Abscesos

Abscesos

Read this article in English(Abscess)

¿Qué es un absceso?

Cuando los gérmenes ingresan al organismo, este los combate de forma natural. En ocasiones, se forma un absceso cuando el organismo intenta realizar este combate contra los gérmenes. Pero luego, el absceso se convierte en parte del problema porque se trata de una zona de tejido infectado que necesita atención.

Los abscesos se pueden formar en la piel, debajo de la piel, en un diente o dentro del cuerpo. Algunas personas se sienten enfermas cuando tienen un absceso. Podrían tener fiebre, que las hará sentir mucho calor o mucho frío.

¿Qué sucede si tengo un absceso en la piel?

A diferencia de los abscesos dentro del cuerpo, los abscesos en la piel se pueden ver. Un absceso en la piel podría parecerse a un bulto rojizo e inflamado: una gran espinilla que podría ser sensible al tacto. El absceso puede aparecer después de una lesión, como una raspadura.

Infórmale a un adulto si crees que tienes un absceso en la piel. Asegúrate de no tocar ni apretar el absceso, ya que podría empeorar.

abscess illustration

Con la ayuda de un adulto, podrías colocar una toalla tibia sobra la zona. En ocasiones, eso puede ayudar a que el absceso se abra y se drene. ¿Qué hay dentro del absceso? Un líquido pegajoso, denominado pus, que contiene células que combaten los gérmenes.

Usa agua tibia (no caliente) para entibiar la toalla o la compresa. Mantén la compresa en la zona durante varios minutos. Debes hacer esto algunas veces al día.

Dado que los abscesos contienen gérmenes, debes lavarte las manos antes o después de tocar uno (o el pus que sale de él).

¿Cuándo llamar al médico?

Si el absceso en la piel se abre solo y se drena, y la infección parece desaparecer en un par de días, la piel debería curarse por sí sola. Si no lo hace, tu mamá o papá deberán llamar al consultorio del médico. Si visitas al médico, probablemente te recetará un tipo de medicamento llamado antibiótico. Los antibióticos ayudan al organismo a eliminar los gérmenes que provocan el absceso.

En ocasiones, el médico deseará drenar el absceso para permitir que el pus y los gérmenes salgan. Esto permitirá que el absceso se cure. El médico podría colocar gasa en la herida para absorber el drenaje y ayudar al absceso a curarse. La gasa es algo parecida a la almohadilla blanca de los vendajes que se colocan para los cortes o las raspaduras.

Asegúrate de seguir las instrucciones del médico sobre cómo cuidar el absceso cuando estés en casa. Y asegúrate de informar a un adulto si no te sientes mejor o si el absceso empeora. Pídeles a tus padres que te den una toalla y paños propios para no propagar los gérmenes a otras personas.

¿Cómo puedo evitar tener un absceso en la piel?

Puedes ayudar a prevenir las infecciones en la piel al tener mucho cuidado si tienes un corte o una raspadura. Mantenlo limpio y seco, y cúbrelo con una venda, si es necesario. Eso ayudará a evitar que ingresen gérmenes para que el corte pueda curarse.

Además, lavarte las manos con frecuencia (antes de comer o preparar alimentos, y después de ir al baño) es otra medida para combatir los gérmenes que debes tomar todo el tiempo, independientemente de si tienes un corte o no.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: junio de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.