Las lesiones en los testículos

Teens > Para adolescentes > La salud sexual > Las lesiones en los testículos
Las lesiones en los testículos

(Testicular Injuries)

Hablar de las lesiones en los testículos duele tan solo al pensar en ello. Una pelota de béisbol rebota hacia una dirección inesperada cuando estás agachado en el medio del juego y tú recibes el golpe, un jugador de fútbol del equipo contrario no acierta al patear la pelota y en su lugar te patea a ti, o estás montando bicicleta y atraviesas un bache grande en la calle. Todos estos casos terminan ocasionando el mismo resultado - un golpe en los testículos, una de las áreas más delicadas en el cuerpo de un hombre. Las lesiones en los testículos son relativamente poco comunes pero los hombres deben saber que ocurren. ¿Cómo pueden evitarse?

¿Por qué ocurren las lesiones en los testículos y que puedes hacer?

Si te gusta hacer deporte, levantas pesas, o llevas una vida muy activa, probablemente te darás cuenta de que los testículos son un área muy vulnerable y pueden lesionarse de muchas formas. Debido a que los testículos cuelgan de un saquito llamado escroto, fuera del cuerpo, no están protegidos por huesos o músculos como otras partes de tu sistema reproductor y el resto de tus órganos. También, la localización de los testículos los hace el foco principal de accidentes que pueden ocurrir cuando recibes un golpe en el campo de juego o cuando te lesionas tras haber hecho ejercicio en exceso u otra actividad similar.

La buena noticia es que debido a que los testículos están ligeramente unidos al cuerpo y están hechos de un tejido esponjoso, pueden recibir y absorber la mayoría de las lesiones sin sufrir un daño permanente. Los testículos, a pesar de que son sensibles, pueden recuperarse rápidamente y las lesiones leves raramente tienen efectos a largo plazo. Además, la función sexual o la producción de espermatozoides no se verán afectadas si sufres una lesión en los testículos.

Definitivamente sentirás dolor si recibes un golpe en los testículos y puede que sientas nausea durante un breve período. Si es una lesión leve, el dolor deberá disminuir gradualmente en menos de una hora y el resto de los síntomas desaparecerán. Mientras tanto, tú puedes tomar algunas medidas para sentirte mejor, como por ejemplo tomar analgésicos para aliviar el dolor, recostarte, usar ropa interior que brinde soporte a tus testículos o aplicar compresas de hielo en el área golpeada. En cualquier caso, es una buena idea evitar cualquier actividad extenuante durante algún tiempo y tomar las cosas con calma durante algunos días.

Sin embargo, si el dolor no se alivia y si experimentas dolor extremo que permanece durante más de una hora, si el área del escroto está hinchado o con hematomas o si existe una herida en el escroto o en el testículo, debes acudir al doctor inmediatamente. Estos son los síntomas de una lesión mucho más seria que debe ser atendida con la mayor brevedad posible.

Lesiones serias en los testículos

Los ejemplos de lesiones serias en los testículos son la torsión testicular y la ruptura testicular. En el caso de la torsión testicular, el testículo se tuerce impidiendo el suministro de sangre. Esto puede ocurrir debido a un trauma fuerte en los testículos, actividad extenuante e incluso sin razón aparente.

La torsión testicular no es común, pero cuando ocurre, suele suceder en las personas que tienen de 12 a 18 años de edad. Si ocurre, es crucial visitar al doctor con la mayor brevedad posible - dentro de las seis horas a partir de que comience el dolor. Desafortunadamente, después de seis horas, hay una posibilidad mucho mayor de que surjan complicaciones, incluida la producción reducida de espermatozoides o la pérdida de un testículo. El problema puede remediarse cuando el doctor manualmente haga que el testículo vuelva a su posición original. Si esto no es posible, se necesitara una intervención quirúrgica.

La ruptura testicular también puede ocurrir, pero es un tipo de trauma testicular poco común. Esto puede ocurrir cuando el testículo recibe un golpe con fuerza directamente o cuando es golpeado contra el hueso del pubis (el hueso que se encuentra al frente de la pelvis) haciendo que la sangre penetre en el escroto. Tanto la ruptura testicular, como la torsión testicular y otras lesiones serias en los testículos ocasionan dolor extremo, hinchazón en el escroto, nausea y vómitos. Para remediar el problema, es necesaria una intervención quirúrgica para tratar el testículo que ha sido dañado.

Visitando al doctor

Si tienes que acudir al doctor, él o ella necesitarán saber durante cuánto tiempo has sentido el dolor y cuán severa es tu molestia. Para descartar una hernia u otro problema que puedan ser la raíz del dolor, el doctor examinará tu abdomen y la ingle. Además, el doctor revisará tu escroto para detectar su hay hinchazón, cambio de color o daño a la piel al mismo tiempo que examina tus testículos. Debido a que las infecciones del sistema reproductivo o urinario a veces pueden causar un dolor similar, tu doctor puede que realice una prueba de orina para descartar cualquier infección del tracto urinario o una infección en los órganos reproductivos.

Previniendo las lesiones testiculares

Es una buena idea tomar precauciones para evitar las lesiones en los testículos, especialmente si haces deporte, mucho ejercicio o si llevas una vida muy activa. A continuación mencionamos algunos consejos para mantener tus testículos sanos y fuertes:

  • Protege tus testículos. Siempre utiliza ropa de deporte con soporte y protección como las “copas atléticas” (athletic cups) cuando hagas deporte o participes en actividades extenuantes. Las copas atléticas generalmente están hechas de plástico firme y se llevan sobre la ingle para proporcionar protección y seguridad a los testículos en caso de que sufran un golpe. Uno de las mejores ocasiones para llevar estas copas es cuando participes en deportes donde puede que tus testículos reciban un impacto o patada como el fútbol, el hockey, o el karate. Un soporte atlético para el área de la ingle o “jock strap” en inglés, es básicamente un bolsillo de tejido que utilizas para mantener a tus testículos cerca de tu cuerpo. Cuando hagas ejercicio extenuante, montes en bicicleta o hagas culturismo o levantamiento de pesas, es un buen momento para utilizar este tipo de protección.

  • Confirma tu talla. Asegúrate que el soporte atlético que utilices sea de tu talla. Cuando este tipo de protección es muy pequeño(a) o grande no te protegerá efectivamente.

  • Mantén a tu doctor informado. Si haces deporte, probablemente realices exámenes médicos con regularidad. Si sientes dolor en tus testículos aunque sea ocasionalmente, debes de hablar con tu doctor al respecto.

  • Infórmate sobre los riesgos del deporte o actividad que practicas. Si haces un tipo de deporte o participas en actividades con riesgo de lesiones, habla con tu doctor o entrenador para que te recomiende equipo adicional para proteger tus testículos cuando realices estas actividades.

Participar en deportes y llevar una vida activa son buenas formas de estar en forma y aliviar el estrés. Pero es importante que te asegures de proteger tus testículos. Cuando estés haciendo ejercicio o participando en deportes, es importante que utilices equipo de protección como parte de tu rutina. ¡Hacerlo te permitirá jugar y hacer deporte libremente sin tener miedo de sufrir una lesión en tus testículos

Revisado por: T. Ernesto Figueroa, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2010

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.