Cinco formas de prepararse para una emergencia alérgica

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Cinco formas de prepararse para una emergencia alérgica
Cinco formas de prepararse para una emergencia alérgica

Read this in English(Five Ways to Prepare for an Allergy Emergency)

Si usted actúa con rapidez, podrá ayudar a su hijo en el caso de que presente una reacción alérgica grave. Como si se tratara de un simulacro de incendio, es sensato que vaya repasando de tanto en tanto las instrucciones que le dio el pediatra de su hijo y que revise, uno tras otro, los pasos a seguir en caso de emergencia.

He aquí una lista de comprobación a utilizar por cualquier padre de un niño afectado por una alergia grave:

  1. Si el pediatra ha recetado a su hijo un inyectable de adrenalina (o epinefrina) a utilizar en caso de emergencia, asegúrese de que su hijo o bien el adulto que está a cargo de él lo llevan siempre encima; en la escuela, en las fiestas de cumpleaños, cuando estén de vacaciones: en cualquier parte. Hable con los responsables del centro escolar de su hijo para decidir dónde guardarán el inyectable y la forma en que su hijo podrá acceder a él con la máxima rapidez posible en el caso de que lo necesite.
  2. Conozca los signos de una reacción alérgica grave, como las dificultades respiratorias, el resuello y la respiración sibilante y esté preparado para actuar con rapidez. Siga las instrucciones que le haya dado el pediatra y enseñe a su hijo y a las personas que cuidan de él a hacer lo mismo.
  3. Practique con regularidad el uso del inyectable de adrenalina para no olvidarse del proceso de administración. ¿Hay algún capuchón a extraer? ¿Qué extremo debe estar en contacto con la piel? ¿En qué parte de cuerpo se debe administrar el pinchazo? ¿Cómo se debe sostener la jeringuilla al inyectar el medicamento? Pida al pediatra de su hijo que le haga una demostración del proceso en su consulta. Visite el sitio web del fabricante para obtener instrucciones más detalladas sobre el uso del inyectable. Hay fabricantes que también suministran jeringuillas de práctica vacías (que no contienen adrenalina) para que los usuarios puedan practicar todos los pasos con seguridad. Si es su hijo quien se encarga de llevar encima el inyectable, asegúrese de que también practica el proceso de administración.
  4. Si su hijo presenta una reacción alérgica grave y necesita el inyectable de adrenalina, póngaselo de inmediato. Pida a otra persona que llame al teléfono de emergencias (911 en EE.UU, 999 en el Reino Unido y 112 en el resto de la U.E.) mientras usted le pone la inyección. Si usted está a solas con su hijo, llame al teléfono de emergencias después de ponerle la inyección o diríjase al servicio de urgencias hospitalarias más cercano lo antes posible. Existe la posibilidad de que su hijo presente una segunda ráfaga u oleada de síntomas. Lleve al hospital la jeringuilla del inyectable que haya utilizado.
  5. Conserve el inyectable de adrenalina siguiendo las instrucciones del fabricante. Fíjese en su fecha de caducidad y adquiera uno nuevo cuando el que tenga esté a punto de caducar.

Revisado por: Sheelagh M. Stewart, RN, MPH
Fecha de revisión: mayo de 2012

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.