La revisión de su hijo cuando tenga 18 años

Parents > Para padres > El crecimiento y el desarrollo > La revisión de su hijo cuando tenga 18 años
La revisión de su hijo cuando tenga 18 años

Read this in English(Your Child's Checkup: 18 Years)

Qué puede esperar durante esta visita?

Lo más probable es que el médico o pediatra y/o el personal de enfermería que a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso y la estatura de su hijo, calculen su índice de masa corporal (IMC) y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Tomen la tensión arterial y evalúen la vista de su hijo, utilizando un equipo de evaluación estándar.

3. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su hijo:

Comida. Los adultos jóvenes deberían hacer tres comidas principales al día, que incluyan una amplia variedad de verduras, cereales integrales y por lo menos tres raciones de productos lácteos que contengan 1.300 miligramos de calcio. Incluya en la dieta de su hijo una cantidad suficiente de carne magra, volatería y marisco para alcanzar 15 miligramos de hierro al día (si se trata de una mujer joven) u 11 miligramos al día (si se trata de un hombre joven). Una ración de ternera contiene de dos a tres miligramos de hierro. Opte por el agua en vez de por el zumo y las bebidas deportivas.

Sueño. Por lo general, los adultos jóvenes necesitan aproximadamente 8 horas de sueño nocturno cada día. Dormir de una forma inadecuada puede tener como consecuencia la disminución del nivel de alerta y el descenso del rendimiento.

Actividad física. Los adultos jóvenes deberían marcarse como objetivo dedicar 60 minutos a la actividad física cada día. Estimule a su hijo a limitar el tiempo que pasa delante de cualquier tipo de pantalla, descontando el tiempo invertido en hacer los deberes. Dele un buen ejemplo limitando el tiempo que pasa usted delante de cualquier tipo de pantalla y haciendo ejercicio físico cada día.

Crecimiento y desarrollo. Alrededor de los 18 años, es habitual que los adultos jóvenes:

  • completen su desarrollo físico
  • valoren más las relaciones individuales que las de grupo
  • se vuelvan más independientes de sus padres
  • piensen de forma abstracta para resolver problemas
  • tengan planes de futuro a largo plazo

4. Hagan una exploración física a su hijo. Si se trata de una mujer que mantiene relaciones sexuales y tiene un flujo vaginal excesivo o dolor en la vagina o en la pelvis, el médico o pediatra llevará a cabo un tacto vaginal. Si se trata de un hombre joven, le explorará los testículos en busca de masas y/o varicoceles (venas inflamadas).

5. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a la gente de enfermedades importantes, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos; por lo tanto, pregunte al médico o pediatra al respecto.

6. Soliciten pruebas. Es posible que el médico o pediatra evalúe el riesgo de su hijo a la anemia, la hipercolesterolemia o la tuberculosis y que, en caso de ser necesario, solicite las pruebas pertinentes.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas a tener en cuenta hasta la próxima revisión médica:

Los estudios

  1. Hable con su hijo sobre sus planes de futuro, sean de tipo universitario o de tipo laboral.
  2. Estimule a su hijo a desarrollar aquellas áreas que sean de su interés, como la música, el arte, el ejercicio físico y los servicios de voluntariado.
  3. Favorezca que su hijo desarrolle la responsabilidad personal por los estudios y por el trabajo. Elogie los logros de su hijo y ofrézcale su apoyo en aquellas áreas que más le cuesten.

El yo

  1. Enseñe a su hijo estrategias para afrontar el estrés, como el ejercicio físico y la meditación. Estimulelo a que siga acudiendo a usted cuando esté preocupado y a que también busque apoyo en amigos y otros miembros de la familia.
  2. Hable abiertamente con su hijo sobre el sexo y sobre la importancia de los anticonceptivos y del uso de preservativos.
  3. Hable a su hijo sobre los peligros asociados a fumar, beber alcohol, consumir drogas e inhalar sustancias y a otras formas de "colocarse". Elógielo si se abstiene de practicar este tipo de actividades.
  4. Esté pendiente de los signos de depresión, que abarcan los siguientes: irritabilidad, tristeza, pérdida de interés por las actividades, bajo rendimiento académico y hablar sobre el suicido.
  5. Hable con el pediatra de su hijo sobre el momento más adecuado para cambiar a un médico de adultos. La gente suele empezar a visitarse con un médico de adultos alrededor de los 18 años, pero algunas personas esperan hasta los 21.
  6. Si su hija no se ha visitado todavía con un ginecólogo, programe su primera visita. Por lo general, la primera visita no suele incluir el tacto vaginal, a menos que su hija mantenga relaciones sexuales y/o tenga problemas ginecológicos.

Seguridad

  1. Su hijo, como cualquier adulto, debe llevar abrochado el cinturón de seguridad siempre que viaje en un vehículo.
  2. Hable con su hijo sobre e los peligros de enviar mensajes de texto y de utilizar el móvil de otras formas mientras conduce.
  3. Hable con su hijo sobre los peligros de beber alcohol y conducir y dígale que no se suba nunca a un coche cuyo conductor haya estado bebiendo alcohol. Digale que siempre lo puede llamar (o bien llamar a otro adulto responsable) si necesita ayuda.
  4. Impida que se produzcan heridas por arma de fuego evitando guardar este tipo de armas en su casa. Si tiene un arma de fuego, guárdela descargada y bajo llave. Las municiones deberían guardarse en un lugar distinto.

Estas listas de recomendaciones son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o "Bright Futures Guidelines" en inglés).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: julio de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.