Paroniquia

Paroniquia

Read this in English(Paronychia)

¿Qué es la paroniquia?

La paroniquia (o panadizo) es la infección de la piel alrededor de las uñas de las manos y los pies. El área afectada suele inflamarse, enrojecerse y causar dolor. A veces puede presentar una ampolla llena de pus.

Por lo general, no es nada del otro mundo y puede tratarse en casa. En casos excepcionales, la infección se extiende al resto del dedo de la mano o del pie. Cuando esto sucede, puede provocar otros problemas que necesitan la atención de un médico.

paronychia illustrationNo es común tener paroniquia en un dedo del pie (a menos que tengas una uña encarnada). Pero la paroniquia en un dedo de la mano es una de las infecciones más comunes que existen en las manos.

¿Cuáles son las causas de la paroniquia?

La paroniquia suele suceder cuando la piel alrededor de la uña de la persona afectada se irrita o se lastima. Cuando la piel alrededor de la uña se lastima, los gérmenes pueden penetrarla y causar infecciones. Estos gérmenes pueden ser bacterias (que causan paroniquia bacteriana) u hongos (que causan paroniquia micótica).

Cosas importantes que debes saber sobre la paroniquiaLas causas más comunes de la paroniquia son las siguientes:

  • Tirar o comerse el pellejo o piel alrededor le la uña
  • Cortarse las uñas muy cortas
  • Cortar o tirar de la piel alrededor de la uña o de la parte inferior de ésta (cutícula)

Algunas personas contraen infecciones de paroniquia después de hacerse la manicura o usar sustancias químicas, como el pegamento para uñas. Ciertas afecciones de la salud (como la diabetes) también pueden hacerte más propenso a contraer paroniquia. Y si tus manos pasan mucho tiempo en el agua (si por ejemplo lavas platos en un restaurante) el riesgo de contraer paroniquia es mayor.

¿Cuáles son los síntomas de la paroniquia?

Lo más probable es que, si tienes paroniquia, sea muy fácil reconocerla. Habrá un área de la piel alrededor de la uña que, al tocarla, duele. Probablemente el área afectada esté roja, hinchada y caliente. Es posible que veas una ampolla llena de pus.

Si has tenido la infección por un tiempo, es probable que la uña haya cambiado el color. También es probable que haya cambiado de forma o que se separe de la yema del dedo.

¿Qué debes hacer?

Si la paroniquia es leve y no se ha extendido, es posible tratarla en casa. Sumerge la uña infectada en agua tibia durante 20 minutos varias veces por día. La infección se curará sola en unos pocos días.

Si la paroniquia no mejora después de haber transcurrido una semana, llama al médico. Llama al médico de inmediato si tienes un absceso (un área llena de pus en la piel o debajo de la uña) o si te parece que la infección se ha extendido.

Si la paroniquia es grave y no consultas con un médico, la infección se puede extender por el dedo y pasar al resto del cuerpo. Por suerte esto es poco común.

¿Qué hacen los médicos?

Por lo general, el médico o la enfermera podrá diagnosticar la paroniquia simplemente examinando la zona afectada. En ciertos casos, el médico tomará una muestra del pus para ser analizada en un laboratorio y determinar qué tipo de germen está causando la infección.

Si notas alguno de los síntomas de paroniquia y sufres de diabetes, díselo al médico aunque te parezca que la infección es leve.

No intentes pinchar o cortar el absceso por tu cuenta. Hacer esto puede causar una infección más seria y otras complicaciones. Es posible que el médico tenga que drenar el absceso y recetarte antibióticos para tratar la infección. Una vez que el absceso se trata, el dedo se cura rápidamente.

Cuando una persona tiene paroniquia micótica, el médico suele recetar cremas, lociones u otros medicamentos antimicóticos.

¿Se puede prevenir la paroniquia?

A continuación te damos unos consejos que te ayudarán a prevenir la paroniquia:

  • No te comas las uñas o te toques las cutículas.
  • No te cortes las uñas muy cortas. Córtate las uñas de las manos y de los pies con un clíper o tijeras para manicura y alísalas con una lima. El mejor momento para hacer esto es después de tomar una ducha o un baño, ya que las uñas están más blandas.
  • No empujes o cortes las cutículas y no utilices un quitacutículas. Al lastimar la cutícula, le das a las bacterias la posibilidad de entrar en tu piel y causar una infección.
  • Si vas a estar lavando muchos platos o si tus manos estarán en contacto con productos químicos, usa guantes.
  • Si tienes diabetes, asegúrate de tenerla bajo control.
  • Mantén un buen nivel de higiene. Siempre debes tener los pies y las manos limpios y secos.
  • Si te haces la manicura o la pedicura en una peluquería, considera llevar tu propio clíper, limas y otras herramientas.

Trata lo más posible de evitar lastimarte las uñas o la piel alrededor de éstas. Las uñas crecen lentamente. Reparar el daño toma tiempo.

Revisado por: Elana Pearl Ben Joseph, MD
Fecha de revisión: marzo de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.