Drogas: Lo que deberías saber

Teens > Para adolescentes > Las drogas y el alcohol > Drogas: Lo que deberías saber
Drogas: Lo que deberías saber

(Drugs: What You Should Know)

En la actualidad, es posible encontrar drogas en todos lados y pareciera que todos las consumen. Muchas personas se sienten tentadas por la excitación o la vía de escape que las drogas parecen ofrecer.

Pero conocer la información de drogas te puede ayudar a ver los riesgos de ir tras esta excitación o este escape. Esto es lo que debes saber.

La verdad sobre las drogas

Gracias a investigaciones clínicas y farmacológicas, existen miles de fármacos y drogas que ayudan a las personas. Los antibióticos y las vacunas revolucionaron el tratamiento de las infecciones. Los medicamentos permiten bajar la presión, tratar la diabetes y reducir el rechazo de los órganos trasplantados por parte de nuestro organismo. Los medicamentos pueden curar una enfermedad, hacerla más lenta o prevenirla, lo cual nos ayuda a disfrutar de vidas más sanas y felices. Pero también existen muchas drogas ilegales y nocivas que las personas consumen porque creen que las ayudan a sentirse mejor o pasarla bien.

¿Cómo actúan las drogas? Las drogas son sustancias químicas que modifican el funcionamiento de nuestro organismo. Cuando las introduces dentro del cuerpo (por ingestión, inhalación o inyección), las drogas llegan al torrente sanguíneo y son transportadas a distintas partes del cuerpo, como el cerebro. En el cerebro, las drogas pueden intensificar o adormecer tus sentidos, alterar tu estado de alerta y, en algunos casos, reducir el dolor físico.

Las drogas pueden ser útiles o nocivas. Los efectos de las drogas pueden variar según el tipo de droga, la cantidad que se toma, la frecuencia con la que se la usa y la rapidez con la que llega al cerebro; también varían según qué otras drogas, alimentos o sustancias se tomen al mismo tiempo. Los efectos también pueden ser diferentes según la química, la forma y el tamaño del organismo.

Si bien las drogas pueden hacerte sentir bien en un primer momento, a la larga pueden provocar un gran daño al organismo y al cerebro. Beber alcohol, fumar tabaco, consumir drogas ilegales e inhalar pegamento son actividades que pueden provocar grave daño al cuerpo humano. Algunas drogas afectan seriamente la capacidad de una persona para tomar decisiones acertadas. Los adolescentes que beben, por ejemplo, tienen más probabilidades de involucrarse en situaciones peligrosas, como conducir bajo los efectos del alcohol o tener relaciones sexuales sin protección.

Por qué las personas consumen drogas

Así como existen muchos tipos de drogas, también existen muchas razones para probarlas o comenzar a consumirlas de manera regular. Las personas consumen drogas por el placer que creen que pueden obtener. Con frecuencia, las consumen porque alguien intentó convencerlas de que las drogas las harían sentir bien o de que la pasarían mejor si las consumieran.

Algunos adolescentes creen que las drogas les permitirán pensar con más claridad, ser más populares, mantenerse más activos o convertirse en mejores deportistas. Otros simplemente sienten curiosidad y creen que si las prueban una vez no pasará nada malo. Otros desean pertenecer a un grupo y consumen drogas porque sus pares los presionan. Unos pocos consumen drogas para llamar la atención de sus padres.

Muchos adolescentes consumen drogas porque están deprimidos o creen que las drogas los ayudarán a evadir sus problemas. La verdad es que las drogas no resuelven los problemas: sólo ocultan los sentimientos y los problemas. Cuando el efecto de las drogas desaparece, los sentimientos y los problemas siguen allí o empeoran. Las drogas pueden arruinar todos los aspectos de la vida de una persona.

Aquí incluimos algunos datos sobre las drogas más comunes.

Alcohol

El alcohol es la droga más antigua y más ampliamente utilizada del mundo. Es un depresor que altera las percepciones, las emociones y los sentidos.

Cómo se consume: El alcohol es un líquido que se bebe.

Efectos y peligros:

  • El alcohol actúa primero como un estimulante y, después, hace que las personas se sientan relajadas y un poco adormecidas.
  • Las dosis elevadas de alcohol afectan seriamente la cordura y la coordinación. Los bebedores pueden arrastrar las palabras al hablar, presentar confusión, depresión, pérdida de la memoria de corto plazo y tiempos de reacción más lentos.
  • Si se beben grandes cantidades de alcohol en un breve período de tiempo, se puede producir una intoxicación etílica.

Adicción: Los adolescentes que consumen alcohol pueden volverse dependientes psicológicamente de esta sustancia para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés. Además, el cuerpo puede exigirles cantidades cada vez mayores para lograr el mismo tipo de estimulación que al principio. Algunos adolescentes también corren el riesgo de volverse físicamente adictos al alcohol. La abstinencia del alcohol puede ser dolorosa e, incluso, poner en riesgo la vida. Los síntomas van desde temblores, sudoración, náuseas, ansiedad y depresión hasta alucinaciones, fiebre y convulsiones.

Anfetaminas

Las anfetaminas son estimulantes que aceleran las funciones del cerebro y del organismo. Se ofrecen en forma de píldoras o pastillas. Las píldoras recetadas para adelgazar pertenecen a esta clase de drogas.

Nombres comunes: speed, anfetas, pastillas

Cómo se utilizan: Las anfetaminas se toman, se inhalan o se inyectan.

Efectos y peligros:

  • Si se las ingiere o se las inhala, estas drogas producen en el consumidor una estimulación rápida que lo hace sentir poderoso, alerta y con energía.
  • Las anfetaminas aceleran el ritmo cardíaco, la respiración e incrementan la presión sanguínea; además, pueden provocar sudoración, temblores, dolor de cabeza, somnolencia y visión borrosa.
  • El uso prolongado puede provocar alucinaciones y una paranoia intensa.

Adicción: Las anfetaminas son muy adictivas. Los consumidores que dejan de utilizarlas indican que experimentan varios problemas relacionados con el estado de ánimo, como agresión, ansiedad y una gran necesidad de consumirlas.

Cocaína y crack

La cocaína es un polvo blanco cristalino que se fabrica a partir de las hojas secas de la planta de coca. El crack, que recibe el nombre del crujido que hace al ser calentado, se fabrica a partir de la cocaína. Tiene el aspecto de perdigones blancos o tostados. Ambas sustancias son estimulantes peligrosos.

Nombres vulgares de la cocaína: coca, Blancanieves, nieve, línea, blanca, falopa

Nombres vulgares del crack: piedra, cocaína cocida

Cómo se utilizan: La cocaína se inhala por la nariz o se inyecta en el torrente sanguíneo. El crack se calienta y, después, se fuman los vapores.

Efectos y peligros:

  • La cocaína es un estimulante que afecta el sistema nervioso central y les brinda a los usuarios una sensación rápida e intensa de poder y energía. La estimulación cuando se la inhala dura aproximadamente entre 15 y 30 minutos; la estimulación al fumarla dura entre 5 y 10 minutos.
  • La cocaína también acelera la frecuencia cardíaca, la respiración y eleva la presión sanguínea y la temperatura.
  • La cocaína inyectable puede provocar el contagio de hepatitis B o C, así como VIH/SIDA, si se comparten las agujas con otros consumidores. La inhalación de cocaína puede provocar sangrado nasal y dañar el tejido interno de la nariz. Incluso puede provocar un orificio dentro del revestimiento de la nariz.
  • Quienes consumen cocaína o crack por primera vez, incluso los adolescentes, pueden dejar de respirar o tener un ataque cardíaco mortal. El uso de cualquiera de estas drogas, aun cuando sea por única vez, puede provocarte la muerte.

Adicción: Estas drogas son sumamente adictivas y, como resultado de esto, es la droga, y no el consumidor, la que determina la necesidad de otra inyección. Incluso después de consumirlas una sola vez, la cocaína y el crack pueden crear una necesidad física y psicológica que hace que para el consumidor resulte sumamente difícil dejar de usarlas.

Medicamentos para la tos y los resfriados (DXM)

Varios medicamentos de venta libre para la tos y los resfriados contienen un ingrediente denominado "dextrometorfano" (también conocido como "DXM"). El consumo de estos medicamentos de venta libre en grandes cantidades puede provocar alucinaciones, pérdida del control motriz y sensaciones "extracorpóreas" (disociación).

Nombres vulgares: triple C, DM, drex, jarabe, romi, DXM, robo, tussin

Cómo se utilizan: Los medicamentos para la tos y los resfriados, que se ofrecen en comprimidos, cápsulas, píldoras de gel, pastillas y jarabe, se ingieren. Con frecuencia, se extrae el DXM de los medicamentos para la tos y los resfriados, se lo pulveriza y se lo inhala.

Efectos y peligros:

  • Las dosis pequeñas ayudan a suprimir la tos, pero si las dosis son mayores, pueden provocar fiebre, confusión, imposibilidad de razonamiento, visión borrosa, mareos, paranoia, exceso de transpiración, dificultad para hablar, náuseas, vómitos, dolor abdominal, frecuencia cardíaca irregular, presión arterial elevada, cefaleas, letargia, adormecimiento de los dedos, enrojecimiento de la cara, sequedad y picazón en la piel, pérdida del conocimiento, convulsiones, daño cerebral e, incluso, la muerte.
  • A veces, los consumidores toman por error jarabes que, además de dextrometorfano, contienen otros medicamentos. Las dosis elevadas de estos otros medicamentos pueden provocar lesiones graves, como daño hepático, daños u otros efectos negativos en el corazón e incluso la muerte.

Adicción: Las personas que utilizan medicamentos para la tos y los resfriados, y DXM de manera regular para drogarse se vuelven psicológicamente dependientes de estas sustancias; esto quiere decir que les agrada tanto la sensación, que no pueden dejar de consumir estas sustancias, aun cuando no sean físicamente adictos.

Depresores

Los depresores, como los tranquilizantes y los barbitúricos, calman los nervios y relajan los músculos. Muchos depresores se pueden obtener legalmente con receta (como el Valium y Xanax) y vienen en comprimidos o cápsulas de colores brillantes.

Nombres vulgares: barbis, barbs, bombones, goofballs, caramelos

Cómo se utilizan: Los depresores se ingieren.

Efectos y peligros:

  • Cuando se los utiliza conforme con la prescripción médica y en las dosis indicadas, los depresores pueden ayudar a las personas a sentirse tranquilas y reducen los sentimientos de ira.
  • En dosis más elevadas, pueden provocar confusión, dificultad para hablar, falta de coordinación y temblores.
  • Las dosis muy elevadas pueden hacer que una persona deje de respirar y provocar la muerte.
  • Jamás se deben combinar los depresores con el alcohol; esta combinación incrementa enormemente el riesgo de sobredosis y muerte.

Adicción: Los depresores pueden provocar dependencia tanto física como psicológica.

Éxtasis (MDMA)

Esta es una droga de diseño creada por químicos que trabajan en la clandestinidad. Se ofrece en forma de polvo, comprimidos o cápsulas. El éxtasis es una droga muy popular entre los adolescentes en los clubes nocturnos porque es fácil conseguirla en las fiestas electrónicas, los locales nocturnos y los conciertos.

Nombres vulgares: píldora del amor, Adán, Eva, XTC, pastis

Cómo se consume: El éxtasis se ingiere o, en algunos casos, se inhala.

Efectos y peligros:

  • Esta droga combina un alucinógeno con un efecto estimulante y hace que las emociones, tanto las negativas como las positivas, resulten mucho más intensas.
  • Quienes la consumen sienten un leve cosquilleo en la piel y sufren un incremento de la frecuencia cardíaca.
  • El éxtasis también puede causar sequedad bucal, calambres, visión borrosa, escalofríos, sudoración y náuseas.
  • A veces, los consumidores aprietan la mandíbula cuando la usan. Pueden mascar algo para aliviar este síntoma.
  • Muchos consumidores también experimentan depresión, paranoia, ansiedad y confusión. Existen algunas preocupaciones de que estos efectos sobre el cerebro y las emociones puedan volverse permanentes con el uso crónico de éxtasis.
  • El éxtasis también incrementa la temperatura del cuerpo. Este incremento puede, en algunos casos, provocar daños en los órganos o incluso la muerte.

Adicción: Si bien no se tiene información sobre la adicción física al éxtasis, los adolescentes que lo consumen pueden comenzar a depender psicológicamente de esta sustancia para sentirse bien, afrontar la vida y manejar el estrés.

GHB

El GHB, que es la sigla de gamma-hidroxi-butirato, suele fabricarse en laboratorios clandestinos y, en general, se presenta en forma líquida, incolora e inodora. Esta sustancia ha adquirido popularidad en clubes nocturnos y fiestas electrónicas, y es una alternativa popular frente al Éxtasis entre algunos adolescentes y jóvenes. La cantidad de personas que deben ser trasladadas a las salas de emergencias debido a los efectos secundarios del GHB está creciendo rápidamente en los Estados Unidos. Y según la Agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA), desde 1995, el GHB ha causado la muerte de más consumidores que el éxtasis.

Nombres vulgares: Éxtasis líquido, G, GHB, líquido X, líquido E

Cómo se consume: El GHB se bebe cuando se encuentra en forma líquida o en polvo (mezclado con agua); cuando se encuentra en forma de comprimido, se ingiere.

Efectos y peligros:

  • El GHB es un depresor que puede provocar efectos tanto eufóricos como alucinógenos.
  • Esta droga tiene varios efectos secundarios peligrosos, lo cual incluye náuseas severas, problemas respiratorios, frecuencia cardíaca reducida y convulsiones.
  • El GHB ha sido utilizado para violaciones en citas porque se trata de un producto inodoro e incoloro que se puede colocar fácilmente en las bebidas.
  • En dosis elevadas, los consumidores pueden quedar inconscientes en cuestión de minutos. También es muy fácil que ocurra una sobredosis. Existe una diferencia muy pequeña entre la dosis que se utiliza para drogarse y la cantidad que puede provocar una sobredosis.
  • Las sobredosis de GHB requieren atención inmediata en la sala de emergencias de un hospital. En el transcurso de una hora, una sobredosis de GHB puede provocar el coma y detener la respiración, lo cual provoca la muerte.
  • El GHB (incluso en dosis más bajas) mezclado con alcohol es muy peligroso; si se lo utiliza aunque sea solo una vez, puede provocar la muerte.

Adicción: Cuando el consumidor se recupera del uso de GHB puede presentar síntomas de abstinencia, como insomnio y ansiedad. Los adolescentes también pueden volverse dependientes de esta droga para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés.

Heroína

La heroína proviene de las vainas secas de la amapola (opio), que también se utiliza para fabricar un tipo de analgésicos denominados "narcóticos", como la codeína y la morfina. El color de la heroína puede ser de blanco a marrón oscuro y se puede presentar como un polvo o una sustancia pegajosa, similar al alquitrán.

Nombres vulgares: smack, caballo, dama blanca, H

Cómo se consume: La heroína se inyecta, se fuma o se inhala (si es pura).

Efectos y peligros:

  • La heroína provoca sentimientos repentinos de euforia (estimulación), en especial al ser inyectada. Esta estimulación suele ir seguida de somnolencia, náuseas, calambres en el estómago y vómitos.
  • Los consumidores sienten la necesidad de tomar más heroína en cuanto sea posible para volver a sentirse bien.
  • El uso prolongado de heroína provoca estragos en el organismo. Se la asocia con la constipación crónica, la sequedad de la piel, la formación de cicatrices en las venas y los problemas respiratorios.
  • Los consumidores que se inyectan heroína con frecuencia tienen las venas callosas y, si comparten las agujas con otros usuarios, se exponen al riesgo de contraer infecciones mortales como VIH/SIDA, hepatitis B o C, y endocarditis bacteriana (inflamación del revestimiento del corazón).

Adicción: La heroína es sumamente adictiva y es muy fácil sufrir una sobredosis (que puede provocar la muerte). La abstinencia es compleja y los síntomas incluyen insomnio, vómitos y dolores musculares.

Inhalantes

Los inhalantes son sustancias que se inhalan o "esnifan" para que el consumidor obtenga una estimulación o un efecto inmediatos. Estas sustancias incluyen productos de uso doméstico, como pegamentos, diluyentes de pintura, líquidos para limpieza en seco, gasolina, repuesto para marcadores, líquido corrector, aerosol para el cabello, desodorantes en aerosol y pintura en aerosol.

Cómo se consumen: Los inhalantes se respiran directamente del recipiente original (inhalación o esnifado), desde una bolsa plástica o sujetando un trapo embebido en el inhalante dentro de la boca.

Efectos y peligros:

  • Los inhalantes provocan aturdimiento y confusión, de manera similar a la embriaguez. Quienes los consumen durante mucho tiempo presentan dolor de cabeza, sangrado nasal y pueden sufrir la pérdida de la audición y del olfato.
  • Los inhalantes son las sustancias cuyo consumo presenta más probabilidades de provocar intoxicaciones graves y la muerte. El uso de inhalantes, aunque sea sólo una vez, puede provocarte la muerte.

Adicción: Los inhalantes pueden ser sumamente adictivos. Los adolescentes que utilizan sustancias inhalantes pueden volverse dependientes psicológicamente de ellas para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés.

Ketamina

El hidrocloruro de ketamina es un anestésico de rápida acción que se utiliza legalmente tanto en humanos (como un sedante para las cirugías menores) como en animales (como tranquilizante). En dosis elevadas, provoca intoxicación y alucinaciones similares a las del LSD.

Nombres vulgares: queta, coqueta, doña queta, vitamina K

Cómo se consume: La ketamina suele presentarse en forma de polvo y los usuarios la inhalan. Con frecuencia, los consumidores la inhalan junto con otras drogas, como el éxtasis o la cocaína, o la espolvorean sobre porros de marihuana.

Efectos y peligros:

  • Los consumidores pueden presentar delirios, alucinaciones y perder la sensación del tiempo y la realidad. El viaje que se emprende al consumir quetamina dura hasta dos horas.
  • Los consumidores pueden sentir náuseas o vómitos, sufrir delirios y tener problemas para pensar o con la memoria.
  • En dosis más elevadas, la ketamina provoca problemas de movimiento, adormecimiento en el cuerpo y respiración más lenta.
  • La sobredosis de ketamina puede detener la respiración y provocar la muerte.

Adicción: Los adolescentes que consumen esta sustancia pueden volverse dependientes psicológicamente de ella para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés.

LSD

El LSD, que es la sigla de dietilamida de ácido lisérgico, es una sustancia química alucinógena y que modifica el estado de ánimo, creada en laboratorios. El LSD es inodoro, incoloro e insípido.

Nombres vulgares: ácido, acido lisérgico, tripi

Cómo se consume: El LSD se chupa o lame de pequeños cuadrados de papel secante. Cuando se presenta en cápsulas o líquidos, se lo ingiere. Los cuadrados de papel que contienen ácido pueden estar decorados con diseños coloridos o con simpáticos personajes de dibujos animados.

Efectos y peligros:

  • Las alucinaciones ocurren dentro de los 30 a 90 minutos después de ingerir el ácido. Las personas dicen que sus sentidos se intensifican o se distorsionan; ven colores o escuchan sonidos, además de experimentar otras ilusiones, como paredes que se derriten o perder toda noción del tiempo. Pero los efectos son impredecibles y dependen del usuario y de la cantidad de LSD que se tome.
  • Una vez que se emprende un viaje por el consumo de ácido, es imposible detenerlo hasta que la droga termine su efecto; en algunos casos, esto puede llegar a ocurrir después de 12 horas o más.
  • Los malos viajes pueden provocar ataques de pánico, confusión, depresión e ilusiones aterradoras.
  • Los riesgos físicos incluyen insomnio, dificultad para hablar, convulsiones, incremento de la frecuencia cardíaca y el coma.
  • Con frecuencia, los consumidores experimentan un deja vu y sienten algunos de los efectos del LSD un tiempo después sin haber consumido nuevamente la droga.

Adicción: Los adolescentes que consumen esta sustancia pueden volverse dependientes psicológicamente de ella para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés.

Marihuana

La marihuana es la droga ilegal más ampliamente utilizada en Estados Unidos y se asemeja al perejil verde, marrón o gris seco, con tallos o semillas. Existe una forma más potente de la marihuana que recibe el nombre de "hachís" y se asemeja a bolas o tortas negras o marrones. La marihuana suele recibir el nombre de "droga de inicio" porque, con frecuencia, puede llevar al uso de drogas más fuertes.

Nombres vulgares: hierba, maría, juana, porro, faso, petardo, chocolate

Cómo se consume: La marihuana se suele fumar enrollada en papeles, como un cigarrillo (porro), o en cigarros ahuecados, pipas o pipas de agua (cachimbas). Algunas personas la mezclan con los alimentos o la preparan como un té.

Efectos y peligros:

  • La marihuana puede afectar el estado de ánimo y la coordinación. Los consumidores pueden experimentar cambios del estado de ánimo que van de la estimulación o la felicidad a la somnolencia o la depresión.
  • La marihuana también incrementa la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea. A algunas personas se les ponen los ojos rojos y se sienten muy somnolientas o hambrientas. La droga también puede hacer que algunas personas se muestren paranoicas o tengan alucinaciones.
  • La marihuana es nociva para los pulmones; los fumadores regulares sufren de tos, dificultad para respirar o resfriados frecuentes.

Adicción: Los adolescentes que consumen marihuana pueden volverse dependientes psicológicamente de esta sustancia para sentirse bien, afrontar la vida o manejar el estrés. Además, el cuerpo puede exigirles cada vez más marihuana para lograr el mismo tipo de experiencia estimulante que al principio.

Metanfetaminas

La metanfetamina es un estimulante potente.

Nombres vulgares: meta, tiza, anfeta, speed, hielo, cristal

Cómo se consume: Se puede tragar, inhalar, inyectar o fumar.

Efectos y peligros:

  • Los consumidores sienten un brote de euforia con la metanfetamina, en especial si la fuman o se la inyectan. Pero rápidamente pueden desarrollar tolerancia y utilizarán más metanfetamina durante períodos de tiempo más prolongados, lo cual les provocará insomnio, paranoia y alucinaciones.
  • A veces, los consumidores tienen ilusiones muy vívidas, como creer que tienen insectos debajo de la piel.
  • El uso prolongado puede provocar conductas agresivas y violentas, psicosis y daño cerebral.
  • Las sustancias químicas que se utilizan para fabricar la metanfetamina también pueden ser peligrosas, tanto para las personas como para el medio ambiente.

Adicción: La metanfetamina es sumamente adictiva.

Nicotina

La nicotina es un estimulante sumamente adictivo, que está presente en el tabaco. Esta droga se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo al fumar.

Cómo se consume: La nicotina se suele fumar en cigarrillos o cigarros. Algunas personas se colocan un poco de tabaco (tabaco para mascar o tabaco sin humo) en la boca y absorben la nicotina a través del revestimiento de la boca.

Efectos y peligros:

  • Los efectos físicos incluyen aceleración del ritmo cardíaco, incremento de la presión arterial, falta de aire y mayores probabilidades de contraer resfriados o gripe.
  • Los consumidores de nicotina presentan más riesgo de afecciones pulmonares y cardíacas, así como de derrames cerebrales. Los fumadores también tienen mal aliento y dientes amarillentos. Quienes mascan tabaco pueden padecer cáncer de boca y de cuello.
  • Los síntomas de abstinencia incluyen ansiedad, ira, inquietud e insomnio.

Adicción: La nicotina es tan adictiva como la heroína o la cocaína, lo cual hace que sea sumamente difícil dejar de consumirla. Las personas que comienzan a fumar antes de los 21 años son quienes tienen más dificultad para abandonar el hábito.

Rohipnol

El rohipnol es un fármaco cada vez más popular y de bajo costo. Como suele conseguirse en blisters presellados, muchos adolescentes consideran que esta droga es segura.

Nombres vulgares: píldora del olvido, rufis, rofis, píldora de la violación

Cómo se consume: La droga se ingiere; a veces, se lo hace con alcohol o con otras drogas.

Efectos y peligros:

  • El Rohipnol es un ansiolítico que se utiliza con prescripción y es 10 veces más potente que el Valium.
  • Puede provocar una disminución de la presión sanguínea, además de provocar pérdida de la memoria, somnolencia, mareos y malestar estomacal.
  • Si bien pertenece a la familia de los depresores, en algunas personas provoca un exceso de excitación o agresividad.
  • El Rohipnol ha recibido mucha atención porque se lo asocia con las violaciones durante las citas. Muchas adolescentes y mujeres han informado que fueron violadas después de que les colocaron rohipnol en sus bebidas. La droga también provoca "amnesia anterógrada". Esto significa que es difícil recordar lo que ocurrió mientras se estaba bajo los efectos de la droga, como si se tratara de una laguna temporal. Debido a esto, cuando una mujer joven desea denunciar la violación, puede resultarle difícil dar detalles importantes.

Adicción: Los consumidores pueden volverse adictos físicamente al rohipnol y éste puede provocar síntomas extremos de abstinencia cuando dejan de consumirlo.

Pedir ayuda

Si crees que tú o un amigo pueden ser adictos a las drogas, habla con tu médico, con el consejero o la enfermera de la escuela. Ellos pueden ayudarte a obtener la ayuda que necesitas.

Existen varios tipos de tratamientos para la adicción a las drogas. Las dos categorías principales son la conductual (ayudar a que la persona modifique su conducta) y la farmacológica (las personas reciben tratamiento con medicamentos).

En los tratamientos conductuales, un experto en el tratamiento de las adicciones a las drogas les enseñan a las personas cómo desempeñarse sin consumir drogas; a manejar la ansiedad, a evitar las situaciones que podrían llevar al consumo de inhalantes y a evitar y manejar las recaídas.

Tal como ocurre con cualquier adicción, puede resultar difícil abandonarla sin tratamiento y ayuda profesional. No es posible superar una adicción solo; todos necesitan apoyo. Los expertos que ayudan a las personas con las adicciones están capacitados para ofrecer su ayuda, no para juzgar. Si deseas encontrar un centro de tratamiento para la adicción a las drogas en tu zona, busca en Internet, en las páginas amarillas, o pídele ayuda a un consejero.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: enero de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com