Si mi hijo tiene una alergia alimentaria, ¿en qué me debería fijar cuando lea las etiquetas alimentarias?

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Si mi hijo tiene una alergia alimentaria, ¿en qué me debería fijar cuando lea las etiquetas alimentarias?
Si mi hijo tiene una alergia alimentaria, ¿en qué me debería fijar cuando lea las etiquetas alimentarias?

Si mi hijo tiene alergias alimentarias, ¿en qué me debería fijar cuando lea las etiquetas alimentarias?
- Alyson

Read this article in English(If My Child Has Food Allergies, What Should I Look for When Reading Food Labels?)

Si su hijo tiene alergia alimentaria, la lectura atenta de las etiquetas es una de las cosas más importantes que usted puede hacer por él. Evite siempre cualquier producto alimenticio cuya etiqueta afirme que contiene el alérgeno de su hijo. Y tenga en cuenta los siguientes consejos:

  1. Fíjese en el listado de ingrediente y busque información de advertencia como "Contiene cacahuetes". Algunas compañías también informan voluntariamente sobre la contaminación cruzada, con afirmaciones como "Puede contener soja", "Procesado en instalaciones que también procesan marisco" o "Fabricado con un equipo técnico que también se utiliza con frutos secos de cáscara".
  2. Conozca los límites de las etiquetas. En el listado de ingredientes no figuran todos los alérgenos posibles y, además, los alérgenos no siempre se nombran de formas fácilmente reconocibles. En EE.UU. los fabricantes deben especificar en un lenguaje claramente comprensible si un producto contiene alguno de los ocho alérgenos más frecuentes: cacahuetes, frutos secos de cáscara, huevos, leche, trigo, soja, pescado y marisco.
  3. Lo mejor siempre es ponerse en contacto con la compañía para saber si el producto alimenticio podría contener algún alérgeno que podría ser peligroso para su hijo. A veces, los alérgenos se ocultan en largos listados de ingredientes de apariencia científica o se incluyen bajo expresiones como "aromas naturales", "colorantes", "especias" u otros tipos de aditivos.
  4. Compruebe por partida doble todos los envases de los alimentos que tenga pensado darle a su hijo, una vez en el supermercado y de nuevo, antes de entregárselos a él. Esto es importante incluso aunque su hijo ya haya consumido un producto dado previamente. Tanto los ingredientes como el riesgo de contaminación cruzada pueden cambiar con el paso del tiempo. Asimismo, productos que contienen raciones de tamaños diferentes pueden contener ingredientes diferentes o estar fabricados en instalaciones diferentes.
  5. Recuerde que también se debe fijar en los productos no alimenticios, que no están sometidos a las normativa regulatoria del etiquetado alimentario. Se pueden encontrar alérgenos en cosméticos, productos de limpieza personal, productos de limpieza doméstica, protectores solares, materiales de manualidades, estropajos de cocina y materiales de jardinería. Fíjese en los ingredientes de aquellos productos sobre los que no esté seguro y llame a la compañía para que le aclaren cualquier duda.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.