Ladilla

Ladilla

Read this article in English(Pubic Lice)

Acerca de la ladilla

La ladilla (también conocida con el nombre "piojo del pubis") es un insecto de seis patas que tiene la forma de un cangrejo microscópico y que por lo general afecta el vello de la región púbica, aunque también puede vivir en otros vellos del cuerpo. En la mayoría de los casos, la ladilla se transmite por contacto sexual del vello púbico de una persona al de otra persona. La ladilla puede contagiarse de otras maneras, como por ejemplo al usar ropa, toallas y ropa de cama que han estado en contacto con algún portador.

Típicamente, la ladilla puede tratarse en el hogar. Pero si alguien en la casa tiene ladilla, es importante tomar las medidas necesarias para que no se propague.

Síntomas

Si bien es posible estar infectado y no tener síntomas, las personas con ladilla usualmente sienten picazón. Esta picazón puede empeorar a la noche, ya que es cuando la ladilla está activa y mete la cabeza dentro de los folículos del vello púbico para alimentarse de la sangre de la persona.

A veces, la picadura puede causar inflamación y decoloración en el área infectada como consecuencia de la reacción contra las proteínas de la saliva del insecto. La comezón y el rascado constante pueden hacer que la zona afectada produzca una infección bacteriana secundaria. El rascado también puede hacer que la ladilla se extienda.

Si la infestación la provocan insectos adultos, se notarán síntomas inmediatamente. Pero si la infestación inicialmente consiste de unas pocas ladillas que dejan huevos, es posible que la persona no tenga síntomas durante 2 o 4 semanas, hasta que los huevos nazcan.

En los niños más pequeños, la ladilla también puede ser la causa de la blefaritis (irritación o infección de los párpados). Por lo tanto, si sospecha que su hijo tiene ladilla, debe examinar las pestañas del niño con una lupa potente.

Contagio

La ladilla puede vivir entre 1 y 2 días alejada del cuerpo humano. Pero contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, la ladilla muy raramente se transmite de un mueble o de un inodoro, dado que la ladilla que cae del cuerpo por lo general está lesionada o muriendo. Pero a diferencia de las pulgas, la ladilla no puede saltar de una persona a la otra. Y no se la puede contraer de los animales.

Prevención

Dado que la ladilla puede contraerse de la ropa de cama o de las toallas que usan las personas infestadas, es importante evitar el contacto con todo lo que hayan usado esas personas, incluyendo la ropa.

Lo más común es que la infestación de ladilla se transmita por contacto sexual. Por lo tanto, la mejor manera de prevenir el problema es la abstención sexual. El contacto sexual con más de una pareja, o con alguien que tiene más de una pareja, aumenta el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Cuando se utilizan correctamente y de manera constante, los preservativos (condones) reducen el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, dado que los preservativos no cubren el área donde se encuentra el vello púbico, no son una buena protección contra la ladilla.

Los adolescentes que son tratados por ladilla también deberían someterse a pruebas para detectar otras enfermedades de transmisión sexual, y deberían hablar en privado con el médico para discutir abiertamente temas como la actividad sexual. No todos los adolescentes se sentirán cómodos de hablar sobre este tema con los padres. Pero es importante alentar a estos adolescentes a que hablen con un adulto en el cual confíen, para que les proporcione información.

En los niños más pequeños, una infección causada por una enfermedad de transmisión sexual puede ser una señal de abuso sexual. Si usted sospecha de que éste sea el caso, hable del tema con el médico de su hijo.

El tratamiento de la ladilla

Un adolescente que cree tener ladilla debe ver al médico inmediatamente. Si el médico diagnostica ladilla, es posible que a su hijo se le recete un medicamento o que se le indique comprar una medicina de venta libre que mate la ladilla y sus huevos. Lo importante es recordar que es posible que el tratamiento deba repetirse de 7 a 10 días más tarde para matar a todos aquellos insectos que no hayan muerto durante el primer tratamiento.

Además, lave toda la ropa de cama, toallas o prendas afectadas, o recientemente usadas, con agua caliente y séquelas usando el nivel más caliente del secarropas, para matar efectivamente los insectos y sus huevos. Otra posibilidad es enviar la ropa a la tintorería para que se haga un lavado en seco. Todas las parejas con las que se han mantenido relaciones sexuales deben controlarse para ver si tienen ladilla. Si bien los preservativos ayudan a evitar las enfermedades de transmisión sexual, no son efectivos en prevenir la ladilla ya que éstos no cubren la totalidad de la zona púbica.

Pedir ayuda

Si su hijo adolescente está pensando en comenzar a tener relaciones sexuales, o ya ha comenzado, es importante hablar sobre este tema. Asegúrese de que su hijo adolescente sepa las maneras en la que puede contraer una enfermedad de transmisión sexual (durante una relación sexual anal, oral o vaginal) y que estas infecciones por lo general no presentan síntomas, y que la pareja sexual puede tener una enfermedad de transmisión sexual sin saberlo.

Puede ser difícil hablar de las enfermedades de transmisión sexual, pero de la misma manera que con otras afecciones médicas, los adolescentes necesitan esta información para mantenerse sanos. Proporcione información, y dígale a su hijo lo que piensa sobre el tema.

Es importante que todos los adolescentes se hagan exámenes médicos de forma regular, incluyendo pruebas para verificar que no sufren de alguna enfermedad de transmisión sexual. Es posible que su hija adolescente desee consultar con un ginecólogo o un especialista en medicina de la adolescencia para hablar de temas relacionados con su salud sexual. También es posible recibir apoyo de las organizaciones de salud de la comunidad y los centros de consejo y terapia sexuales locales.

Revisado por: Nicole A. Green, MD
Fecha de revisión: mayo de 2013

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com