El sueño y su hijo de 1 a 3 meses

Parents > Para padres > El crecimiento y el desarrollo > El sueño y su hijo de 1 a 3 meses
El sueño y su hijo de 1 a 3 meses

Read this article in English(Sleep and Your 1- to 3-Month-Old)

¡Felicitaciones! Probablemente su bebé comience a estar despierto más tiempo durante el día y duerma más por la noche. Probablemente; porque la variedad de lo que se considera normal es muy amplia.

Las fases del sueño de su bebé son prácticamente las mismas que las suyas: somnolencia, sueño REM (movimiento rápido de los ojos), sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo. Ahora, su bebé podría comenzar a dormir toda la noche, aunque la definición de "toda la noche" a esta edad significa un período de tan sólo 5 horas.

¿Cuánto dormirá mi bebé?

Como los bebés están más alerta y atentos a su entorno durante las horas del día, tienden más a dormir durante la noche, especialmente si los padres vencen el deseo de jugar o hablar con el bebé al alimentarlo o cambiarle el pañal por la noche.

Su bebé se está adaptando al ciclo de sueño y vigilia propiciado por sus padres y el estómago del bebé está creciendo y contiene más leche materna o fórmula. A los 3 meses de edad, es probable que su bebé duerma aproximadamente 15 horas en cada período de 24 horas, y dos tercios de ese sueño serán durante la noche.

La mayoría de los bebés se habrán adaptado a una rutina de sueño diurna de dos o tres siestas durante el día, seguidas del sueño nocturno de 6 a 7 horas después de la última alimentación nocturna.

Si su bebé está durmiendo mucho cuando desea que esté despierto (o viceversa), fomente la vigilia durante el día y permita que el bebé tenga períodos de sueño diferenciados. También puede levantar a su bebé para alimentarlo tarde por la noche, en un horario que se adapte a su propio horario de sueño. Por ejemplo, si su bebé tiene sueño después de la alimentación de las 7 de la tarde y duerme hasta las dos de la mañana para volver a alimentarse, despiértelo a las 11 de la noche y póngalo a dormir nuevamente hasta volver a alimentarlo a las 5 o 6 de la mañana. Es posible que le lleve unas cuantas noches establecer esta rutina, pero si es constante, lo logrará.

Si su bebé se despierta durante el período en que desea que duerma, mantenga la actividad al mínimo. Cambie o alimente al bebé a oscuras y no juegue con él. El pequeño comenzará a comprender el mensaje de que usted es una persona aburrida durante la noche y seguramente se irá a dormir nuevamente.

Recuerde que no todos los lactantes tienen los mismos horarios. Si tiene preguntas o inquietudes, consulte al médico.

Dónde y cómo debe dormir mi bebé

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda colocar a los bebés saludables boca arriba para dormir, no boca abajo. La incidencia de la muerte súbita del lactante (SIDS) se ha reducido más del 50% desde que se hizo esta recomendación por primera vez en 1992. Ahora, también se recomienda que los bebés prematuros duerman únicamente boca arriba.

Se cree que algunos bebés que duermen boca abajo pueden tener una mayor tendencia hacia la obstrucción y a volver a respirar su propio dióxido de carbono porque es menos probable que se despierten para cambiar la posición de la cabeza. Otra posibilidad es que puede haber una asfixia con la ropa de cama blanda si están boca abajo.

Una vez que su hijo pueda darse vuelta por sí solo, aproximadamente a los 5 o 6 meses de edad, ya no tendrá que preocuparse por la posición en la que duerme. Sin embargo, si tiene dificultad para que su bebé duerma boca arriba antes de esta edad, hable con el médico.

Siempre tenga en cuenta la seguridad a la hora de dormir. Asegúrese de que la cuna cumpla con las normas de seguridad actuales. No coloque en el interior de la cuna ningún elemento que pueda interferir con la respiración del bebé: los muñecos rellenos, las mantas o las almohadas blandas pueden caer sobre la cara del bebé y transformarse en un problema. Si bien las chichoneras se utilizaban regularmente en el pasado, ya no se recomienda su uso. Un estudio, que se realizó con datos de la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de EE. UU. (CPSC), descubrió que una cantidad de muertes accidentales parecían estar relacionadas con el uso de chichoneras en las cunas y los moisés. La AAP y otras organizaciones de pediatría desalientan con firmeza el uso de chichoneras en las cunas para evitar la asfixia accidental.

Evite también los elementos como cordones, lazos o cintas que puedan enredarse alrededor del cuello del bebé, así como objetos con cualquier tipo de borde o esquina afilados. Los bebés también pueden enredarse en los móviles colgantes; por lo tanto, también debe retirarlos. No olvide observar a su alrededor para detectar elementos que su bebé pueda tocar al estar parado en la cuna. Los tapices, fotos, paños y cordones de cortinas pueden ser peligrosos si están al alcance del bebé.

Muchas culturas fomentan que los padres y los bebés compartan la cama. Pero los estudios indican que existe una mayor incidencia de SIDS en los hogares en los que el bebé dormía en la cama con los padres. El uso de sustancias que disminuyen el nivel de alerta de los padres, como el alcohol, también puede hacer que un padre se dé vuelta sobre el bebé.

Alentar el sueño

Si aún no lo ha hecho, intente establecer una rutina para ir a la cama que resulte familiar y relajante para el bebé. Bañarse, leer y cantar pueden ser relajantes para los padres y los bebés, e indican el final del día. Sea constante y pronto su bebé asociará estos pasos con irse a dormir.

Recuerde: si parte de la rutina de la hora de ir a dormir incluye acunar al bebé durante media hora, cuando se despierte por la noche, su bebé esperará y necesitará que usted lo acune para volver a dormirse. Lo ideal es colocar al bebé en la cuna o el moisés mientras está somnoliento, pero aún despierto. De esta manera, aprenderá a conciliar el sueño solo.

Si bien es posible que resulte complejo al principio, algunos expertos sugieren que ésta es también la edad de dejar que el bebé haga un poco de alboroto durante unos minutos cuando se despierte por la noche. Tal vez su bebé simplemente esté en una fase de sueño ligero, aun cuando usted crea que está totalmente despierto. Algunos bebés se retuercen, gimen e incluso lloran en sueños antes de volver a dormirse.

A menos que crea que su bebé está con hambre o enfermo, intente ver qué ocurre si lo deja solo. A la larga, será mejor para todos si su bebé puede desarrollar la capacidad de volver a dormirse sin ayuda.

Cuándo llamar al médico

Si está preocupado por los hábitos de sueño de su bebé, hable con su médico, quien podrá tranquilizarlo o identificar la causa de un problema físico que podría no tener otros síntomas además del mal genio y la falta de sueño.

Sea como sea, el médico puede ayudarlo y orientarlo para que tanto su bebé como usted tengan una mejor calidad de sueño.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com