¿Cómo debo actuar?

Read this article in English(Someone at School Has a Weapon. What Should I Do?)

¿Por qué hay alumnos que llevan armas de fuego, navajas u otro tipo de armas a su centro de estudios? Algunos lo hacen solo para "fardar", otros tienen la sensación de que necesitan llevar un arma para protegerse y algunos intentan activamente amenazar o hacer daño a otras personas. De todos modos, sea cual sea el motivo, nadie debería llevar armas a un centro de enseñanza.

Si sospechas que algún alumno tiene un arma o está poniendo en peligro la vida de otra persona, lo mejor que puedes hacer es contárselo a un adulto responsable. Pero, ¿cómo puedes hacerlo? Si constatas que alguien lleva un arma en tu centro de estudios, he aquí algunos consejos para abordar la situación.

Protégete y garantiza tu seguridad. Si ves a alguien que lleva un arma, aléjate de él. Aléjate de la situación lo más deprisa y discretamente que puedas.

Informa sobre la situación. Informa a un adulto de confianza de forma inmediata. Busca a alguien a quien contárselo, como el orientador escolar, el director del centro, un profesor, un entrenador o un padre. Estas personas deberían saber cómo abordar la situación de una forma adecuada y podrán mantener tu nombre en secreto. Explícales exactamente lo que has visto, de qué tipo de arma se trata (una navaja, un arma de fuego, etc.), dónde ha ocurrido el incidente y quién estaba implicado. Háblales sobre la situación, explicándoles aspectos como si el arma se enseñó solo para alardear o se utilizó para amenazar a otro alumno.

Si no confías en ningún adulto o no encuentras a nadie que vaya a mantener tu anonimato y proteger tu intimidad, haz una llamada anónima al despacho de tu centro de estudios e informa sobre el incidente. También puedes llamar al 911 y pedir que mantengan tu identidad en secreto.

Escribe sobre el incidente. Pon por escrito todo cuanto recuerdes del incidente, como quién estaba implicado, el tipo de arma, la fecha y hora en que ocurrió y dónde ocurrió. También deberías anotar si alguien informó sobre el incidente y, en tal caso, a quién informó. El hecho de poner por escrito esta información cuando todavía esté fresca en tu memoria te ayudará a recordar detalles por si te los preguntaran más adelante.

Las señales de alarma de la violencia

La violencia puede ocurrir incluso en ausencia de armas. Es importante recordar que la violencia se puede presentar de muchas formas diferentes. Puede tratarse de violencia física, como los empujones, los puñetazos o las peleas. La violencia también puede ser psicológica, incluyendo los insultos, las burlas y otros tipos de acoso escolar. Los alumnos que tienen más probabilidades de ser violentos pueden presentar algunas de las siguientes señales de alarma:

  • crueldad hacia las mascotas y otros animales
  • hablar sobre armas y violencia
  • fascinación por juegos de vídeo, programas de televisión y las películas de carácter violento
  • tendencia a amenazar o acosar a los demás
  • aislamiento con respecto a la familia y amigos

Por descontado, estas señales de alarma no implican necesariamente que una persona se vuelva violenta o lleve un arma a su centro de enseñanza. De todos modos, deberías tomarte todas esas señales y amenazas en serio y compartirlas con un adulto responsable lo antes posible. Si hablas con un adulto sobre la violencia y las armas en tu centro de estudios, no solo te protegerás a ti, sino que también protegerás a tus amigos y compañeros de clase.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2013

Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.