Anteojos y lentes de contacto

Kids > Para niños > Mi cuerpo > Anteojos y lentes de contacto
Anteojos y lentes de contacto

Read this in English

(Glasses and Contact Lenses)

¿Por qué algunas personas tienen que usar anteojos y otras no?

Los ojos de las personas son algo diferentes, no solo el color, sino cómo funcionan y qué tan bien pueden ver. A veces todas las partes del ojo no funcionan juntas como deberían. Pero los anteojos o los lentes de contacto, también llamados lentes correctivos, pueden ayudar a que la mayoría de las personas vea con mayor claridad.

Cómo funcionan los ojos

El globo ocular incluye la córnea, un tejido transparente que ayuda al ojo a enfocar; el iris, la parte coloreada; la pupila, que permite el pasaje de la luz dentro del ojo; el cristalino, que también ayuda al ojo a enfocar; y la retina, ubicada en la parte posterior del ojo.

Cuando todas las partes del ojo funcionan correctamente, un niño no tiene problemas de visión. Puedes ver porque tus ojos capturan una imagen, como lo hace una cámara, y la envían al cerebro, donde esta puede ser interpretada. Por ejemplo, si hay un elefante frente a ti, casi instantáneamente tu cerebro dice, "Eso es un elefante".

Tus ojos deben desviar los rayos de luz para que las imágenes se enfoquen claramente en la retina. Cuanto mejor registre la retina la imagen, más probabilidades hay de que tu cerebro la interprete y de que puedas ver la imagen con claridad.

Refractar es una palabra difícil que significa desviar los rayos de luz. Si una persona tiene problemas de visión, por lo general es un problema de refracción. Los anteojos o los lentes de contacto son muy útiles porque pueden corregir los problemas de refracción. En otras palabras, estos desvían los rayos de luz de un modo que te permite ver con mayor claridad.

La cirugía láser también puede corregir algunos problemas de visión, pero no es recomendable para los niños porque ellos aún están en crecimiento.

Miope o hipermétrope, ¿cuál es cuál?

La miopía y la hipermetropía son problemas de refracción frecuentes. Es fácil confundirlos:

  • El miope es una persona que puede ver las cosas que están cerca, como un libro, pero tiene dificultades para ver las que están lejos.
  • El hipermétrope es una persona que puede ver las cosas que están lejos, pero tiene dificultades para ver las que están cerca, por ejemplo, para leer las letras de un libro.

En ambos casos, la imagen no se enfoca correctamente en la retina. En la miopía, la imagen se enfoca delante de la retina, mientras que en la hipermetropía, esta se enfoca detrás de la retina. La forma de los globos oculares también puede causar problemas de refracción.

Otro problema de refracción es el astigmatismo. Esto significa que la córnea tiene una forma irregular y desvía la luz en diferentes direcciones, lo que puede distorsionar lo que una persona ve y hacer que las cosas se vean borrosas.

Los anteojos o los lentes de contacto corrigen la visión porque permiten que el ojo enfoque la luz en el lugar correcto en la retina, aquel que produce la imagen más clara. Puesto que los ojos de cada individuo son diferentes, un par de anteojos que permiten que una persona vea maravillosamente pueden producir imágenes borrosas para otra. Si alguna vez te probaste los anteojos de otra persona sabes a qué nos referimos.

Si debes usar anteojos o lentes de contacto, el médico te dará una receta. En este caso, la receta no es un medicamento que recoges en la farmacia. Una receta para lentes es un papel con números. Las personas que harán tus anteojos necesitan estos números para fabricar las lentes que corrijan la forma en que tus ojos desvían la luz. Recuerda, el objetivo se encuentra justo en el centro de la retina.

Exámenes oculares

Si tienes problemas de visión, tu mamá o papá pueden llevarte para que te hagan un examen ocular. Este puede realizarse como parte del control médico regular.

Sin embargo, deberás consultar a un especialista de la visión si tus padres o el médico piensan que tal vez necesites anteojos. Puedes consultar a un oftalmólogo, un optometrista o un óptico.

¿Cuál es la diferencia?

  • Un oftalmólogo es un médico capacitado para tratar problemas de la visión y recetar anteojos y lentes de contacto, pero que también realiza cirugías oculares para solucionar otras complicaciones de los ojos.
  • Un optometrista es un profesional matriculado que se especializa en exámenes oculares y en calcular las recetas correctas para los anteojos y los lentes de contacto.
  • Los ópticos arman y venden anteojos y lentes de contacto de acuerdo con la receta de un oftalmólogo u optometrista.

Es probable que durante el examen ocular tengas que leer una tabla optométrica, la tabla con letras de diferentes tamaños. Es posible que también tengas que mirar algunos textos de cerca, como si leyeras un libro. Estas pruebas permiten determinar tu capacidad visual de cerca y de lejos.

Si tienes que usar anteojos o lentes de contacto, hay un aparato especial que te permite probar diferentes recetas hasta encontrar la que te permite tener la visión más clara. Es como si fuera un gran par de anteojos, pero permite poner y sacar un montón de lentes diferentes con gran rapidez.

La persona a cargo de tu examen ocular puede intercambiar dos lentes diferentes y preguntar, "¿Así o así?". Tendrás que decir con cuál de los dos ves con mayor claridad. No hay una respuesta correcta: solamente lo que es mejor para ti. Recuerda, la idea es que te den la mejor receta para que tu visión sea perfecta.

La parte divertida

Si vas a usar anteojos, es momento de elegir los marcos. Puede ser divertido probártelos. Elige unos que te resulten cómodos y sean fuertes, y que además te gusten: los usarás muchísimo.

Los lentes se pueden fabricar con diferentes materiales, como cristal de seguridad o plástico inastillable (policarbonato). Dado que el cristal suele ser pesado y se puede astillar, en la actualidad la mayoría de los anteojos se hacen de policarbonato. Si practicas deportes, es conveniente que consultes sobre las gafas especiales que puedes usar en el campo de juego.

El cristal suele ser pesado y se puede astillar. El plástico se raya con facilidad, pero a menudo es la mejor opción para los niños. Si practicas deportes, es conveniente que consultes sobre las gafas que puedes usar en el campo de juego.

Además, es buena idea que averigües cómo limpiar correctamente los anteojos. Y es útil que tengas un estuche para guardarlos cuando no los usas. Lo último que deseas es sentarte sobre tus anteojos nuevos y escuchar un crujido.

Si vas a usar lentes de contacto, el oftalmólogo o el optometrista te aconsejarán cuáles son los más adecuados para ti. Algunos son descartables y otros se deben limpiar. Cuando sepas qué tipo de lentes tendrás, puedes volverte un experto respecto de cómo usarlos de manera segura y mantenerlos limpios. Lo más importante para los lentes de contacto es una buena higiene, a fin de evitar las infecciones en los ojos.

Pero la parte realmente divertida de los anteojos o los lentes de contacto nuevos es lo bien que puedes ver: estos pueden hacer que el mundo se vea mejor.

Revisado por: Jonathan H. Salvin, MD
Fecha de la revisión: agosto de 2010

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.