Alergia a los frutos secos y a los cacahuetes

Teens > Para adolescentes > Las enfermedades > Alergia a los frutos secos y a los cacahuetes
Alergia a los frutos secos y a los cacahuetes

Read this article in English(Nut and Peanut Allergy)

Los cacahuetes figuran entre los alimentos que desencadenan más reacciones alérgicas y a menudo se cuelan entre los ingredientes de muchos productos alimenticios que no parece que los contengan. Consideremos, por ejemplo, la salsa de chile: se puede espesar utilizando cacahuetes picados.

Los cacahuetes, en realidad, no son frutos secos; son legumbres (es decir, pertenecen a la familia de los guisantes y las lentejas). Pero las proteínas que contienen los cacahuetes son muy parecidas a las que contienen los frutos secos. Por este motivo, la gente que es alérgica al cacahuete también lo puede ser a algún fruto seco, como las almendras, las nueces de Brasil, la avellanas, las nueces, las nueces de macadamia, los pistachos, las pacanas y los anacardos.

¿Qué ocurre en la alergia a los frutos secos o a los cacahuetes?

El sistema inmunitario normalmente lucha contra las infecciones. Pero, cuando una persona es alérgica a los cacahuetes o a los frutos secos, su sistema inmunitario reacciona de forma desproporcionada a estos alimentos. Cada vez que ingiere (o en algunos casos, sostiene o inhala) un cacahuete o un fruto seco, su organismo interpreta que las proteínas que contienen son invasores nocivos. Y el sistema inmunitario reacciona echando toda la carne al asador para hacer frente al "invasor". Esto provoca una reacción alérgica, en la cual el organismo libera una serie de sustancias químicas, como la histamina.

La liberación de estas sustancias puede hacer que los afectados presenten algunos de los siguientes problemas:

  • resuello o respiración sibilante ("pitos" al respirar)
  • problemas para respirar
  • tos
  • ronquera
  • opresión de garganta
  • dolor de estómago
  • vómitos
  • diarrea
  • ojos lloros, picor y/o hinchazón ocular
  • urticaria
  • granos o ronchas rojas
  • inflamación
  • caida de la tensión arterial

Las reacciones alérgicas a alimentos, como los cacahuetes y los frutos secos, pueden ser muy variadas. Todo depende de la persona y a veces incluso una misma persona puede reaccionar de formas diferentes en distintos momentos.

Tal vez sea una buena idea que evites los frutos secos si te han diagnosticado una alergia a los cacahuetes (y que evites los cacahuetes si te han diagnosticado una alergia a los frutos secos). Esto se debe a que es posible que los cacahuetes y los frutos secos se hayan procesado en las mismas instalaciones o utilizando la misma maquinaria. Habla sobre este aspecto con tu médico.

Las alergias a los cacahuetes o a los frutos secos pueden provocar reacciones alérgicas graves, que reciben el nombre de anafilaxia. La anafilaxia al principio se puede manifestar como si se tratara de una reacción alérgica leve y luego empeorar rápidamente, haciendo que la persona tenga problemas para respirar, se sienta muy mareada y hasta llegue a perder la conciencia. Si no se trata, la anafilaxia puede poner en peligro la vida del afectado.

Aunque es posible que una cantidad muy reducida de la proteína del cacahuete desencadene reacciones graves, es muy poco frecuente que la reacción alérgica ocurra a partir de la inhalación de pequeñas partículas de cacahuete o de frutos secos. La mayoría de los alimentos que contienen cacahuetes no permiten que llegue al aire una cantidad suficiente de la proteína del cacahuete como para desencadenar una reacción alérgica. Por lo tanto, el mero hecho de oler alimentos que contienen cacahuetes no suele bastar para desencadenar reacciones alérgicas porque el olor a cacahuete no suele contener la proteína del cacahuete.

En los pocos casos en que la gente reacciona a partículas de cacahuete aerotransportadas, se suele tratar de lugares cerrados (como restaurantes o bares) donde los comensales pelan muchos cacahuetes al mismo tiempo.

A pesar de que mucha gente acaba superando sus alergias alimentarias con el paso del tiempo (como las alergias a la leche, el huevo, la soja y el trigo), las alergias a los cacahuetes y a los frutos secos son de por vida en la mayoría de los casos.

Vivir con una alergia a los cacahuetes o a los frutos secos

Si las pruebas de la alergia indican que una persona es alérgica a los cacahuetes o a los frutos secos, su médico le dará una serie de recomendaciones sobre qué debe hacer.

La única forma eficaz de tratar una alergia a los cacahuetes o a los frutos secos consiste en evitar este tipo de alimentos. Evitar estos alimentos no solo supone no comerlos directamente sino también dejar de ingerir cualquier alimento que los contenga como ingredientes.

La mejor forma de estar seguro de que un alimento no contiene cacahuetes ni frutos secos consiste en leerse la etiqueta de su envase. Los fabricantes de productos alimenticios vendidos en EE.UU. deben especificar en sus etiquetas si contienen cacahuetes o frutos secos. En primer lugar, fíjate en el listado de ingredientes.

Después de fijarte en ese listado, busca en la etiqueta afirmaciones similares a:

  • "puede contener frutos secos"
  • "fabricado con una maquinaria que también procesa frutos secos o cacahuetes"
  • "fabricado en instalaciones que también procesan frutos secos"

La gente que es alérgica a los frutos secos o a los cacahuetes también debe evitar aquellos productos alimenticios en cuyos envases figure alguna de las anteriores afirmaciones. Aunque se trata de productos que no contienen frutos secos ni cacahuetes como ingredientes, estos avisos se utilizan para informar a la gente de que podrían contener pequeñas partículas o restos de frutos secos o de cacahuetes. Esto podría ocurrir debido a la "contaminación cruzada", que tiene lugar entre alimentos que se fabrican con los mismos utensilios o que se sirven en las mismas superficies.

Si eres alérgico a los frutos secos o a los cacahuetes, hasta las actividades más cotidianas te pueden resultar peligrosas. Estos alimentos se pueden encontrar en el pienso para pájaros, la comida de perros (¡incluso en la saliva de perro"), la comida y los lechos de paja para hamsters, el pienso para el ganado, algunos cosméticos, algunos muebles y juguetes de segunda mano, algunas trampas para ratones y para hormigas y en los alimentos horneados de fabricación casera.

Algunos de los alimentos de mayor riesgo para una persona alérgica a los cacahuetes o a los frutos secos son los siguientes:

  • Pastas y otros productos horneados. Aunque los productos horneados no contengan frutos secos ni cacahuetes como ingredientes, podrían entrar en contacto con estos alimentos durante el proceso de elaboración, sufriendo una contaminación cruzada. A menos que tu sepas exactamente qué contiene un alimento y donde se fabricó, lo más seguro es que evite las pastas horneadas de panadería o de fabricación industrial, así como otros productos horneados.
  • Caramelos. Los caramelos fabricados en panaderías o instalaciones industriales de tamaño reducido (o los caramelos de fabricación casera) pueden contener partículas de frutos secos como ingrediente oculto. Lo más sano y recomendable es comer solo caramelos fabricados en grandes instalaciones industriales cuyas etiquetas indican que son seguros.
  • Helados. Lamentablemente, la contaminación cruzada es frecuente en las heladerías, debido a que se comparten las cucharas que se utilizan para servir bolas de helado. También puede ocurrir lo mismo con los helados cremosos, las natillas y los yogures que se venden en máquinas dispensadoras, ya que se utiliza el mismo dispensador para servir muchos sabores diferentes. Es mucho más seguro proceder como con los caramelos: comprar barras de helado en el supermercado y asegurarse de que se fabrican al por mayor y que sus etiquetas indican que son seguras.
  • Cocina asiática, africana y de otros tipos. Los alimentos africanos y asiáticos (sobre todo los tailandeses y los de la India) a menudo contienen frutos secos o cacahuetes. Los alimentos mexicanos y mediterráneos también pueden contener frutos secos, de modo que su consumo implica asumir riesgo de contaminación cruzada.
  • Salsas. Muchos cocineros utilizan cacahuetes o manteca de cacahuete para espesar la salsa de chile y otras salsas.

Actúa siempre con precaución, incluso aunque estés acostumbrado a consumir un producto alimenticio en concreto. Aunque hayas ingerido un producto en otras ocasiones, a veces los fabricantes modifican el proceso de fabricación, por ejemplo, si empiezan a trabajar con una compañía que comparte la maquinaria con otros fabricantes. Y dos alimentos que parecen iguales pueden presentar diferencias es su proceso de fabricación.

He aquí algunas precauciones adicionales que puedes adoptar:

  • Fíjate bien en la contaminación cruzada que puede tener lugar en mármoles y útiles de la cocina: en todos los elementos, desde los cuchillos y las tablas para cortar hasta la tostadora. Asegúrate de que no utilizas el cuchillo que otro miembro de la familia acaba de usar para prepararse un sándwich de manteca de cacahuete y de que no tuestas en la misma tostadora panes que llevan frutos secos y panes de otros tipos. Tal vez decidas convertir tu casa en un lugar donde no haya ni pizca de cacahuetes ni de de frutos secos.
  • Evita las comidas que no te hayas cocinado tú (u otra persona que esté bien informada sobre tu alergia) y cualquier alimento que carezca de lista de ingredientes.
  • Informa sobre tu alergia alimentaria a todo el mundo que vaya a manipular o a servirte la comida, desde tus propios parientes hasta los camareros de un restaurante. Si el responsable o el dueño de un restaurante se siente molesto ante tus peticiones de que te preparen comidas que no contengan cacahuetes o frutos secos, no se te ocurra comer allí.
  • Prepárate tus propios almuerzos y tentempiés en casa, donde podrás controlar todo el proceso de preparación.
  • Asegúrate de que tu centro de estudios está informado sobre tu alergia alimentaria y de que dispones de un plan de acción contra la alergia a utilizar en caso de emergencia.
  • Ten siempre a mano tus medicamentos de rescate (como la adrenalina, o epinefrina). No los guardes en tu casillero, sino en el bolsillo, bolso, cartera o mochila, y llévalos siempre encima. Los segundos importan mucho en un episodio de anafilaxia.

Cómo controlar las reacciones graves

Si a alguien le diagnostican una alergia a los cacahuetes o a los frutos secos de riesgo vital (u otro tipo de alergia alimentaria de riesgo vital), el médico le indicará que lleve siempre encima un auto-inyectable de adrenalina (o epinefrina) a utilizar en caso de emergencia. La adrenalina se vende en envases fáciles de llevar que tienen aproximadamente el tamaño de un rotulador grande. También es fácil de utilizar y, en el caso de que la necesites, tu médico te enseñará cómo debes hacerlo.

Si padeces una alergia a los cacahuetes o a los frutos secos, la conducta de tener siempre a mano un inyectable de adrenalina debería formar parte de tu plan de acción contra la alergia. También es una buena idea que lleves encima un antihistamínico de venta sin receta médica, ya que estos medicamentos permiten aliviar los síntomas alérgicos leves. De todos modos, los antihistamínicos se deben utilizar de forma complementaria a la adrenalina y nunca como sustitutos de este inyectable en las reacciones de riesgo de vida, situaciones en que siempre se debe utilizar la adrenalina como tratamiento inicial. Si has de utilizar la adrenalina, acude después a un servicio de urgencias, ya que puede ocurrir una segunda ráfaga u oleada de síntomas hasta cuatro horas después de la reacción anafiláctica inicial.

Algunos aceites de cacahuete se elaboran de tal modo que no pueden provocar ningún problema a aquellas personas que padecen alergias a los frutos secos. Pero no todos los aceites de cacahuete se elaboran así. Hay algunos aceites, especialmente los que se elaboran para gourmets o siguiendo métodos naturales, que pueden crear graves problemas a las personas alérgicas a los frutos secos. Habla con tu médico sobre si deberías o no evitar la totalidad de los aceites de cacahuete.

Vivir con una alergia alimentaria puede ser duro algunas veces. Pero, puesto que cada vez hay más gente diagnosticada con este tipo de afección, la conciencia sobre los riesgos a que se expone una persona alérgica también va en aumento, tanto en la calle como en el mundo empresarial.

Si los amigos a quienes vas a visitar o con quienes vas a comer no saben que eres alérgico, infórmales con tiempo de antelación para que sigan unas sencillas medidas de precaución (como no compartir contigo la bebida después de que hayan comido un sándwich de manteca de cacahuete). Lo más probable es que sean comprensivos contigo. ¡En calidad de amigos, seguramente esperarán que seas igual de considerado con ellos si necesitan algún tipo de atención!

Revisado por: Magee L. DeFelice, MD, y Sheelagh M. Stewart, RN, MPH
Fecha de revisión: octubre de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.