Análisis de sangre: 17-hidroxiprogesterona

Parents > Para padres > Los problemas médicos > Análisis de sangre: 17-hidroxiprogesterona
Análisis de sangre: 17-hidroxiprogesterona

Read this in English

(Blood Test: 17-Hydroxyprogesterone)

Qué es

La hormona 17-hidroxiprogesterona es un componente básico en la producción de la hormona cortisol. La hormona cortisol es producida, principalmente, por la corteza de las glándulas suprarrenales (la parte exterior de las glándulas suprarrenales, que se encuentran sobre los riñones). Al cortisol también se lo denomina la "hormona del estrés", ya que el organismo la secreta en grandes cantidades como respuesta al estrés físico o emocional.

Los niveles de cortisol suelen variar durante el transcurso del día. Los niveles más elevados se presentan durante la mañana, justo antes de despertarse, y los más bajos se dan por la noche.

Sin embargo, algunas personas no pueden generar suficiente cortisol porque sus glándulas suprarrenales no cuentan con la enzima necesaria para producirlo. En consecuencia, tienen una gran concentración de 17-hidroxiprogesterona en la sangre porque esta hormona no se convierte en cortisol.

En los niños, el caso más común de deficiencia de cortisol y, por lo tanto, la existencia de niveles elevados de 17-hidroxiprogesterona es una de las formas de la hiperplasia suprarrenal congénita (CAH por su sigla en inglés), una enfermedad de origen genético. Esta enfermedad suele afectar tanto a los niños como a las niñas. Las glándulas suprarrenales producen andrógenos en exceso (hormonas esteroides masculinas) y, en algunos casos, una cantidad insuficiente de las hormonas que regulan la cantidad de sal en el organismo.

Aunque la hiperplasia suprarrenal congénita es tratable, si no se la detecta, es posible que se produzcan síntomas más severos en los bebés, como la deshidratación y el shock.

Por qué se realiza

El análisis17-hidroxiprogesterona se utiliza, sobre todo, para comprobar la existencia de la forma más común de hiperplasia suprarrenal congénita en los bebés y los niños. En algunos estados, se lleva a cabo como parte de los estudios de rutina del recién nacido, con el fin de hacer una detección y un tratamiento tempranos de ciertas afecciones. En otros estados, sólo se lleva a cabo cuando los síntomas justifican hacer el análisis o cuando existe una historia familiar ligada a la enfermedad.

A menos que la enfermedad sea grave, los síntomas de la hiperplasia suprarrenal congénita son muy difíciles de detectar en los bebés varones. En el caso de las bebas, el síntoma más común es poseer genitales ambiguos (un problema en el desarrollo de los genitales por el cual éstos no son claramente masculinos o femeninos).

En las formas más leves de la afección, los síntomas no son evidentes hasta después de la primera infancia. Estos síntomas pueden incluir cambios tempranos de la pubertad tanto en los varones como en las niñas y ciertas características masculinas en las niñas.

Este estudio también se utiliza para ayudar a los médicos a controlar el tratamiento de los niños con hiperplasia suprarrenal congénita. En general, a los niños que presentan algunos de estos síntomas se les hará el análisis de 17-hidroxiprogesterona, junto con otros estudios hormonales, para verificar el funcionamiento suprarrenal.

Preparación

Para este análisis, no es necesario realizar ningún tipo de preparación. Dado que los niveles de 17-hidroxiprogesterona varían a lo largo del día, es posible que el médico pida que el análisis se lleve a cabo a una hora específica.

El día del análisis, es aconsejable que su hijo lleve una camisa de mangas cortas para facilitar la tarea del personal encargado de la extracción de sangre.

El procedimiento

Un profesional de la salud extraerá sangre de una vena después de limpiar la superficie de la piel con un antiséptico y colocar una banda elástica (torniquete) alrededor del brazo para ejercer presión y lograr que las venas se llenen de sangre. A continuación, se inserta una aguja en la vena (por lo general, a la altura del codo en la parte interna del brazo, o en el dorso de la mano) y se extrae sangre que se recoge en un vial o una jeringa.

análisis de sangreDespués del procedimiento, se retira la banda elástica. Una vez extraída la sangre, se retira la aguja y se cubre la zona con algodón o una venda para detener el sangrado. La toma de sangre para el análisis sólo demora unos minutos.

Qué esperar

La toma de una muestra de sangre sólo provoca molestias temporales y puede sentirse como un pequeño pinchazo. Después de la extracción, es posible que aparezca un pequeño moretón, que desaparecerá más o menos en un día.

Obtención de los resultados

La muestra de sangre es procesada por una máquina. Los resultados se obtienen en unos pocos días.

Riesgos

La prueba 17-hidroxiprogesterona es considerada un procedimiento seguro. Sin embargo, al igual que con muchos otros análisis, es posible que surjan algunos problemas, como los siguientes, al extraer sangre:

  • desmayos o mareos
  • hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel que provoca un moretón o un bulto)
  • dolor por los pinchazos para encontrar la vena

Cómo ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son bastante indoloras. Aun así, muchos niños les temen a las agujas. Si le explica el procedimiento a su hijo en palabras que pueda comprender, seguramente lo ayudará a aliviar un poco el miedo.

Permita que su hijo le pregunte al profesional todas las dudas que tenga. Dígale que se relaje y se quede quieto durante el procedimiento, ya que si tensa los músculos o se mueve, la extracción resultará más complicada y más dolorosa. También puede ayudar que su hijo no mire cuando lo pinchan con la aguja.

Si tiene alguna pregunta

Si tienes dudas sobre la prueba 17-hidroxiprogesterona, hable con su médico. También puede hablar con el técnico antes del procedimiento.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com