Radiografía: cistouretrograma de evacuación

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Radiografía: cistouretrograma de evacuación
Radiografía: cistouretrograma de evacuación

Read this in English

(X-Ray Exam: Voiding Cystourethrogram (VCUG))

Qué es

En el cistouretrograma de evacuación se utiliza una pequeña cantidad de radiación para tomar imágenes del sistema urinario del paciente.

Después de llenar la vejiga del paciente con un líquido denominado "material de contraste", una máquina de rayos X envía haces de radiación a través del abdomen y la pelvis, y registra las imágenes en una película especial o en una computadora. Estas imágenes ayudan a los médicos a detectar problemas en diferentes partes del sistema urinario, lo que incluye la vejiga, la uretra (el conducto que comunica la vejiga con el exterior del cuerpo) y los uréteres (los conductos que conectan los riñones con la vejiga).

Las imágenes de rayos X son en blanco y negro. Las partes densas del organismo, que bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo, como los huesos, se ven de color blanco en la imagen. El material de contraste también se ve de color blanco y, cuando llena los órganos del sistema urinario, los hace visibles. Los tejidos más blandos, como la piel y los músculos, permiten que el haz de rayos X los atraviese y se ven de un color más oscuro. El aire que se encuentra dentro del estómago y los intestinos aparece en negro.

Las radiografías, en las cuales se utiliza una técnica denominada "fluoroscopía", están a cargo de un radiólogo o técnico en rayos X. Mientras el material de contraste llena la vejiga de su hijo y, después, mientras su hijo vacía la vejiga, el técnico o radiólogo observa un video de rayos X en una pantalla que muestra el movimiento del líquido a través del tracto urinario. Durante este proceso, registra una serie de radiografías.

Por qué se realiza

El cistouretrograma de evacuación permite detectar problemas en la estructura y el funcionamiento del sistema urinario. Permite evaluar el tamaño y la forma de la vejiga, y buscar anomalías, como bloqueos en el recorrido de la orina.

También permite mostrar si la orina se mueve en la dirección correcta. Normalmente, la orina fluye desde los riñones hacia la vejiga a través de los uréteres. El regreso de la orina hacia los riñones recibe el nombre de "reflujo vésicoureteral" y el cistouretrograma permite detectar el problema. En algunos casos, el reflujo vésicoureteral sólo ocurre durante la evacuación y ésta es la razón por la cual este estudio incluye la toma de radiografías mientras el paciente evacua la vejiga.

Como el reflujo vésicoureteral puede provocar infecciones del tracto urinario, a veces se recomienda realizar este estudio después de una infección del tracto urinario. Si bien no todos los niños que han padecido infecciones urinarias presentan reflujo vesicoureteral, es importante detectar a quienes sí lo padecen ya que el tratamiento puede variar según la gravedad del reflujo.

Preparación

No es necesario realizar ninguna preparación especial para el cistouretrograma de evacuación. Su hijo tendrá que quitarse parte de la ropa y las alhajas, y colocarse una bata de hospital, ya que los botones, los cierres, los broches o las alhajas pueden interferir con las imágenes.

Si cree que su hija está embarazada, es importante que se lo comunique al técnico radiólogo o al médico. En general, se evita la realización de radiografías durante el embarazo porque hay una pequeña probabilidad de que la radiación dañe al bebé en desarrollo. Pero si la radiografía es indispensable, es posible tomar precauciones para proteger al feto.

También es importante informar al técnico si su hijo padece algún tipo de alergia, en especial al material de contraste.

Procedimiento

El procedimiento suele llevar aproximadamente 30 minutos, pero la exposición real a la radiación suele ser de tan sólo unos minutos.

Su hijo deberá entrar en una sala especial que seguramente tendrá una camilla y una gran máquina de rayos X colgando del techo. Por lo general, se permite que los padres acompañen al niño para tranquilizarlo. Si permanece en la sala durante la realización de la radiografía, tendrá que usar un delantal de plomo para proteger algunas partes del cuerpo.

El técnico acomodará a su hijo sobre la camilla. Es posible que primero le tomen una radiografía de la pelvis. Después, el técnico se colocará detrás de una pared o en una habitación ubicada junto a la sala para activar la máquina.

A continuación, el técnico lavará la zona genital de su hijo y le colocará un tubo delgado de latex, denominado "catéter", en la vejiga, a través de la pequeña abertura de la uretra (el orificio por el cual se despide la orina). El catéter se utilizará para llenar la vejiga de su hijo con material de contraste. Mientras el material de contraste llena la vejiga, la uretra y la vejiga se observan en una pantalla y se toman radiografías.

Su hijo comenzará a sentir necesidad de orinar. Los bebés evacuan su vejiga automáticamente; los niños más grandes tendrán que contener la orina hasta que la vejiga esté llena. En ese momento, le pedirán al niño que orine y el movimiento del material de contraste a través del sistema urinario se observa en el monitor. Se tomarán imágenes de rayos X hasta que la vejiga esté vacía. Una vez finalizado el estudio, se retira el catéter.

Qué esperar

Su hijo sentirá el jabón frío y húmedo mientras le limpian la zona genital. La inserción del catéter puede resultar incómoda y quizás provoque en el niño deseos de orinar. Una vez que ha sido colocado, el catéter suele ser indoloro.

Su hijo no sentirá nada mientras le realizan las radiografías. Tal vez, la sala de rayos esté fría porque se utiliza aire acondicionado para mantener el equipo.

Los bebés suelen llorar en la sala de rayos X, en especial si están sujetos, pero esto no interfiere con el procedimiento.

Una vez tomada la radiografía, usted y su hijo tendrán que esperar unos minutos mientras procesan la imagen. Si la imagen está borrosa o no es clara, tal vez sea necesario repetir la radiografía.

Después del procedimiento, es posible que su hijo se queje porque sienta ardor al orinar. Beber más líquido puede ser de gran ayuda.

Obtención de los resultados

Las imágenes de las radiografías serán examinadas por un radiólogo (un médico especialmente entrenado para leer e interpretar las imágenes de rayos X). El radiólogo enviará un informe al médico, quien hablará con usted acerca de los resultados y le explicará qué significan.

En una emergencia, los resultados de un cistouretrograma de evacuación pueden estar listos rápidamente. De lo contrario, los resultados suelen demorar 1 ó 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente al paciente o a la familia en el momento del examen.

Riesgos

En general, las radiografías son muy seguras. Si bien existe cierto riesgo para el cuerpo por la exposición a la radiación, la cantidad que se utiliza en las radiografías de un cistouretrograma de evacuación es pequeña y no se considera peligrosa. Es importante saber que el radiólogo utilizará la cantidad mínima de radiación necesaria para realizar correctamente el estudio.

Los bebés en desarrollo son más sensibles a la radiación y tienen más riesgos de sufrir daños, por lo tanto, si su hija está embarazada, asegúrese de informárselo al médico y al técnico radiólogo antes del estudio.

Ayudar a su hijo

Puede ayudar a su hijo a prepararse para el cistouretrograma de evacuación explicándole en qué consiste el examen en palabras sencillas antes del procedimiento. Si su hijo tiene edad suficiente para comprender, sea honesto acerca de la leve incomodidad que podrá sentir, pero tranquilícelo diciéndole que usted estará allí para ayudarlo. Algunos niños necesitan algo que los distraiga (juguetes, libros, burbujas, etc.) durante el procedimiento, mientras que otros quieren ver lo que les hacen. Algunos lloran y tal vez necesiten que los tranquilicen.

Puede describir la sala y el equipo que se utilizará; en el caso de los niños más grandes, asegúrese de explicarle cuán importante es quedarse quieto mientras se toman las radiografías para que no sea necesario repetirlas. Quizás sea útil explicarles que, una vez que el catéter esté en su lugar, las radiografías son como posar para una fotografía o un video.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca de por qué es necesario realizar un cistouretrograma de evacuación, hable con su médico. También puede hablar con el técnico encargado de realizar la radiografía antes del procedimiento.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2009

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com