Análisis de sangre: reticulocitos

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Análisis de sangre: reticulocitos
Análisis de sangre: reticulocitos

Read this in English

(Blood Test: Reticulocyte Count)

Qué es

Los reticulocitos son glóbulos rojos inmaduros. Se fabrican en la médula ósea (el material esponjoso contenido en el interior de los huesos), desde donde se liberan al torrente sanguíneo, por donde circulan durante aproximadamente 1 a 2 días antes de acabarse de transformar en glóbulos rojos maduros. Como norma general, solo un 1% de los glóbulos rojos presentes en el torrente sanguíneo son reticulocitos.

Esta prueba mide la cantidad de reticulocitos presentes en el torrente sanguíneo, lo que permite hacernos una idea de la velocidad con que se fabrican los reticulocitos en la médula ósea.

Por qué se realiza

Conocer la cantidad de reticulocitos en sangre es útil cuando un médico o pediatra necesita más información sobre la anemia de uno de sus pacientes (afección que se caracteriza por presentar una escasa cantidad de glóbulos rojos en sangre). Por ejemplo, la cantidad de reticulocitos en sangre puede ser baja si la anemia obedece a que se fabrica una cantidad insuficiente de reticulocitos en la médula ósea.

Así mismo, la cantidad de reticulocitos puede ser elevada cuando se fabrica una mayor cantidad de este tipo de células para compensar los glóbulos rojos que están siendo destruidos a consecuencia de una enfermedad o de las hemorragias que padece el paciente. Esta prueba también se puede utilizar para saber si el tratamiento de la anemia está surtiendo efecto.

Preparación

Para someterse a esta prueba, no es necesario realizar ningún tipo de preparación. Si el día en que le hagan el análisis de sangre, su hijo lleva camisa o camiseta de manga corta, hará las cosas más fáciles y más rápidas al personal técnico que haga la extracción.

Informe al pediatra si su hijo ha recibido una transfusión de sangre en los últimos 3 meses, porque esto podría afectar su cantidad de reticulocitos en sangre.

El procedimiento

Lo más probable es que un profesional de la salud extraiga sangre a su hijo a partir de una vena. En primer lugar, le limpiará la superficie de la piel con un antiséptico y le colocará una goma elástica (que hará de torniquete) en la parte superior del brazo para ejercer presión y conseguir que las venas se hinchen y se llenen de sangre. A continuación, insertará una aguja en el interior de una vena (generalmente en la cara interna del codo o en el dorso de la mano) y extraerá y recogerá la sangre en un vial o en una jeringuilla.

Después del procedimiento, se retira la goma elástica. Una vez recogida la sangre, se extrae la aguja, se cubre la zona con un trocito de algodón para detener el sangrado y luego se coloca una tirita o pequeño vendaje. La extracción de sangre para llevar a cabo esta prueba sólo dura unos pocos minutos.

análisis de sangre

Qué esperar

La extracción de una muestra de sangre provoca molestias de carácter temporal y lo único que siente el paciente es un breve pinchazo. Después de la extracción, es posible que aparezca un pequeño moretón, que debería desaparecer aproximadamente al cabo de pocos días.

Obtención de los resultados

La muestra de sangre se procesará utilizando una máquina y lo más probable es que los resultados estén listos al cabo de pocas horas o bien al día siguiente.

Si la cantidad de reticulocitos en sangre fuera anómala, seguramente sería necesario hacer análisis complementarios para determinar tanto la causa del problema como su tratamiento.

Riesgos

La obtención de la cantidad de reticulocitos en sangre se considera un procedimiento seguro. De todos modos, como en cualquier prueba médica, es posible que ocurran algunos problemas durante la extracción de sangre, como los que figuran a continuación:

  • desmayos o mareos
  • hematoma (acumulación de sangre bajo la piel que provoca un bulto y/o un moretón)
  • dolor provocado por múltiples pinchazos cuando al técnico le cuesta encontrar la vena

Ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son relativamente indoloras. Aun y todo, a muchos niños les dan miedo las agujas. Si le explica a su hijo el procedimiento en unos términos que le resulten fáciles de entender, es posible que contribuya a disminuir parte de sus temores.

Permita que su hijo formule al técnico que le haga la extracción todas las preguntas que pueda tener. Dígale que se relaje y que se quede quieto durante todo el procedimiento, ya que si tensara los músculos o se moviera, la extracción resultaría más complicada y más dolorosa. También le puede ayudar el hecho de mirar hacia otro lado mientras el técnico le introduce la aguja en la piel.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas sobre el recuento de reticulocitos en sangre, hable con el pediatra de su hijo.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de revisión: agosto de 2014

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2015 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com