Audífonos

Teens > Para adolescentes > Su cuerpo > Audífonos
Audífonos

Read this in English(Hearing Aids)

Adolescentes con audífonos. Si nunca has convivido con una pérdida auditiva, el hecho de que un adolescente lleve audífonos te pude parecer tan impropio como que un aciano lleve un aparato de ortodoncia.

Pero las pérdidas auditivas (o hipoacusias) afectan a gente de cualquier edad, incluso a bebés. No son algo propio de los ancianos. Y del mismo modo que el hecho de llevar aparatos de ortodoncia impide que se te tuerzan los dientes, llevar un audífono ayuda a la gente a permanecer conectada al mundo que la rodea.

Como ocurre con cualquier accesorio, gran parte de saber llevar un audífono (o de conseguir que otros se olviden de él) consiste en actuar como si no te dieras cuenta de que lo llevas puesto. Si continúas siendo la misma persona tranquila y segura de sí misma de siempre, los demás se centrarán en ti, en vez de en lo que llevas puesto en las orejas. Y la mayor parte del tiempo ni siquiera notarán que lo llevas.

¿Quieres oír lo que te dicen, lo que dicen a tu alrededor y lo que dicen sobre ti? He aquí el modo en que los audífonos pueden ayudar a la gente que padece determinados tipos de pérdidas auditivas.

Cómo ayudan los audífonos

De modo que fuiste al audiólogo y descubriste que necesitas un audífono. Probablemente tu primera reacción no fue saltar de alegría. De todos modos, si estás habituado a oír el mundo que te rodea, deberías sentirte satisfecho: A pesar de que hay mucha gente afectada por pérdidas auditivas, los audífonos solo permiten ayudar a algunas de esas personas.

Hay muchos tipos distintos de pérdidas auditivas. Los audífonos permiten ayudar a las personas que padecen un tipo concreto de pérdida auditiva de carácter permanente denominada hipoacusia neurosensorial.

El oído interno está compuesto por una cámara en forma de caracol denominada cóclea; la cóclea está llena de fluido y recubierta de miles de células pilosas diminutas (dispuestas en filas externas e internas). Cuando las vibraciones avanzan por este fluido, las diminutas células pilosas externas reaccionan en primer lugar y amplifican los sonidos. Seguidamente las células pilosas internas traducen las ondas sonoras en impulsos nerviosos eléctricos y los envían al nervio auditivo, encargado de conectar el oído con el cerebro.

Los audífonos se encargan de intensificar las vibraciones sonoras que unas células pilosas externas lesionadas (o deterioradas) tienen problemas para amplificar. Cuanto más lesionadas (o deterioradas) estén las células pilosas externas de una persona, más alto se le graduará el audífono.

Tipos de audífonos

Hay varios tipos distintos de audífonos. Algunos se llevan sobre el cuerpo. Otros, detrás de la oreja o dentro de la oreja. La mayoría de las personas que padecen pérdidas auditivas bilaterales (en ambos oídos) llevan dos audífonos.

Tipos de audífonos:

  • Los audífonos retroauriculares (BTE, por sus siglas en inglés) se colocan detrás de la oreja. Constan de dos partes principales. Por un lado, un estuche de plástico duro de tamaño reducido que se coloca detrás de la oreja y que contiene el dispositivo electrónico que constituye el audífono propiamente dicho. El estuche se conecta a una pieza de plástico denominada molde auricular que encaja dentro de la parte más externa de la oreja. El sonido se trasmite desde el audífono hasta el interior del oído pasando por el molde auricular. Este tipo de audífono lo utilizan personas de todas las edades que padecen hipoacusias de leves a profundas.
  • Los audífonos intrauriculares (ITE, por sus siglas en inglés) se colocan dentro de la oreja. Este tipo de audífonos encajan completamente dentro del oído externo. Ayudan en pérdidas auditivas de leves a graves. Como en los dispositivos anteriores, constan de un estuche de plástico duro que contiene los componentes electrónicos, pero el estuche también contiene el molde auricular, de modo que constan solo de una pieza.

    Algunos audífonos de este tipo tienen instalada una telebobina. Se trata de una pequeña bobina magnética que permite que la gente reciba el sonido a través del circuito del audífono en vez de a través de su micrófono. Las telebobinas facilitan la audición de conversaciones a través del teléfono. También ayudan a oír en lugares públicos donde se han instalado sistemas de sonido especiales, denominados sistemas de circuito inductivo. En iglesias, centros de enseñanza, aeropuertos y auditóriums se suele utilizar este tipo de sistemas.
  • Hay una clase de audífonos que encajan directamente dentro del conducto auditivo externo. Existen dos estilos ligeramente diferentes. El primero, el audífono Intracanal (ITC, por sus siglas en inglés) está hecho a la medida de cada persona, adaptándose a la forma y tamaño de su conducto auditivo. El segundo, el audífono Completamente Intracanal (CIC, por sus siglas en inglés) es ligeramente distinto del anterior y está prácticamente escondido dentro el conducto auditivo. Ambos tipos de audífonos se utilizan para tratar pérdidas auditivas de leves a moderadamente graves.

Es posible que al audiólogo le interese añadir un sistema de FM a tu audífono. Este sistema te puede ser de gran ayuda durante las clases, ya que te permitirá oír la voz del profesor sobre el ruido de fondo de la clase. A tal efecto, tu profesor llevará un pequeño micrófono-trasmisor que te enviará el sonido directamente al audífono por medio de una trasmisión FM inalámbrica.

No hay ningún tipo de audífono ni fabricante de audífonos que sea mejor que los demás; la elección del mejor dispositivo debe basarse en las necesidades individuales de cada persona.

Sentirse cómodo

Los audífonos deben ser cómodos. A medida que crezcas, es posible que tu audiólogo necesite cambiarte el molde auricular del audífono. Si el audífono te irrita realmente la oreja o el oído, ponte en contacto con tu audiólogo lo antes posible. Él te lo podrá recolocar y graduar para asegurarse de que llevas un audífono los más cómodo posible. ¡No tiene ningún sentido oír bien si experimentas dolor al hacerlo!

Hoy en día, se fabrican moldes auriculares de divertidos surtidos de colores y de diferentes tonos que pegan con el color de la piel, de modo que podrás elegir el que más te guste. La limpieza es sumamente importante en lo que se refiere a la comodidad de un audífono. Un audífono de lo más cómodo puede convertirse en uno bastante molesto con el paso del tiempo si se acumula cerumen sobre él y no se cuida diariamente. Un audífono sucio no solo puede resultar incómodo o molesto sino que también puede conllevar el desarrollo de infecciones.

La mayoría de audífonos vienen provistos de instrucciones de limpieza específicas para cada modelo. De todos modos y como pauta general, haz un esfuerzo por fijarte en tu audífono cada noche. Después de extraértelo, inspecciónalo detenidamente para asegurarte de que no se haya acumulado cerumen sobre él. Si detectas algo de cerumen, límpialo con delicadeza con un pañito o toallita suave. Evita frotar el audífono con un tejido rugoso, ya que eso podría repercutir sobre su estructura y funcionamiento.

Sentirse bien

Es verdad que los audífonos no se consideran objetos de moda. Pero, si tú llevas uno, probablemente serás más consciente de él que el resto de la gente. Mucha gente no se da cuenta de que una persona lleva un audífono cuando la conoce o la ve por primera vez (¡y algunas personas no llegan a darse cuenta de este tipo de detalles en toda la vida!).

Incluso aunque tus amigos o compañeros de clase sepan que llevas audífonos, lo más probable es que se olviden de ello. Estarán demasiado ocupados pensando en ti como persona, qué dices y qué haces, que en el hecho de que lleves audífonos.

Puede costarse un poco de tiempo habituarte a la idea y al hecho de llevar audífonos. Pero basta con que te centres en lo mucho más que puedes oír cuando los lleves puestos. La mayoría de la gente prefiere llevar unos dispositivos que apenas se ven y oír el mundo que los rodea a perderse gran parte de los sonidos que ocurren a su alrededor. ¡Quién querría perderse las palabras de su amorcito cuando le dice lo atractivo que está!

Revisado por: Thierry Morlet, PhD
Fecha de revisión: agosto de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.