Perforación de tímpano

Teens > Para adolescentes > Su cuerpo > Perforación de tímpano
Perforación de tímpano

Read this in English(Perforated Eardrum)

Darren perdió el equilibrio mientras practicaba esquí acuático. Se estaba inclinando hacia un lado cuando su cabeza golpeó el agua bruscamente y notó un dolor agudo dentro del oído. Cuando Darren se tocó la oreja vió que la mano se le había manchado de sangre. Y también comprobó que no oía tan bien con aquel oído.

Los padres de Darren llamaron al pediatra y éste les dio cita de inmediato. El pediatra exploró el oído de Darren y le dijo que se había perforado el tímpano.

¿Qué es una perforación de tímpano?

Principales cosas a saber sobre la perforacion de timpanoUna perforación de tímpano es una rotura o agujero en la membrana timpánica (el término médico que se utiliza para referirse al tímpano). La perforación de tímpano también se denomina a veces rotura de tímpano.

Las perforaciones de tímpano pueden doler mucho. Y, si no puedes escuchar tan bien como de costumbre, pueden asustar bastante. La buena noticia es que la mayoría de las personas que sufren una perforación de tímpano acaban recuperando completamente la audición.

Si crees que te has perforado el tímpano, acude al médico. Cuando el tímpano se agujerea o se rompe, las bacterias y otras impurezas pueden entrar en el interior de los oídos medio e interno. Cuando ocurre esto, se pueden desarrollar infecciones que, a su vez, pueden provocar pérdidas auditivas.

La mayoría de las perforaciones de tímpano se curan en pocas semanas. De todos modos, a veces los médicos necesitan intervenirlas quirúrgicamente.

Cómo funciona el tímpano

El tímpano es un fragmento de tejido tan fino como la piel que discurre apretadamente, como si se tratara de la piel de un tambor, sobre la abertura que conecta el conducto auditivo externo con el oído medio.

El pabellón auditivo conduce las sondas sonoras hacia el interior del conducto auditivo. Al final de este conducto se encuentra el tímpano, donde rebotan las ondas, que lo hacen vibrar. Los oídos medio e interno convierten estas vibraciones en señales que el cerebro interpreta como sonidos.

Cuando hay un agujero en el tímpano, este no pude vibrar tan bien como debería, lo que suele conllevar una pérdida auditiva.

¿Cuáles son las causas de una perforación de tímpano?

Probablemente ya sabrás que no debes introducirte hisopos de algodón ni otros objetos dentro del conducto auditivo para limpiarte los oídos. Pero el tímpano también se puede perforar o romper de otras formas.

ilustracion

Aquí tienes otras causas posibles de una perforación de tímpano:

  • Cambio busco de presión (barotrauma). La mayoría de la veces, la presión del aire en el oído medio y en el ambiente exterior están equilibradas. Pero hay algunas cosas, como viajar en avión, trasladarse por una carretera de montaña o hacer buceo, que pueden provocar cambios de presión repentinos que, a su vez, pueden provocar roturas de tímpano.
  • Ruidos fuertes (traumas acústicos). Los ruidos muy fuertes (como los asociados a explosiones) pueden producir ondas acústicas tan fuertes como para lesionar el tímpano. Afortunadamente, no se trata de ruidos que ocurran a menudo. Los ruidos fuertes también puede provocar lesiones de carácter temporal o permanente en la cóclea.
  • Objetos extraños. Hay elementos, como los hisopos de algodón, y las horquillas que, de introducirse dentro del oído, se pueden clavar en el tímpano.
  • Golpe en la cabeza (o traumatismo craneoencefálico). Un golpe directo sobre la oreja o una grave lesión en la cabeza ocasionadas por accidentes de tráfico pueden provocar fracturas de cráneo y roturas de tímpano.
  • Golpe directo sobre el pabellón y/o el conducto auditivo. Una bofetada fuerte con la mano abierta u otras cosas que ejerzan presión sobre la oreja también pueden perforar el tímpano.
  • Infecciones de oído. Una infección de los oídos medio o interno puede generar la acumulación de pus o fluido detrás del tímpano y esto puede hacer que se perfore.

¿Cuáles son los síntomas?

El primer síntoma de una perforación de tímpano probablemente será el dolor de oído. He aquí lo que puede experimentar una persona tras una perforación de tímpano:

  • dolor de oído, que puede ser de leve a importante y que se puede incrementar durante un período de tiempo hasta acabar disminuyendo de forma repentina
  • secreción procedente del oído de un fluido que puede ser transparente, pus, o sanguinolento
  • pérdida auditiva
  • zumbidos o pitidos en los oídos (acúfenos)
  • mareo, inestabilidad o vértigo que pueden provocar náuseas o vómitos
  • debilidad en los músculos de la cara (se trata de un síntoma poco frecuente)

Habla con uno de tus padres o llama al médico inmediatamente si presentas algún síntoma de perforación de tímpano. También deberías ir al médico si sigues presentando síntomas después de haber recibido tratamiento por una perforación de tímpano. A pesar de que la mayoría de las perforaciones timpánicas se curan solas, querrás adoptar las medidas necesarias para asegurarte de que la pérdida auditiva que puedas experimentar solo sea de carácter temporal.

Acude inmediatamente al servicio de urgencias si presentas síntomas graves. Ejemplos de este tipo de síntomas son secreción sanguinolenta procedente del oído, dolor muy fuerte, pérdida total de audición en el oído afectado o mareo asociado vómitos.

¿Cómo diagnostican los médicos una perforación de tímpano?

Para saber si sufres una perforación de tímpano, lo más probable es que el médico te explore el conducto auditivo utilizando un instrumento provisto de luz denominado otoscopio. Lo más probable es que el médico te pueda ver el desgarro u orificio del tímpano e incluso la cadena de huesecillos del oído medio, pero habrá veces en que el fluido segregado por el oído impedirá detectar la lesión.

Es posible que el médico te solicite pruebas adicionales. Algunas de esas pruebas le permitirán conocer mejor el estado de tu tímpano mientras que otras le permitirán evaluar tu pérdida auditiva. Es posible que el médico te practique una prueba audiológica para evaluar cuán lo bien oyes los sonidos a distintas frecuencias y volúmenes.

En caso de que presentes secreción procedente de oído, el médico es posible que te extraiga una muestra de fluido para analizarla en un laboratorio. Esto le ayudará a decidir qué antibiótico es el mejor para tratarte la infección.

¿En qué consiste el tratamiento?

Por lo general, las perforaciones de tímpano se curan solas en pocas semanas sin necesidad de tratamiento. Durante el proceso de curación, los analgésicos de venta sin receta médica pueden ayudar a aliviar el dolor. Pregunta a tu profesional de la salud o a uno de tus padres qué analgésicos son los mejores para ti.

Para ayudar a prevenir posibles infecciones o tratar una infección existente, es posible que el médico te recete antibióticos. Los puedes tomar en forma de comprimidos (por boca) o bien en forma de gotas para los oídos.

He aquí tres cosas a evitar si sufres una peroración de tímpano.

  1. Utilizar gotas para los oídos de venta sin receta médica sin que te lo recomiende específicamente el médico. Cuando se tiene el oído agujereado, hay algunos tipos de gotas para los oídos que pueden entrar en el oído medio o la cóclea y ocasionar problemas.
  2. Entrada de agua en el conducto auditivo. Es posible que el médico te recomiende mantener seco el oído durante las actividades acuáticas a fin de evitar las infecciones durante el proceso de curación. Lo puedes conseguir colocándote con delicadeza en el oído un tapón a prueba de agua o bien una bolita de algodón impregnada de vaselina cada vez que te duches o te bañes.
  3. Limpiarte la oreja afectada o sonarte con fuerza. Espera hasta que se te cure completamente el tímpano.

Si el tímpano no se te cura por sí solo, un especialista en otorrinolaringología (el médico de la nariz, el oído y la garganta) es posible que recomiende implantarte un parche en el tímpano. Durante este procedimiento, el médico coloca un fino parche de papel sobre el orifico del tímpano. Este procedimiento es posible que se deba realizar en varias ocasiones hasta que el tímpano se cure por completo.

Si todos los demás tratamientos no dan buen resultado, el especialista en otorrinolaringología es posible que deba llevar a cabo una intervención quirúrgica conocida como timpanoplastia. El cirujano te implantará un pequeño fragmento de tu propio tejido corporal para cerrar el orificio del tímpano.

¿Cómo puedo prevenir una perforación de tímpano?

A veces, es imposible prevenir algunas perforaciones de tímpano (como cuando este se rompe debido a una infección. Pero hay muchos casos de perforación de tímpano que son prevenibles al 100%.

Para reducir las probabilidades de una perforación de tímpano deberás proceder del siguiente modo:

  • Llamar al médico inmediatamente cuando te detectes cualquier signo de infección de oído.
  • No introducirte nunca ningún objeto dentro del oído, ni siquiera para limpiártelo. Si se te mete o clava algo en el oído, pide que te lo extraiga un profesional de la salud. No te lo intentes extraer tu solo en casa, ya que podrías lesionarte todavía más el oído.
  • Intentar evitar los vuelos aéreos cuando estés acatarrado o padezcas una infección de senos nasales. Si has de viajar en avión, mastica chicle durante el despegue y el aterrizaje. También puedes probar de equiparar la presión a ambos lados de los oídos bostezando o tragando saliva. Pero no intentes el truco de sonarte mientras te aprietas con fuerza las fosas nasales. Los médicos no lo recomiendan.
  • Si tienes pensado hacer buceo, sigue un curso de inmersión y obtén un certificado de buceo. Asegúrate de que aprendes a equiparar la presión a ambos lados del tímpano. No hagas buceo cuando estés acatarrado o padezca una infección de oído o de senos nasales.

Las perforaciones de tímpano pueden asustar un poco al principio, así que ayuda bastante tener presente que la gran mayoría de ellas se resuelven solas. Pero, en cualquier caso, deberás ir al médico para recibir sus consejos sobre cómo facilitar el proceso de curación.

Revisado por: Steven P. Cook, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com