Papanicolau

Papanicolau

Read this in English(Pap Smears)

¿Qué es un Papanicolau?

Un Papanicolau es un estudio médico que ayuda a los médicos a identificar problemas en el cuello uterino (la parte inferior del útero que conduce hacia la vagina). El Papanicolau puede identificar infecciones y otros problemas, como células anormales que, en el futuro, pueden convertirse en cáncer si no se las trata.

Durante el procedimiento, el médico o una enfermera recoge una pequeña muestra de mucosidad raspando suavemente el cuello uterino con un pequeño cepillo. La muestra se envía a un laboratorio, donde los técnicos ven si existen células que no son normales.

¿Quién debe hacerse un Papanicolau?

Las adolescentes no necesitan hacerse un Papanicolau a menos que el médico piense que existe algún problema. Una vez que la mujer cumple 21 años, debe comenzar a hacerse un Papanicolau de forma regular para controlar su salud. Las mujeres entre los 20 y 30 años con resultados normales deben hacerse un Papanicolau cada 3 años. Sin embargo, algunas mujeres deben hacerse el examen con más frecuencia. Por lo tanto, pregúntale al médico.

El Papanicolau no duele, pero te puede resultar incómodo. Lo bueno es que es un examen rápido.

¿Qué sucede durante el examen?

El médico utilizará un espéculo para ensanchar un poco la vagina. El espéculo es un instrumento delgado de plástico, o de metal, que termina en una pieza con bisagra, lo cual permite abrirlo y cerrarlo. Si el espéculo es de metal, el médico o la enfermera lo entibiarán para que no esté tan frío y no te incomode. El médico o la enfermera te hará saber cuándo te colocará el espéculo en la vagina.

Una vez que el espéculo esté colocado, el médico o la enfermera lo abrirá con delicadeza. La colocación y la apertura del espéculo no deben producir dolor. Pero algunas mujeres indican que les causa una sensación de presión e incomodidad.

Dado que la vagina está rodeada de músculos capaces de contraerse o relajarse, el examen será más cómodo si logras relajar los músculos de esa zona. Intenta hacer algunos ejercicios de respiración o concentrarte en relajar los músculos vaginales. En ocasiones, tararear tu canción preferida o conversar con el médico o la enfermera te distraerá y permitirá que te relajes.

Una vez que el espéculo esté colocado, el médico iluminará el interior de tu vagina para ver el cuello uterino. El médico raspará con suavidad el cuello uterino con un cepillo pequeño para recoger una muestra de células de esa área. Algunas mujeres dicen que sienten como un pellizco.

Una vez que el médico o la enfermera recogen la muestra y retiran el espéculo, te dejarán sola para que te puedas vestir. Algunas mujeres afirman que tienen una pequeña pérdida de sangre después del Papanicolau, por lo que llevan un protector diario para colocarlo en la ropa interior en el momento de vestirse. Este sangrado es mínimo; nada parecido a una menstruación y no dura casi nada.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: octubre de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.