Qué dicen los niños sobre: lo que comen

Kids > Para niños > Permanecer sano > Qué dicen los niños sobre: lo que comen
Qué dicen los niños sobre: lo que comen

Read this in English

(What Kids Say About: What They Eat)

Queríamos saber qué comen los niños, de modo que se lo preguntamos a 959 niños de ambos sexos. Sus respuestas indican que muchos de ellos intentan comer de forma saludable. ¿Cómo? Comiendo fruta y verdura, y bebiendo bebidas saludables, como la leche, el agua y los zumos de frutas al 100%. De todos modos, a algunos les sigue costando mucho comer de forma saludable. Analicemos más detenidamente los resultados de nuestra encuesta.

Preguntamos a los niños que pensaran en lo que habían comido el día anterior y contestaran a la siguiente pregunta: ¿cuántas veces comiste verdura? He aquí sus respuestas:

  • el 26% de los niños dijo que había comido verdura tres veces o más
  • el 16% dijo que había comido verdura dos veces
  • el 25% dijo que había comido una ración de verdura
  • el 33% dijo que no había comido verdura el día anterior

No comer verdura no es bueno. Una ración de verdura al día es mejor que nada. Comer dos raciones de verdura diarias significa estar en el buen camino y comer tres está francamente bien. Tomando tres raciones de verdura y dos de fruta, puedes alcanzar el objetivo de cinco raciones al día de alimentos de origen vegetal.

Cómo comer más alimentos saludables

Aunque tiene mala fama entre los niños, la verdura puede ser deliciosa. El truco para comer más verdura y disfrutar haciéndolo es probar distintos tipos de verduras preparados de formas diferentes. ¿No te gustan las judías verdes? ¿Las has probado rociadas con salsa holandesa o cubiertas de almendras crujientes? ¿Te gustaría untar una en salsa de tomate? Atrévete a probarlo.

Formulamos la misma pregunta con referencia a la fruta y el zumo de frutas y he aquí lo que nos respondieron los niños:

  • el 39% dijo que había tomado tres o más raciones de fruta o zumo de frutas al 100% el día anterior
  • el 17% dijo que había tomado dos raciones
  • el 24% dijo que había tomado una ración
  • el 20% dijo que no había tomado fruta ni zumo de frutas el día anterior

Como habrás visto, a los niños encuestados les costaba menos comer algo de fruta que de verdura, pero muchos de ellos no comían suficiente. Si te gustaría aumentar la cantidad de fruta que comes, intenta encontrar una fruta nueva que te guste. Date una vuelta por una tienda de alimentación o ve al mercado con tu madre o tu padre. ¿Qué fruta te parece que tiene buena pinta? Pídele a tu madre o a tu padre que te compre una pieza para probarla. Si te gusta, la próxima vez podréis comprar más. Tal vez te hayas fijado en que, para facilitar el consumo de fruta, cada vez se venden más frutas empaquetadas individualmente en los supermercados y grandes almacenes. Es una forma fácil de comprar raciones individuales de fruta, que se pueden llevar cómodamente en la mochilla o la bolsa de la comida.

Siguiendo con los resultados de la encuesta, el 12% de los niños dijo que no había tomado ni fruta ni verdura el día anterior. He aquí lo que dijeron el resto de niños cuando combinamos las respuestas referidas a la fruta y a la verdura:

  • el 17% dijo haber tomado una ración de verdura o de fruta
  • el 13% dijo haber tomado un total de dos raciones —una de fruta y una de verdura
  • el 13% dijo haber tomado una combinación de dos frutas y verduras / raciones de fruta y/o verdura
  • el 7% dijo haber tomado una combinación de tres frutas y verduras / tres raciones de fruta y/o verdura
  • el 38% dijo haber tomado una combinación de cinco o más raciones de fruta y/o verdura

¿Por qué se ponen tan pesados los mayores con que hay que comer abundante fruta y verdura? Porque la fruta y la verdura contienen vitaminas, minerales y fibra —todos ellos necesarios para estar sano y para crecer bien. ¿Has comido hoy fruta o verdura? En caso afirmativo, ¿cuántas raciones?

Desayuno y bebidas

Desayunar es bueno para todo el mundo. Tras una larga noche de sueño, el cuerpo necesita combustible para empezar el día. El 81% de los niños dijo que desayunaba, pero el 19% restante dijo que no solía desayunar. He aquí lo que respondieron los otos niños cuando les preguntaron sobre el desayuno:

  • el 65% desayunaba en casa
  • el 9% lo hacía en el colegio
  • el 7% lo hacía en otro sitio

Los niños no sólo deciden qué comer, también eligen las bebidas. La bebida también cuenta, igual que la comida, por lo que es importante elegir lo mejor. El agua y la leche son lo mejor que puede beber un niño, y muchos niños eligen estas bebidas. Cuando les preguntamos a los encuestados cuál era su bebida favorita, el 21% eligió el agua y el 14% la leche. Otro 14% eligió el zumo de frutas al 100%, que es bueno siempre y cuando se tome en pequeñas cantidades. Incluso los niños en edad escolar no necesitan beber más de 180 a 240 ml (de 6 a 8 onzas) de zumo de frutas al día, es decir, aproximadamente un vaso.

Otros niños eligieron bebidas para deportistas, refrescos con gas, como la limonada o la gaseosa, o bebidas con sabor a frutas. Estas bebidas están bien para tomarlas de vez en cuando, pero no son adecuadas para tomarlas diariamente. ¿Por qué? Porque contienen muchos azúcares, es decir, muchas calorías. Recuerda: ¡el agua no contiene ni una sola caloría! Además, las bebidas edulcoradas carecen de las vitaminas y minerales que contienen la leche y el zumo de frutas al 100%.

¿El secreto de comer de forma saludable?

A la pregunta: ¿Con qué frecuencia comes de forma saludable?, los niños de la encuesta respondieron del siguiente modo.

  • el 26% contestó que siempre comía de forma saludable
  • el 35% dijo que lo hacía la mayor parte del tiempo
  • el 24% dijo que lo hacía a veces
  • el 10% dijo que lo hacía de vez en cuando
  • el 5% contestó que nunca comía de forma saludable

Nos preguntamos por qué a algunos niños les importa comer de forma saludable y a otros no. La comparación de algunas de las preguntas de la encuesta nos dio la clave. Al parecer, los niños comían más fruta y más verdura cuando sus familiares les habían hablado sobre en qué consiste comer de forma saludable. Es algo bastante lógico. Los padres son quienes suelen comprar, preparar y servir la comida, de modo que, si les interesa y les importa la nutrición, probablemente sus hijos tendrán más probabilidades de comer fruta y verdura —y de comer de forma más saludable en general.

Aunque el 15% de los niños dijo que ningún familiar les había hablado sobre nutrición, el resto dijo que algún familiar les hablaba sobre en qué consiste comer de forma saludable de vez en cuando, una vez al mes o una vez a la semana. Los miembros de la familia también eran la principal fuente de información que tenían los niños sobre este tema.

  • el 36% de los niños dijo que sus familiares eran quienes les habían facilitado información sobre comer de forma saludable
  • el 28% dijo que había obtenido esa información en el colegio
  • el 19% dijo que había acudido a un médico o enfermero
  • el 7% había obtenido esa información viendo la televisión o consultando Internet
  • el 10% restante contestó que habían obtenido esa información "de otras fuentes"

Los niños eligen lo que comen

Cuando llegó el momento de llenar el plato, más de la mitad de los niños (el 58%) dijo que eran ellos quienes elegían lo que comían. Otros dijeron que quienes elegían lo que comían eran sus madres (el 31%), sus padres (el 6%), u otras personas (el 5%). Lo cierto es que la cosa funciona mejor cuando niños y padres comparten esta responsabilidad. He aquí la mejor forma de proceder: los padres y las madres compran y preparan todo tipo de alimentos saludables y los niños deciden qué comer y cuánto. De ese modo, podrás dejar de comer cuando estés ahíto y no te forzarán a comer alimentos que no te gustan.

O sea que sigue eligiendo alimentos saludables y plantéate la posibilidad de emprender "la fascinante aventura de la degustación". ¿Qué es eso? ¡Atreverse a probar nuevos platos y alimentos!

Algunos datos más sobre la encuesta

El grupo que contestó a las preguntas de la encuesta estaba compuesto por la misma cantidad de niños y niñas de entre 9 y 13 años. Todos ellos contestaron a las preguntas utilizando dispositivos de recolección de datos portátiles mientras visitaban los siguientes centros sobre educación sanitaria y museos para niños:

  • Byrnes Health Education Center — York, Pennsylvania
  • Children's Health Education Center — Milwaukee, Wisconsin
  • Crown Center for Health Education — Hinsdale, Illinois
  • Health World Children's Museum — Barrington, Illinois
  • HealthWorks! Kids Museum — South Bend, Indiana
  • Lilly Health Education Center — Indianapolis, Indiana
  • Saint Joseph Mercy Health Exploration Station — Canton, Michigan
  • Weller Health Education Center — Easton, Pennsylvania

En las encuestas se formula a la gente una serie de preguntas. Los investigadores recogen todas las respuestas y analizan la forma en que ha respondido el grupo, calculando cuántas personas —o qué porcentaje— ha respondido de determinada manera. Las encuestas nos dan pistas sobre qué opina o cómo se siente la mayoría de la gente —no sólo las personas que han contestado a las preguntas— sobre ciertas cuestiones. Más adelante, pasaremos más encuestas de este tipo para averiguar qué piensan los niños sobre otros temas —¡tal vez participes en alguna de ellas!

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com