Cómo surtir una receta

Teens > Para adolescentes > Su cuerpo > Cómo surtir una receta
Cómo surtir una receta

Read this in English

(How to Fill a Prescription)

Existen muchas responsabilidades pequeñas pero significativas que debes tomar a medida que te conviertes en un adulto: Lavar tu ropa. Asegurarte de mantener el indicador del nivel de gasolina lejos de la "V" de vacío. Surtir una receta.

De acuerdo. Tal vez la última no sea una de las primeras cosas que vienen a la mente. Aun así, es un paso importante hacia la independencia. Significa que comienzas a hacerte responsable de tu atención médica.

En el consultorio del médico

El proceso de surtir una receta comienza en el consultorio del médico o en el centro de salud. Si tomas medicamentos, aunque sean de venta libre o a base de hierbas, comunícaselo al médico. Algunos medicamentos pueden ser perjudiciales si se los toma conjuntamente (en medicina, esto se conoce como interacción). Por ejemplo, ciertos medicamentos recetados pueden hacer que las píldoras anticonceptivas sean menos efectivas.

Con respecto a la anticoncepción, tu médico probablemente te pregunte acerca de ello o si consumes alcohol o drogas. Puede parecer incómodo hablar de estos temas, pero tu médico necesita saber si has tomado algo que pueda interactuar con el medicamento recetado. No te preocupes. Tu médico no está para juzgarte ni para acusarte con tus padres. Muchos médicos encuentran una manera de hablar en privado con pacientes adolescentes a fin de poder compartir información privada. Por lo tanto, no dudes en hablar abiertamente.

Es posible que tu médico te entregue una receta por escrito para que lleves a la farmacia que elijas. Sin embargo, muchos médicos entregan las recetas electrónicamente. En ese caso, tu médico te preguntará que farmacia elegirás.

Si vas a estudiar a otra ciudad o si tienes planeado viajar, es probable que quieras surtir tu receta en una farmacia de una gran cadena. La mayoría de las cadenas usan una misma base de datos de recetas para todas las tiendas, lo que te permite conseguir tus recetas en distintas tiendas de la misma cadena.

Antes de surtir tu receta, averigua si tiene cobertura de seguro. Algunos medicamentos pueden no tenerla. Por ejemplo, es posible que tu compañía de seguros no cubra ciertos medicamentos para el acné o que tu médico deba comunicarse con la compañía para que los aprueben. Si ese es el caso, es mejor que te lo informen para no tener problemas en la farmacia.

Retirar tu receta

Si tu seguro médico cubre medicamentos, lleva tu carnet del plan de medicamentos a la farmacia. Es probable que la primera vez que surtas una receta, el personal de la farmacia te solicite que dejes tu tarjeta de recetas por un tiempo para poder verificar tu seguro.

Probablemente te preguntarán si deseas realizarle alguna pregunta al farmacéutico o, en caso de que no lo hagas, te solicitarán que firmes una exención. Es tu oportunidad de hacer cualquier pregunta que hayas pensado desde que consultaste a tu médico, tal como la mejor hora del día para tomar el medicamento, si debes tomarlo con alimentos, etc.

Si parece que en la farmacia están ocupados o no quieres hacer preguntas sobre algo personal frente a otras personas, puedes llamar a la farmacia y pedir hablar con el farmacéutico después de irte. Menciónale que acabas de surtir tu receta allí y que tienes preguntas.

Es momento de renovar tu recetaEs posible que tus recetas incluyan un folleto informativo del fabricante y probablemente uno de la farmacia también. Estos folletos ofrecen información útil sobre cuál es la mejor manera de tomar ese medicamento en particular y también los efectos secundarios a los que debes estar atento.

Si notas algún efecto secundario mientras tomas la medicación, incluso si crees que no son graves ni importantes, comunícaselo a tu médico. No dudes en consultar a tu farmacéutico también para obtener asesoramiento. Los farmacéuticos están capacitados en la ciencia de cómo funcionan los medicamentos y pueden darte muchos consejos útiles.

Revisado por: Letitia A. Kanar, PharmD, RPh
Fecha de la revisión: junio de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com