Prepararse para un parto múltiple

Parents > Para padres > El embarazo y el recién nacido > Prepararse para un parto múltiple
Prepararse para un parto múltiple

(Preparing for Multiple Births)

A lo largo de las últimas tres décadas, ha habido un aumento espectacular de la cantidad de partos múltiples en EE.UU y el resto del mundo occidental. ¿A qué se debe este espectacular incremento de partos múltiples? ¿Y cómo debería prepararse usted para la experiencia de un parto múltiple?

El milagro de los embarazos múltiples

Hay diversos factores que contribuyen a que se produzcan embarazos múltiples:

  • La herencia: cuando una mujer tiene antecedentes familiares de embarazo múltiple tiene más probabilidades de presentar un embarazo de este tipo.
  • La raza: las mujeres de raza negra tienen más probabilidades de tener embarazos múltiples.
  • La cantidad de embarazos previos: el hecho de haber estado embarazada más de una vez, sobre todo si fueron embarazos múltiples, incrementa las probabilidades de tener otro embarazo de este tipo.
  • Los embarazos tardíos: las mujeres de más edad tienen más probabilidades de tener embarazos múltiples.
  • Los tratamientos de fertilidad: los medicamentos que se administran para favorecer la fertilidad, que estimulan a los ovarios a producir múltiples óvulos, y las técnicas de reproducción asistida (TRA), en las que se transfieren al útero varios embriones (como la fecundación in vitro o FIV), incrementan considerablemente las probabilidades de tener un embarazo múltiple.

Los dos últimos factores son los que más han aumentado en las tres últimas décadas y probablemente son las principales causas del incremento de la cantidad de partos múltiples.

Tipos de embarazos múltiples

En un embarazo múltiple, puede nacer gemelos idénticos (o monocigóticos) o mellizos (a veces llamados "gemelos fraternos" o dicigóticos).

Los gemelos idénticos proceden de un solo óvulo que se dividió en dos mitades idénticas, cada una de las cuales siguió desarrollándose hasta dar lugar a un bebé. Estos gemelos son genéticamente idénticos, con los mismos cromosomas y con rasgos físicos muy similares. Son del mismo sexo y tienen el mismo grupo sanguíneo, el mismo tipo de cabello y el mismo color de ojos.

Los gemelos fraternos o mellizos provienen de dos óvulos diferentes fecundados por dos espermatozoides diferentes y no se parecen más que cualquier par de hermanos nacidos de los mismos padres. Pueden o no ser del mismo sexo. Este tipo de gemelos abunda muchos más y es el que se ve afectado por factores como la herencia, la raza, la edad de la madre y la cantidad de embarazos previos.

"Supergemelos" es un término que se utiliza habitualmente para referirse a los trillizos y a otros gemelos de orden superior, como los cuatrillizos y los quintillizos. Estos bebés pueden ser idénticos, fraternos o una combinación de ambos.

Riesgos de los partos múltiples

El riesgo más habitual asociado a los partos múltiples es el parto antes de término, que da lugar al nacimiento de bebés prematuros. Un embarazo típico de un solo bebé dura unas 40 semanas, mientras que un embarazo de gemelos suele durar entre 35 y 37. Más de la mitad de los gemelos nacen prematuramente (antes de las 37 semanas de gestación) y el riesgo de prematurez aumenta en los partos múltiples de orden superior.

Los bebés prematuros pueden padecer numerosos problemas de salud. Puesto que el cuidado que necesitan estos bebés es muy distinto del que necesita un bebé nacido a término, generalmente los bebés prematuros tienen que ingresar en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) después del parto. El riesgo de desarrollar problemas de salud aumenta con el grado de prematurez: los bebés que nacen más cerca de la fecha probable de parto presentan un riesgo menor.

Aparte de la posibilidad de tener un parto prematuro, otras de las complicaciones que tienen más probabilidades de ocurrir en los embarazos múltiples son la preclamsia, la diabetes del embarazo, los problemas placentarios y los problemas de crecimiento fetal. El hecho de nacer en un parto múltiple también se asocia a un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud a largo plazo. El retraso del desarrollo y la parálisis cerebral son más frecuentes en los bebés nacidos en partos múltiples que en los nacidos en partos de un solo bebé. Y, cuanto mayor es la cantidad de bebés que nacen en un parto múltiple, mayor es el riesgo de que padezcan problemas de salud.

Debido a estas posibles complicaciones, muchos médicos especializados en tratamientos de fertilidad asesoran a los futuros padres sobre las posibilidades y los riesgos asociados a los partos múltiples.

Cómo mantenerse sana durante un embarazo múltiple

Alimentarse bien, descansar lo suficiente e ir al médico con regularidad son medidas fundamentales para la salud de cualquier mujer embarazada. Y lo más probable es que una mujer con un embarazo múltiple tenga que ir al ginecólogo (o al obstetra) más a menudo que una mujer que espera un solo bebé.

La necesidad de unos cuidados prenatales frecuentes y de un control riguroso es fundamental en un embarazo múltiple. Es muy importante que usted se ponga en manos de profesionales de la salud que tengan experiencia en este tipo de embarazos. Puesto que los embarazos múltiples se consideran automáticamente de alto riesgo, la necesidad de recibir una atención médica especializada es fundamental, tanto para su salud como para la salud de sus bebés.

Puesto que tal vez no conozca a nadie que haya tenido gemelos, es posible que las referencias que pida a sus amistades no le resulten muy productivas. En lugar de ello, pida a su médico de cabecera o a su ginecólogo que le recomiende un centro especializado en partos múltiples. Usted debería formar parte del programa de prevención de partos prematuros de su hospital o clínica de maternidad para poder acceder de inmediato a la UCIN en el caso de que diera a luz antes de tiempo o de que alguno de sus bebés naciera con algún problema de salud.

Su nutrición

Las mujeres que van a tener gemelos deben seguir las pautas dietéticas generales de cualquier mujer embarazada, incluyendo el incremento de la ingesta de calcio y de ácido fólico. Las mujeres embarazadas necesitan más calcio, por lo que han de incluir en su dieta más leche o jugo de naranja enriquecido con calcio, brócoli, sardinas u otros alimentos ricos en calcio.

Como en cualquier embarazo, el ácido fólico es sumamente importante. Tomar ácido fólico un mes antes de quedarse embarazada y durante los primeros tres meses de embarazo disminuye el riesgo de dar a luz a bebés con defectos del tubo neural (como la espina bífida).

Otro nutriente importante cuya ingesta debería incrementar si espera más de un bebé son las proteínas. Consumir una cantidad suficiente de proteínas ayuda a los bebés a crecer adecuadamente.

Durante el embarazo, también es necesario aumentar el aporte de hierro para mantener unos niveles adecuados de hemoglobina, la sustancia de los glóbulos rojos que distribuye oxígeno a los tejidos. No ingerir una cantidad suficiente de hierro puede conllevar el desarrollo de un trastorno denominado "anemia ferropénica". Esta anemia ocurre cuando la cantidad de glóbulos rojos sanos del organismo disminuye, y es relativamente frecuente en los embarazos múltiples.

La anemia puede cursar con falta de aire y fatiga extrema durante el embarazo, así como con una reducción del suministro de oxígeno a los fetos en proceso de desarrollo. Es probable que el médico le recete un suplemento de hierro, ya que sus requerimientos nutricionales de este mineral no pueden obtenerse sólo a través de la dieta. El hierro se absorbe más fácilmente cuando se combina con alimentos ricos en vitamina C, como el jugo de naranja.

Los embarazos múltiples también requieren incrementar el aporte de otros nutrientes (como el zinc, el cobre y las vitaminas C y D). Por eso es tan importante tomar un su suplemento multivitamínico prenatal cada día. Pero el hecho de que usted espere más de un bebé no implica que deba tomar más de una dosis del suplemento multivitamínico; con una basta, ya que un exceso de vitaminas podría ser nocivo para los bebés.

Su peso

Es esperable que una mujer que espera gemelos gane más peso durante el embarazo que una que solo espera un bebé. Pero la cantidad exacta de peso que usted debería ganar dependerá de lo que pesaba antes de quedarse embarazada y de la cantidad de fetos que lleve en su vientre. Por lo tanto, asegúrese de hablar con su médico sobre este tema.

De todos modos y por lo general, usted debería ingerir aproximadamente 300 calorías diarias por cada feto. Puede costar un poco comer mucho cuando se tiene el vientre lleno de bebés; por lo tanto, trate de hacer comidas frecuentes y poco abundantes.

Su bienestar

Por descontado, el hecho de esperar gemelos implica que lo más probable es que usted experimente las molestias típicas del embarazo de una forma más intensa. Cuidarse y mimarse pueden ayudarle a aliviar el estrés del embarazo.

Su pareja también puede ayudarle. Algo tan sencillo como cepillarle el cabello puede hacer que las molestias del embarazo desaparezcan momentáneamente. También le ayudará mucho que su pareja tenga presente que su cuerpo, como el de toda mujer embarazada de gemelos, está experimentando importantes cambios hormonales. La comunicación y una actitud comprensiva por parte de su pareja pueden ser las claves para que ambos puedan disfrutar realmente de esta etapa tan especial.

Cómo prepararse para el parto

Prepararse para un parto múltiple es algo que puede sobrepasara cualquiera y, además, la preocupación de poder tener un parto prematuro puede ser una carga adicional. La mejor forma de tranquilizarse es saber que dispone de una red de apoyo: médicos capacitados, un personal sanitario preparado y atento y, a ser posible, una pareja que le apoya y familiares y amigos que pueden darle una mano.

Para estar más cómoda y más tranquila durante todo el proceso del parto, usted debería hablar con su médico sobre las opciones del parto vaginal y del parto por cesárea. Y lo debería hacer con tiempo de anticipación. Existen diversos factores que influyen sobre la seguridad de cada uno de estos procedimientos. Aunque usted y su médico acuerden intentar el parto vaginal, es posible que surjan complicaciones durante el parto que hagan necesario practicar una cesárea.

Es posible que usted quiera tener a varios ayudantes en la sala de partos cuando dé a luz. Por ejemplo, las comadronas o parteras son cada vez más frecuentes en la mayoría de los partos. Pero en los partos múltiples suele ser recomendable que la comadrona trabaje con un médico, en vez de sola. Hay parteras o comadronas tituladas en enfermería que han recibido una capacitación especializada en obstetricia y que están autorizadas para ejercer en cualquiera de los cincuenta estados de EE.UU.

Otra opción consiste en contratar a una "doula". Este término procede de la antigua Grecia, donde la doula era la principal asistente de las mujeres que eran cabeza de familia. En la actualidad, las doulas ofrecen apoyo y asesoramiento a las mujeres durante el parto y después de él, ayudándolas en el cuidado del bebé y en las tareas domésticas.

Partos especiales

Cuando empiece el parto, probablemente la conectarán a un monitor fetal para que el ginecólogo pueda controlar el estado y la evolución de cada bebé. En los partos vaginales, el intervalo entre los nacimientos consecutivos suele ser inferior a 20 o 30 minutos. Y he aquí una buena noticia: puesto que los bebés que nacen en un parto múltiple tienden a ser más pequeños que los que nacen en un parto de un solo bebé, es mucho más fácil empujar para que salgan. ¡Y, por suerte, salen de uno en uno!

De todos modos, en los partos múltiples, existe la posibilidad de que no sea viable el parto vaginal. En un útero lleno de bebés se puede producir la compresión de la placenta o del cordón umbilical de alguno de los bebés durante el parto. La compresión prolongada puede exponer a uno o varios de los bebés a riesgos importantes conforme vaya avanzando el parto vaginal. En estos casos, es mucho más seguro optar por un parto rápido por cesárea.

La posición de los bebés también puede repercutir sobre la seguridad de un parto vaginal. Es habitual que el primer bebé venga de cabeza, mientras que los demás entren en el canal del parto de nalgas (o con los pies primero), de forma transversal (de lado) o de cabeza. Habitualmente, si el primer bebé no viene de cabeza, se practicará una cesárea. En la mayoría de partos de trillizos o de gemelos de orden superior también se opta por la cesárea.

Si tiene un parto prematuro, tanto a usted como a los bebés los controlarán atentamente con monitores para detectar posibles signos de sufrimiento. Es posible que en ese momento deba tomar decisiones rápidas sobre el método y los procedimientos a seguir, de modo que lo mejor es que reflexione sobre las posibles opciones antes de llegar al hospital.

Muchos bebés nacidos prematuramente necesitan ser trasladados de inmediato a la UCIN para que puedan recibir la atención especial que necesitan. Se suele estimular a los familiares a que los visiten, a menudo desde el primer día.

Una vez en casa

Los primeros días, semanas y meses suelen ser los más difíciles para los padres de gemelos, mientras se van habituando a tener que alimentar frecuentemente a todos los bebés, a la falta de sueño y a la escasez de tiempo para uno mismo que supone el hecho de tener gemelos.

Le puede ayudar el hecho de formar parte de un grupo de apoyo para padres de gemelos. Escuchar qué les ha funcionado a otros padres le pude ayudar a encontrar soluciones a los problemas que le vayan surgiendo.

Pida toda la ayuda que pueda, a vecinos, familiares y amigos, para que le den una mano con los pequeños y en las tareas domésticas. Tener gente a su alrededor dispuesta a ayudarle no solo puede hacer que le resulte más llevadera la experiencia de alimentar a sus bebés, sino que también le permitirá encontrar un tiempo precioso, tanto para descansar y recuperarse del parto como para irse familiarizando con sus bebés.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: octubre de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com