Senos y sostenes

Kids > Para niños > Mi cuerpo > Senos y sostenes
Senos y sostenes

(Breast and Bras)

Algunas niñas no ven el momento de que lleguen y esperan su aparición con las mismas ansias que su cumpleaños, su primer beso o un campeonato de fútbol.

Otras le temen tanto como a comerse un enorme plato de repollitos de Bruselas o cambiar las piedras sanitarias del gato.

Pero la mayoría de las niñas experimentan una mezcla de sentimientos y no están muy seguras de por qué los tienen y qué hacer con ellos. Los niños no los tienen, pero seguramente sientan curiosidad por ese tema.

¿Cuál es el misterio? Estamos hablando de los senos. Si eres una niña, mira hacia abajo y allí están; o estarán pronto. Son sólo dos montículos de carne, pero reciben mucha atención. A medida que una niña madura y atraviesa la pubertad, los senos manifiestan al mundo que ella está dejando la niñez y que comienza una nueva etapa en su vida.

Dado que los senos grandes reciben mucha atención (basta con mirar revistas, televisión o películas), algunas niñas se preocupan porque sus senos son pequeños o porque maduran más lentamente. También las que tienen senos grandes pueden sentirse afligidas, ya que atraen una atención que no desean. La verdad es que la belleza no viene en una sola medida de sostén. En el mundo hay toda clase de formas y medidas femeninas, y todas son hermosas.

Pero los senos no sirven sólo para lucirlos. Las niñas los tienen para cumplir una tarea importante en el futuro. Algún día, cuando la niña crece y tiene un bebé, sus senos proveerán la leche que él necesita. La leche materna es el mejor alimento para los bebés. Y no importa si los senos son pequeños, medianos o grandes. Todos los tamaños pueden producir suficiente leche para alimentar a un bebé.

¿Cuándo comienzan a crecer los senos?

Los senos comienzan a crecer entre los 8 y los 13 años. Los senos de algunas niñas crecen lentamente y los de otras, rápidamente. Muchas pueden sentir que sus senos nunca empezarán a crecer. La razón es que las niñas comienzan a desarrollarse a diferentes edades y con distintos ritmos. Una niña puede tener más desarrollados los senos a los 12, mientras que su amiga puede ser aún chata como una tabla.

El desarrollo de los senos sucede en etapas. La primera etapa comienza durante el principio de la pubertad, cuando los ovarios de las niñas se agrandan y el estrógeno, una hormona femenina importante, comienza a circular por el cuerpo. Los médicos se refieren a las etapas tempranas del desarrollo de los senos como "florecimiento de los senos". ¿Te das cuenta? Florecimiento, como si se tratara de flores.

Cuando los senos comienzan a florecer, son una pequeña protuberancia detrás del pezón. Después, el pezón y el círculo de piel que lo rodea (llamado "aréola") se agrandan y se oscurecen un poco. Luego el área alrededor del pezón y de la aréola comienza a crecer y se convierte en un seno. A medida que éstos crecen, pueden ser puntiagudos por un tiempo antes de que se redondeen y rellenen. Los senos tienen toda clase de formas y medidas. Pueden continuar creciendo durante la adolescencia e incluso después de los veinte años.

El tamaño de los senos atrae mucho la atención y muchas niñas pueden preguntarse cómo hacerlos crecer más o más rápido. A pesar de lo que dicen las publicidades de algunas revistas, no hay ninguna crema o píldora mágica capaz de acelerar el proceso o hacer que los senos de una niña sean más grandes de lo que son. De hecho, su tamaño está determinado principalmente por la herencia y por el peso de la niña. Por lo tanto, si la madre de la niña tiene senos grandes o pequeños, es casi seguro que los de ella tendrán un tamaño similar. Y una niña con un cuerpo más voluminoso tiene más probabilidades de tener senos más grandes.

Buscando un sostén

Cuando una niña tiene senos, es conveniente que use un sostén, especialmente cuando hace ejercicio y practica deportes. Los sostenes protegen el tejido del seno y en posicion sostenido. A algunas niñas también les gustan porque modelan su silueta y las hacen sentir más cómodas. Un sostén puede hacer que una niña se sienta menos expuesta cuando está usando una blusa liviana o una camiseta.

Algunas niñas ansían tener su primer sostén, pero otras temen ese momento. Como todo lo nuevo, puede ser difícil adaptarse a usar un sostén. Tal vez sean difíciles de abrochar y ajustar. Una vez que un sostén está colocado, puede quedar colgando como una bolsa, deslizarse, clavarse en la piel o abrirse de golpe. Las tiras pueden resbalar de los hombros o incrustarse en ellos. Y se puede asomar por debajo de la ropa de una niña. No solamente eso: el hermano quizá piense que es tremendamente divertido tirar de él para que se estrelle contra su espalda. (Si eres un niño, ¡no lo hagas!)

El ABC del tamaño de los sostenes

Si el sostén es del tamaño correcto, no tendrás tantos problemas. Por ejemplo, un sostén de la medida correcta no pellizcará, no se abultará ni se deslizará. Por eso es que vale la pena dedicar un tiempo a este tema.

El tamaño de un sostén consta de dos partes: la medida del tórax (también llamada "contorno") y la medida de la copa. La medida del tórax, o contorno, está representada por un número (32, 34, 36, etc.) y es la parte del sostén que rodea el tórax y la espalda de una niña. Las copas son las partes que sostienen los senos y las medidas se indican con letras (AA, A, B, C, etc.).

Los sostenes vienen en muchas medidas, que son combinaciones de la medida del tórax y de las copas: por ejemplo, 32AA. Para que calce bien, es importante que ambas medidas sean correctas. Algunos fabricantes están comenzando a ofrecer opciones de copas en medidas intermedias, además de las habituales, para ayudar a que las niñas encuentren el tamaño más adecuado.

¿Qué tamaño de sostén debo comprar?

Es posible que una niña sienta vergüenza por el crecimiento de sus senos y no quiera que otras personas hablen de ellos, los miren y los midan. Pero es importante conocer esas medidas para saber el tamaño exacto del sostén.

Las vendedoras de las tiendas de prendas íntimas pueden ayudar a una niña a tomar estas medidas. También puede hacerlo en su casa y pedirle a su mamá o una amiga que la ayude. Si eres una niña, aquí hay algunas instrucciones sobre cómo hacerlo:

  • Pasa una cinta métrica justo debajo de tus senos, alrededor de tu espalda y caja torácica. La cinta para medir debe estar plana sobre tu piel y extenderse derecha a través de tu espalda; ni muy tirante ni muy floja.
  • Anota tu medida y agrégale 5 pulgadas. Ésa es la medida de tu tórax.
  • Para saber la medida de la copa, pasa la cinta para medir alrededor de tu cuerpo a través de la parte más llena de tus senos.
  • Escribe este número y réstale la medida de tu tórax. La diferencia entre estos dos números es una manera de saber tu medida de copa. Si la diferencia entre los dos números es menor que 1 pulgada, tu medida de copa es AA. Si es de 1 pulgada, tu medida de copa es A; si es de 2 pulgadas, es B; si es de 3 pulgadas es C, y así sucesivamente. Por ejemplo, si tu medida de copa es 33 y la del tórax es 32, hay una pulgada de diferencia. Tu medida de sostén es 32A.
  • Si tu medida de tórax resulta un número impar (como 31 ó 33 pulgadas), como regla general es conveniente redondear hacia arriba, hacia el número siguiente. La mayoría de los sostenes tienen varios conjuntos de ganchos y presillas ajustables, de manera que podrás ajustarlos. Es conveniente redondear hacia arriba más que hacia abajo, porque cuando compras un sostén nuevo que abrocha en los primeros ganchos o en los ganchos del medio (y no en los últimos) dejas lugar para el crecimiento.

¿Qué clase de sostén comprar?

El primer sostén habitualmente solía ser "de entrenamiento" para las niñas que aún no llenaban las copas de los de medida estándar, pero que necesitaban sostén y confort básicos.

Actualmente, muchas comienzan con un sostén deportivo, un modelo que usan las mujeres activas de cualquier edad. Este modelo evita que los senos se sacudan cuando una mujer está haciendo deporte. Como son más planos en el área de la copa, resultan muy buenos como primer sostén para muchas niñas. De hecho, con los sostenes deportivos, así como con los vestidos y blusas armadas, una niña puede no necesitar muy temprano uno de entrenamiento o los modelos más tradicionales. No todos los sostenes deportivos son iguales, por lo que las niñas deben probar varios para ver cuáles prefieren.

Además de los deportivos, hay muchos otros tipos de sostenes. Los de aspecto más natural son los de copa blanda, que no cambian demasiado la forma de los senos de una niña. Vienen en diferentes telas y espesores, y algunos tienen aros. El aro es un alambre en forma de U, que se coloca dentro de la tela, debajo de los senos, y ayuda a sostenerlos. Si se tratara de senos más grandes que una copa C, es conveniente elegir un sostén con aros.

Algunos sostenes tienen copas más armadas y otros vienen con relleno. También hay sostenes reductores para las niñas que quieren disimular el tamaño de sus senos. Habitualmente están hechos con una tela bastante gruesa y a menudo tienen espalda y tiras grandes.

La cambiante figura de una niña

Una de las señales indicadoras de que una niña está creciendo y en camino de convertirse en mujer son los senos. Si una niña tiene dudas o está preocupada acerca de senos y sostenes, la buena noticia es que hay muchas mujeres y niñas más grandes a las cuales preguntarles sobre este tema. Y si está afligida por la lentitud con que crecen sus senos, su médico es también una buena fuente de información. La mayoría de las veces una niña crece de forma normal y, cuando menos lo piense, también ella estará comprando sostenes.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: julio de 2009

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.