La verdad sobre repetir un grado

Kids > Para niños > Los sentimientos > La verdad sobre repetir un grado
La verdad sobre repetir un grado

Read this article in English

(The Real Deal on Repeating a Grade)

Algunos niños deben repetir un nivel escolar. Esto quiere decir que un niño que está en tercer grado debería volver a cursar tercer grado el año siguiente, en lugar de pasar a cuarto grado.

Nadie quiere repetir un grado, pero si te sucede, debes saber que no eres el único. Repetir el grado puede ser lo correcto, ya que tienes otra posibilidad de completar tu trabajo y aprender lo que necesitas saber para que te vaya bien cuando pases de grado.

Razones por las que algunos niños repiten el grado

La mayoría de los niños debe repetir el grado porque tienen problemas con el trabajo o algunas otras actividades que deben hacer en ese nivel escolar. Algunos niños pueden presentar problemas de aprendizaje. Por ejemplo, es posible que un niño tenga problemas con la lectura. Otros niños pueden haber estado enfermos o ausentes de las clases durante mucho tiempo y, en consecuencia, no tuvieron la oportunidad de aprender todo lo que necesitaban aprender.

¿Quién decide si debes repetir el grado? Normalmente lo decide un equipo que incluye a tus padres, tu maestro, consejeros y el director. No es que los maestros y padres sean malos cuando deciden que un niño debería repetir el año escolar. Están tratando de hacer lo correcto para que el niño aprenda lo que necesita saber antes de avanzar.

Probablemente sepas que las cosas que aprendes son como bloques de construcción. Primero, aprendes los números. Luego, aprendes a sumar, luego a restar. Una vez que sabes eso, aprendes a multiplicar y dividir. Si no aprendiste los números, no podrás realizar las operaciones matemáticas.

A veces, un niño puede comprender el trabajo escolar, pero puede tener problemas con otras cosas, como por ejemplo, el comportarse correctamente en clase y quedarse quieto cuando la maestra está enseñando algo. En algunas ocasiones, un año más le da al niño y su familia la posibilidad de resolver problemas como ese. Si un niño se rehúsa a hacer el trabajo, este es un problema que debe solucionarse.

Si tienes que repetir

Si tienes que repetir un grado, es posible que estés pensando: "¿Es verdad que todos están pasando de grado sin mí?" Quizás repetir un grado te produzca tristeza, enojo o ambas cosas. Puede ser estresante. Quizá estés molesto porque no compartirás la clase con todos tus amigos.

Si tienes alguno de estos sentimientos, intenta hablar con tu mamá o papá, con un maestro o un consejero escolar. Si te preocupa perder tus amistades, puedes probar con establecer citas de juegos o algún otro momento para poder jugar juntos. Pídeles ayuda a tus padres para hacerlo.

Puede que te sientas avergonzado o apenado porque debes repetir el grado. Es posible que pienses que todos están hablando sobre ti o riéndose de ti. Estos sentimientos son normales. Puede ser muy doloroso que alguien se burle de ti porque debes repetir el grado.

Tal vez quieras pensar en qué decirle a esa persona que se burla de ti. Quizás podrías decirle: "Necesitaba mejorar ciertas cosas. No es para tanto." Si se burlan de ti, cuéntaselo a tus padres, maestro o consejero. Busca algún adulto que pueda ayudarte a hacer algo al respecto.

Si tu amigo debe repetir el grado

Intenta ser amable si un amigo debe repetir el grado. Hazle saber que seguirán siendo amigos. Traten de reunirse luego de la escuela, durante los fines de semana y las vacaciones. Apoya a tu amigo o amiga y nunca te burles. Permanecer a su lado durante este tiempo puede unirlos aún más como amigos.

¿Puedes evitar repetir el grado?

A veces no hay manera de evitar repetir el grado. Si tienes problemas de aprendizaje o faltaste a muchas clases, es posible que no haya otra solución. Pero quizás puedas recuperar algunos trabajos en la escuela de verano o con un tutor en tu casa.

Si tienes problemas en la escuela, cuéntaselo a tus padres. Trabaja en conjunto con tu maestro o consejero estudiantil para descubrir cuál es el problema y cómo resolverlo. No espées a que las cosas mejoren por sí solas; intenta solucionar los problemas de inmediato. Es más fácil ponerse al día si buscas ayuda rápido.

No cabe duda, la escuela puede dar mucho trabajo. Pero puedes aprender algunas estrategias para que te vaya un poco mejor. Por ejemplo, estudiar un poquito cada noche puede ser más fácil (y menos aterrador) que tener que aprender todo la noche anterior a un exámen.

En la escuela, establece una meta para ti y trabaja hacia ella poco a poco. Pide ayuda si la necesitas, ¡y verás que alcanzarás tu meta!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: enero de 2014

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com