Aspiración articular (artrocentesis)

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Aspiración articular (artrocentesis)
Aspiración articular (artrocentesis)

Read this in English

(Joint Aspiration (Arthrocentesis))

Qué es

La aspiración articular (artrocentesis) es un estudio en el que se extrae (aspira) una pequeña muestra del líquido articular de una articulación por medio de una aguja y una jeringa.

Las articulaciones son el punto de unión entre dos huesos y permiten que nuestro cuerpo se mueva (la cadera, las rodillas, los tobillos, los codos, los hombros, los nudillos, etc). Las articulaciones contienen líquido sinovial, que actúa como un lubricante para facilitar su movimiento.

En la aspiración articular, se inserta cuidadosamente una aguja en la articulación para recolectar una muestra del líquido sinovial.

Por qué se realiza

Los médicos realizan aspiraciones articulars para analizar el líquido sinovial a fin de detectar o descartar algunas enfermedades o afecciones de las articulaciones.

Las aspiraciones articulars se realizan con mayor frecuencia para ayudar a diagnosticar la artritis, una inflamación de las articulaciones. La artritis puede provocar enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor en la articulación y alrededor de ella, así como dificultad para mover la articulación afectada.

Lo más importante es que la aspiración articular puede ayudar a determinar si los síntomas de inflamación de una articulación se deben a una infección bacteriana (también denominada "artritis séptica"). La artritis séptica es una enfermedad grave que requiere diagnóstico y tratamiento con rapidez.

Otras causas no infecciosas de la artritis que pueden presentarse en niños y adolescentes incluyen la artritis reumatoide juvenil, el lupus eritematoso sistémico y la enfermedad de Lyme.

La aspiración articular no es sólo diagnóstica sino terapéutica, ya que ayuda a aliviar el dolor y la inflamación provocados por la acumulación de líquido sinovial. Al retirar parte del líquido se disminuye la presión de la articulación y se mejora el movimiento de ésta.

Preparación

Una vez que le hayan explicado el procedimiento, le pedirán que firme un consentimiento informado en el que indica que comprende el procedimiento y los riesgos que implica, y que autoriza la realización del procedimiento.

El médico que realice la aspiración articular conocerá la historia médica de su hijo, pero es probable que le haga otras preguntas, como si su hijo es alérgico a algún tipo de medicamento o tiene tendencia a sufrir hemorragias. Debe informarle al médico si su hijo está tomando o ha tomado algún antibiótico recientemente, ya que esto puede modificar los resultados.

Es posible que, aproximadamente una hora antes del procedimiento, se le coloque una crema anestésica en la piel de la articulación. En algunos casos, los pacientes reciben sedantes durante la aspiración. Estos se suelen utilizar en los niños y bebés, en especial para las articulaciones más grandes, como la de la cadera. Si se utiliza algún sedante, su hijo deberá hacer ayuno de alimentos o líquidos una cantidad determinada de tiempo antes del estudio para que el estómago esté vacío. Los sedantes se suelen administrar por medio de una vía intravenosa (tubo intravenoso) y ayudan a que su hijo duerma durante todo el estudio.

Quizás pueda permanecer en la habitación con su hijo durante el procedimiento o, por el contrario, deba quedarse en la sala de espera.

Procedimiento

La aspiración articular suele llevar entre 5 y 10 minutos. Seguramente, su hijo se deba colocar una bata, según la articulación que se vaya a aspirar. Después será colocado en una camilla y le limpiarán la zona que rodea a la articulación con un jabón especial.

Si su hijo recibe sedantes, le monitorearán los signos vitales (frecuencia cardíaca, presión sanguínea, temperatura y nivel de oxígeno en la sangre) durante el procedimiento. Es posible que su hijo tenga una banda alrededor de la parte superior del brazo y un pequeño dispositivo en la punta del dedo para controlar la presión y el nivel de oxígeno en la sangre.

Si su hijo está despierto, se le inyectará una pequeña dosis de anestesia en la piel de la zona de la aspiración para evitar que sienta dolor. El médico insertará cuidadosamente una aguja en la articulación y retirará una muestra de líquido con una jeringa.

En algunos casos, es necesario recurrir a imágenes de rayos X o de ultrasonido para guiar la aguja de la aspiración y asegurarse de que esté correctamente colocada en la articulación.

Una vez recolectada la muestra de líquido, se la envía al laboratorio para que sea analizada. Se colocará una venda en la zona de la aspiración.

Aspiracion de las articulaciones (artrocentesis)

Qué esperar

Los efectos de una aspiración articular en su hijo variarán según el procedimiento específico.

Si su hijo está despierto, es posible que la anestesia inyectada le provoque ardor durante uno o dos minutos. Si se le ha administrado un sedante, quizás su hijo necesite descansar algunas horas después del procedimiento.

Obtención de los resultados

Una persona con experiencia en la interpretación de las muestras de líquido articular buscará signos de infección o de inflamación analizando el recuento de glóbulos blancos y de glucosa, así como los niveles de proteína. El profesional buscará gérmenes (como bacterias u hongos) y cualquier tipo de célula anormal. Más tarde, la información se envía a su médico quien revisará los resultados con usted.

En una emergencia, los resultados de una aspiración articular pueden estar listos rápidamente. De lo contrario, suelen estar listos en 1 ó 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar directamente al paciente o a la familia en el momento del examen.

Si se sospecha que existe una infección bacteriana, se envía un cultivo al laboratorio y los resultados suelen estar listos en 48 horas. Los médicos pueden comenzar el tratamiento con antibióticos mientras esperan los resultados del cultivo, en especial si el niño está emuy nfermo. El tratamiento se basará en la causa más probable de infección, pero puede ser modificado para atacar al germen específico que se haya detectado una vez finalizado el cultivo y se haya determinado el tratamiento más eficaz.

Riesgos

La aspiración articular se considera un procedimiento seguro con riesgos mínimos. En la mayoría de los casos, no surgen complicaciones; en contadas excepciones pueden aparecer infecciones o hemorragias.

Ayudar a su hijo

Puede ayudar a su hijo a prepararse para una aspiración articular explicándole que si bien el análisis puede resultar incómodo, no durará mucho tiempo. Si su hijo no está sedado, es posible que la anestesia que se le inyecte le provoque ardor momentáneamente, pero el resto del procedimiento no debería ser doloroso.

Explíquele a su hijo que es muy importante que se quede quieto durante el estudio y que tal vez un enfermero lo sujete para que no se mueva. Explíquele el procedimiento con palabras sencillas y no olvide decirle en qué lugar del cuerpo le realizarán la aspiración. Después del procedimiento, asegúrese de que su hijo descanse y siga todas las instrucciones que le dé el médico.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca de la aspiración articular, hable con su médico. También puede hablar con el médico encargado de realizar el procedimiento antes de que comience a trabajar.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2009

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com