Orina en la cama (enuresis nocturna)

Teens > Para adolescentes > Su cuerpo > Orina en la cama (enuresis nocturna)
Orina en la cama (enuresis nocturna)

Read this article in English(Bedwetting (Nocturnal Enuresis))

¿Qué es la enuresis?

Casi todas las noches, Alex se duerme profundamente. Duerme tan profundo que podrías hacer sonar una alarma contra incendios junto a su cama y probablemente no la escucharía. Ni siquiera se despierta cuando necesita orinar, por eso Alex, a veces, moja su cama. Se siente avergonzado, pero no está solo: este problema afecta a aproximadamente 1 o 2 de cada 100 adolescentes.

El nombre médico que se da a la imposibilidad de controlar la orina es enuresis. A veces, la enuresis también recibe el nombre de "micción involuntaria". La enuresis nocturna es la micción involuntaria que ocurre por las noches. (La micción involuntaria que ocurre durante el día, recibe el nombre de "enuresis diurna").

Existen dos tipos de enuresis: la primaria y la secundaria. Las personas con enuresis nocturna primaria se han orinado desde que eran bebés. La enuresis secundaria es una afección que se desarrolla, como mínimo, después de 6 meses (o incluso años) de haber aprendido a controlar la vejiga.

La vejiga es un recipiente muscular para el pis (orina). Se expande (aumenta de tamaño) a medida que la orina ingresa y después se contrae (se achica) para eliminar la orina.

En el caso de una persona con un control normal de la vejiga, los nervios de la vejiga envían un mensaje al cerebro cuando está llena. A continuación, el cerebro envía un mensaje a la vejiga para impedir que se vacíe automáticamente hasta que la persona esté preparada para ir al baño. Pero las personas que padecen enuresis nocturna tienen un problema que les hace hacer pis de manera involuntaria por la noche.

¿Qué es lo que provoca la enuresis?

Los médicos no siempre conocen la causa exacta de la enuresis nocturna. Sin embargo, tienen algunas teorías sobre lo que puede favorecer la aparición de esta afección:

  • Problemas hormonales. Por la noche, una hormona que recibe el nombre de "hormona antidiurética" hace que el organismo produzca menos orina. Pero el organismo de algunas personas no fabrica cantidades suficientes de esta hormona. Esto significa que sus organismos pueden producir demasiada orina mientras duermen.
  • Problemas de vejiga. En el caso de algunas personas que padecen enuresis, el exceso de espasmos musculares puede impedir que la vejiga retenga una cantidad normal de orina. Algunos adolescentes y adultos también tienen vejigas relativamente pequeñas que no pueden retener un gran volumen de orina.
  • Genética. En general, uno de los padres de los adolescentes con enuresis solía tener el mismo problema a aproximadamente la misma edad. Los científicos han identificado genes específicos que provocan enuresis.
  • Problemas para dormir. Algunos adolescentes duermen tan profundamente que no se despiertan cuando necesitan orinar.
  • Afecciones médicas. Algunas afecciones médicas que pueden dar origen a la enuresis secundaria son la diabetes, la constipación y las infecciones del tracto urinario. Los traumas en la médula espinal, como un estiramiento grave de la médula a causa de una caída, una lesión en un deporte, un accidente de automóvil u otro evento también pueden desempeñar un papel en la enuresis. No obstante, esto no es frecuente.
  • Problemas psicológicos. Algunos expertos creen que el estrés puede estar asociado a la enuresis. En la adolescencia, no es raro sentirse estresado, y algunos acontecimientos, como un divorcio, el fallecimiento de un amigo o un familiar, una mudanza a una nueva ciudad, la adaptación a una nueva escuela y un nuevo entorno social, o las tensiones familiares, pueden resultar abrumadores.

Los médicos no saben exactamente por qué, pero la enuresis afecta al doble de varones que de mujeres. Con frecuencia, se presenta junto con el síndrome de déficit de atención con hiperactividad (ADHD).

¿Cómo se diagnostica la enuresis?

Si tienes problemas para controlar la orina por la noche, habla con tu médico para obtener más información acerca de la enuresis nocturna y para descartar la posibilidad de un problema médico.

Además de realizar un examen físico, el médico te preguntará si tienes alguna preocupación y qué síntomas tienes. También estará interesado en tu historial de salud y el de tu familia, en los medicamentos que estás tomando, si tienes alergias y otros detalles de importancia. Esto es lo que se denomina "historia clínica". Tal vez te pregunte acerca de tus patrones de sueño, tus hábitos intestinales y síntomas urinarios (como urgencia para orinar o dolor o ardor al orinar). También es posible que el médico converse acerca de cualquier situación estresante que pueda haber contribuido a provocar el problema.

El examen inicial seguramente incluirá un análisis de orina y un cultivo. En estos análisis, se examina la orina para determinar si existen señales de una enfermedad. En la mayoría de los casos de personas con enuresis nocturna, estos análisis suelen ser totalmente normales.

¿Cuál es el tratamiento?

Los médicos pueden hacer varias cosas para tratar la enuresis nocturna, según cuál sea la causa. Si se debe a una enfermedad, algo no muy común, recibirás tratamiento. Si el examen físico y tu historial no sugieren la presencia de un problema médico y los análisis de orina arrojan resultados negativos, se pueden utilizar varios enfoques conductuales:

  • Controlar lo que comes y bebes antes de ir a la cama. Quienes padecen enuresis nocturna pueden tomar algunas medidas básicas para impedir que la vejiga se sobrecargue reduciendo la cantidad de líquido que beben antes de ir a dormir. Puedes reducir las probabilidades de orinar la cama si vas al baño justo antes de acostarte.

    Tal vez sea útil evitar algunos alimentos por la noche: los alimentos capaces de irritar la vejiga incluyen café, té, chocolate y gaseosas u otras bebidas carbonatadas con contenido de cafeína.
  • Imagina que no orinas la cama. El uso de una técnica denominada "imaginación positiva", en la que, antes de ir a dormir, piensas despertarte sin haber orinado la cama, puede ayudar a algunas personas a dejar de orinarse por la noche. Otros descubren que recompensarse por levantarse sin haber mojado la cama también funciona.
  • Uso de alarmas de micción involuntaria. A veces, los médicos y enfermeros prescriben el uso de alarmas para tratar a los adolescentes que sufren de enuresis. De acuerdo con la Fundación Nacional del Riñón, entre el 50% y el 70% de los casos de enuresis responden al tratamiento con estos dispositivos. Estas alarmas hacen sonar una campanilla cuando una persona comienza a mojar la cama. Entonces, puedes apagar rápidamente la alarma, ir al baño y volver a dormir sin mojar demasiado la cama. No obstante, no te desalientes si la alarma no te ayuda a dejar de orinar la cama inmediatamente. El organismo puede necesitar varias semanas para dejar de hacer algo que ha hecho durante años. Con el tiempo, aprenderás a levantarte antes de que suene la alarma o a retener la orina hasta la mañana.

    Quienes duermen muy profundamente tal vez dependan de uno de los padres u otro integrante de la familia para que los despierte si no escuchan la alarma. La clave, en el caso de las alarmas, es despertarse rápidamente: cuanto antes se despierte una persona, más efectiva será la modificación de la conducta para avisarle al cerebro que se despierte o envíe a la vejiga señales para retener la orina hasta la mañana.
  • En algunas ocasiones, los médicos tratan la enuresis con medicamentos; aunque éste no suele ser el primer recurso, porque no se ha comprobado que un medicamento cure la enuresis de manera permanente y el problema suele regresar al dejar de tomar la medicación. A veces, los médicos prescriben una forma artificial de la hormona antidiurética para reducir la acumulación de orina durante la noche. Otros medicamentos relajan la vejiga y le permiten retener más orina.

Si te preocupa la enuresis, lo mejor que puedes hacer es hablar con tu médico para que te dé ideas sobre cómo afrontar el problema. Tus padres también te pueden dar consejos para afrontarlo, en especial si alguno de ellos tuvo ese problema durante la adolescencia.

La buena noticia es que es probable que la enuresis desaparezca por sí sola. De hecho, 15 de cada 100 niños que se orinan en la cama dejan de hacerlo cada año sin recibir ningún tratamiento.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com