Abrasiones corneales

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Abrasiones corneales
Abrasiones corneales

Read this in English(Corneal Abrasions)

Las abrasiones corneales son una de las lesiones oculares más frecuentes en los niños. Ocurren cuando algo, como arena o polvo, entra en el ojo. Aunque a veces son dolorosas, las abrasiones corneales no suelen ser graves y la mayoría cicatriza en unos pocos días. En contadas ocasiones se ve afectada la visión a largo plazo.

Acerca de las abrasiones corneales

El globo ocular se aloja dentro de lo que se denomina el hueso malar. El hueso malar protege la parte interior del ojo, pero no puede proteger la parte que sobresale. Esta parte está recubierta por un tejido transparente llamado córnea. La córnea ayuda al ojo a enfocar y protege otras partes del ojo, como el iris (la parte coloreada) y la pupila (la parte de color negro que se contrae en respuesta a la luz). Una abrasión corneal ocurre cuando algo rasguña, corta o raspa la córnea.

ilustracion

Las abrasiones corneales pueden ser dolorosas, pero, generalmente, cicatrizan con rapidez y no causan problemas persistentes. En casos excepcionales, las abrasiones corneales pueden infectarse y provocar un trastorno grave llamado úlcera corneal. Por ese motivo, es importante que un médico examine el ojo de su hijo si usted cree que puede tener una abrasión corneal.

Causas

El ojo tiene otras defensas, además del hueso malar. Los párpados y las pestañas trabajan para mantener las partículas extrañas fuera de los ojos. Cuando las partículas logran atravesarlos y llegan a la córnea, las lágrimas ayudan a quitarlas. No obstante, a veces, un objeto extraño hace contacto con la córnea de un modo que rasguña, corta o lesiona la superficie.

Las cosas que pueden causar lesiones en la córnea son el polvo, la arena, las virutas de madera, el heno, las chispas, los insectos, los trozos de papel e incluso las uñas. Las sustancias químicas irritantes, el uso inadecuado de lentes de contacto, las luces fuertes, así como las reacciones a las soluciones para lentes de contacto y el maquillaje para ojos también pueden provocar lesiones en la córnea.

Síntomas

Dado que afectan el funcionamiento de la córnea, las abrasiones corneales pueden causar problemas de visión. Es posible que su hijo se queje porque siente picazón o ardor en el ojo, porque no puede ver tan bien como acostumbra o porque las cosas se ven borrosas.

Otros síntomas pueden incluir:

  • sensibilidad a la luz
  • ojos rojos o inyectados en sangre
  • párpados hinchados
  • ojo lloroso y aumento de las lágrimas
  • la sensación de que hay algo en el ojo (sensación de un cuerpo extraño)

Diagnóstico

Si su hijo tiene algún síntoma de una abrasión corneal, llame al médico. Pocas veces las abrasiones corneales son graves, pero deben ser examinadas. El médico puede determinar la importancia de la abrasión y recetar gotas para los ojos para ayudar en el proceso de cicatrización.

Para diagnosticar una abrasión corneal, el médico examinará el ojo y hará preguntas sobre los síntomas y sobre qué causó la abrasión. Es posible que su hijo no sepa exactamente qué la causó, pero es probable que recuerde cuándo sucedió.

En algunos casos, el médico realizará una prueba en el ojo para confirmar el diagnóstico de abrasión corneal. Se coloca un líquido llamado fluoresceína en la superficie del ojo, y luego el médico examina el ojo bajo una luz especial. Bajo la luz, la fluoresceína hace que cualquier abrasión irradie un color verde brillante para que sea claramente visible.

El médico puede realizar otras pruebas, entre ellas, un examen oftálmico estándar y un examen ocular con lámpara de hendidura. Estas pruebas se realizan para controlar la visión y el funcionamiento de los ojos.

Tratamiento

Si su hijo tiene una abrasión corneal, es recomendable que un médico lo revise lo antes posible. Mientras tanto, siga estos pasos y tome estas precauciones:

  • Lave el ojo del niño con agua limpia o una solución salina, o use un puesto para el lavado de los ojos si hay uno disponible. El lavado del ojo será de ayuda para quitar cualquier cosa que lo esté irritando.
  • Indíquele a su hijo que parpadee varias veces o lleve el párpado superior sobre el inferior. Las pestañas inferiores pueden eliminar las partículas atascadas en la cara interna del párpado superior. Además, al tirar del párpado, el ojo producirá lágrimas que pueden ayudar a quitar los objetos extraños.
  • Si hay algo atascado en el ojo de su hijo, no intente retirarlo. Esto puede lesionar la córnea aún más.
  • Dígale al niño que no se refriegue el ojo, y no toque el ojo con ningún objeto, como una torunda de algodón o pinzas. Esto puede empeorar la abrasión corneal.

Después de examinar el ojo de su hijo, el médico puede recomendar tratamientos para ayudar a que la cicatrización sea más rápida. Además, el médico puede quitar de manera segura cualquier objeto extraño atascado en el ojo.

Para tratar una abrasión corneal, el médico puede recomendar gotas para los ojos o un ungüento recetados. Si al niño le duele el ojo, el médico puede sugerir analgésicos. Si normalmente su hijo usa lentes de contacto, el médico tal vez le indique que no las use por algunos días.

Si la abrasión corneal no cicatriza en unos días o si los síntomas empeoran después del tratamiento, informe al médico de inmediato.

Prevención

Para ayudar a prevenir las abrasiones corneales, asegúrese de que sus hijos usen una protección en los ojos, como gafas protectoras o una máscara, cuando trabajen con herramientas, manipulen sustancias químicas o practiquen deportes que podrían afectar los ojos. Estos incluyen raquetbol, esquí, snowboard, hockey y lacrosse.

Cuando estén al aire libre un día de sol, los niños deben usar gafas de sol diseñadas para bloquear los rayos ultravioleta, especialmente en los lugares donde hay mucho resplandor, como las playas y las pistas de esquí. Si tiene mascotas en la casa, asegúrese de que los niños sean cuidadosos cuando juegan con ellas. Los gatos, los perros y otros animales pueden reaccionar de manera impredecible y rasguñar un ojo sin quererlo.

Si su hijo usa lentes de contacto, asegúrese de que estén correctamente colocadas y se utilicen de acuerdo con las indicaciones. Mantener las uñas bien cortadas puede ayudar a prevenir los rasguños accidentales al colocar o sacar las lentes de contacto.

En la casa, sea extremadamente cuidadoso cuando alguien use productos de limpieza, especialmente los que se emplean para destapar cañerías y limpiar hornos. Muchos de ellos contienen productos químicos fuertes que pueden provocar quemaduras en los ojos. Y si tiene plantas en el jardín que alguien podría llevarse por delante, recorte las ramas a nivel de los ojos.

Revisado por: Jonathan H. Salvin, MD
Fecha de la revisión: junio de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com