Sinusitis

Sinusitis

Read this in English(Sinusitis)

Los senos nasales son cavidades óseas llenas de aire húmedo que se encuentran dentro de los huesos de la cara que rodean la nariz. Cuando se infectan y se hinchan o irritan, esta afección recibe el nombre de sinusitis (o infección de los senos nasales). Este tipo de infecciones suele seguir a los catarros o a los brotes alérgicos. La sinusitis es una afección frecuente y fácil de tratar.

Causas

Los senos nasales son cuatro pares de cavidades o espacios huecos ubicados dentro de los pómulos (senos maxilares), la frente (senos frontales), detrás de los conductos nasales (senos etmoidales) y dentro del mismo cerebro detrás de estos últimos conductos (senos esfenoidales). Los senos nasales están recubiertos por las mismas membranas mucosas que recubren el interior de la nariz y de la boca.

ilustracion

Cuando una persona contrae un resfriado o tiene un brote alérgico y los conductos nasales se hinchan y fabrican mucosidades, ocurre exactamente lo mismo con el tejido de los senos nasales. El sistema de drenaje de los senos nasales se puede llegar a obstruir, quedando las mucosidades atrapadas en su interior. Y allí pueden proliferar las bacterias, los virus y los hongos, originando una sinusitis.

Síntomas

La sinusitis puede cursar con sintomatología diferente en función de la edad que tenga el niño.

Los niños de menos edad suelen presentar síntomas catarrales, como moqueo nasal, nariz tapada (congestionada) y febrícula o fiebre baja. Si su hijo tiene fiebre entre cinco y siete días después de que se inicien los síntomas de un resfriado, podría tratarse de un signo de sinusitis o de otro tipo de infección (como una bronquitis, una neumonía o una otitis -infección de oído). Por lo tanto, usted debería llamar al pediatra del niño.

Muchos padres interpretan los dolores de cabeza con que cursan algunos catarros como si se tratara de una infección de los senos nasales. Pero los senos frontales no se empiezan a desarrollar hasta que el niño tiene 6 o 7 años y no están lo bastante desarrollados como para infectarse hasta principios de la adolescencia. Por lo tanto, los dolores de cabeza de un niño acatarrado no suelen obedecer a una sinusitis.

En los niños mayores y los adolescentes, los síntomas más habituales de la sinusitis son los siguientes: tos que no mejora después de los 7 primeros días de síntomas catarrales, fiebre, empeoramiento de la congestión nasal, mal aliento, dolor dental, dolor de oídos o sensibilidad o dolor al tacto en la cara. A veces, los adolescentes con sinusitis también pueden desarrollar molestias estomacales, náuseas, dolores de cabeza y dolor detrás de los ojos.

Prevención

La aplicación de cambios sencillos en el estilo de vida de su familia o en su entorno doméstico puede ayudarle a reducir el riesgo de desarrollar sinusitis. Por ejemplo, durante el invierno, cuando el sistema de calefacción hace que el aire que respiran cuando están en casa sea anormalmente seco, considere la posibilidad de utilizar un humidificador para mantener la humedad del aire entre el 45% y el 50%. Esto impedirá que el aire seco les irrite los senos nasales y los hará menos proclives a las infecciones. Es importante limpiar los humidificadores con regularidad para que no crezca moho.

Aunque la sinusitis, en sí misma, no sea contagiosa, suele ir precedida de un catarro, que se contagia con facilidad entre familiares y amigos. La forma más eficaz de prevenir la propagación de gérmenes nocivos consiste en enseñar a su familia la importancia de lavarse las manos con frecuencia, sobre todo cuando haya alguien enfermo en su casa.

Tratamiento

Los pediatras pueden recetar antibióticos orales para tratar casos de sinusitis que creen que están provocados por bacterias. Algunos pediatras pueden recomendar fármacos descongestivos y antihistamínicos para ayudar a aliviar los síntomas.

Las sinusitis de origen vírico suelen remitir sin necesidad de tratamiento médico. El paracetamol, el ibuprofeno y/o las compresas y/o paños calientes pueden ayudar a reducir cualquier dolor. De todos modos, se ha constatado que los medicamentos anticatarrales de venta sin receta médica no son eficaces para aliviar los síntomas de la sinusitis y pueden ocasionar efectos secundarios indeseables.

Llame al pediatra de su hijo siempre que presente:

  • un catarro de más de 10 días de duración sin mejora aparente
  • un catarro que parece empeorar trascurridos los primeros 7 días de sintomatología
  • síntomas alérgicos que no remiten con la medicación habitual contra la alergia

Llame también al pediatra si su hijo presenta cualquier otro signo de sinusitis, como dolor o una sensación de dureza y rigidez en las mejillas, fiebre o un catarro que parece peor de lo habitual.

Revisado por: Nicole A. Green, MD
Fecha de revisión: abril de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com