Tuberculosis

Parents > Para padres > Las infecciones > Tuberculosis
Tuberculosis

Read this in English

(Tuberculosis)

La tuberculosis (comúnmente conocida como "TB") es una enfermedad provocada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Infecta principalmente los pulmones, aunque también puede afectar otros órganos.

Cuando una persona con TB, que no ha recibido tratamiento, tose o estornuda, el aire se llena de gotitas que contienen la bacteria. La inhalación de estas gotitas infectadas es el modo más usual en que una persona puede contraer TB.

La TB fue una de las enfermedades más temidas del siglo XIX y fue la octava principal causa de muerte en niños de 1 a 4 años durante la década de 1920. A medida que mejoró el nivel de vida y atención médica en los Estados Unidos, disminuyó la incidencia de la TB. Para la década de 1960, ni siquiera se incluía entre las 10 principales causas de muerte en niños de ningún grupo etario.

Sin embargo, en la actualidad, la TB está regresando a los Estados Unidos, en particular, en las personas sin hogar, los presos y aquellos susceptibles de contraerla por estar infectados con el virus del VIH.

Signos y síntomas

En los niños y lactantes mayores, la infección de tuberculosis latente (latent tuberculosis infection, LTBI), la primera infección con la bacteria de tuberculosis, por lo general, no produce signos ni síntomas. Además, las radiografías de tórax no muestran ningún signo de infección.

En la mayoría de los casos, solo una prueba cutánea de tuberculina (que se utiliza para determinar si una persona fue infectada por la bacteria de tuberculosis) dará un resultado positivo, lo que indica que el niño está infectado. Por lo general, los niños que tengan un resultado positivo en la prueba de tuberculina, incluso aunque no muestren signos de la enfermedad, necesitarán recibir medicamentos.

Esta infección primaria generalmente se resuelve sola a medida que el niño desarrolla inmunidad durante un período de 6 a 10 semanas. Pero, en algunos casos, puede evolucionar y diseminarse por los pulmones (tuberculosis progresiva) o hacia otros órganos. Esto provocará signos y síntomas, como fiebre, pérdida de peso, fatiga, pérdida del apetito y tos.

Otro tipo de infección se denomina reactivación de la tuberculosis. Aquí, la infección primaria se resolvió, pero la bacteria permanece latente o en hibernación. Cuando las condiciones se hacen favorables (por ejemplo, por una menor inmunidad), la bacteria se activa.

La tuberculosis en los adultos y niños mayores puede ser de este tipo. El principal síntoma es fiebre persistente y sudor durante la noche. Después de esto pueden seguir la fatiga y pérdida de peso. Si la enfermedad evoluciona y se forman cavidades en los pulmones, la persona podría tener tos y producción de saliva, mucosidad o flema que pueden contener sangre.

Prevención

La prevención de la TB depende de lo siguiente:

  • Evitar el contacto con aquellas personas que tienen la enfermedad activa
  • Consumir medicamentos como medida de prevención en los casos de alto riesgo
  • Mantener un buen nivel de vida

Para identificar los casos nuevos y los pacientes potencialmente contagiosos se debe utilizar e interpretar correctamente la prueba cutánea de tuberculina.

La vacuna denominada BCG (Bacille Calmette-Guérin) se considera controversial porque no resulta muy efectiva en los países con una baja incidencia de TB. Por este motivo, en general, la BCG no se administra en los Estados Unidos. Sin embargo, se puede considerar su administración para los niños que emigren a países donde prevalezca la TB.

Contagio

La tuberculosis es contagiosa cuando se transmite por aire y puede ser inhalada por otras personas. En general, los niños no se consideran contagiosos y suelen contraer la infección de adultos infectados.

El período de incubación (el tiempo que tarda una persona en infectarse después de la exposición) puede durar semanas o años, dependiendo de la persona y de si la infección es primaria o progresiva, o si se trata de una reactivación de la TB.

Tratamiento

Es posible que el médico recomiende la hospitalización para la evaluación inicial y el tratamiento de la TB, en especial, si se dan las siguientes condiciones:

  • El niño es un lactante pequeño
  • Existen reacciones graves a los fármacos
  • Existen otras enfermedades además de la TB

Sin embargo, la mayoría de los niños con tuberculosis se pueden tratar como pacientes externos y se puede cuidar de ellos en el hogar. El tratamiento suele ser con medicamentos orales. En casos poco frecuentes, se pueden recetar tres o cuatro fármacos. A pesar de que, tal vez, lleve varios meses completar el tratamiento, es de vital importancia que se tomen todos los medicamentos para lograr que se cure la tuberculosis.

Duración

La tuberculosis es una enfermedad crónica que puede persistir durante años si no se trata.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si su hijo:

  • Estuvo en contacto con una persona que tiene (o se sospecha que tiene) tuberculosis
  • Tiene fiebre persistente
  • Se queja porque suda por la noche
  • Desarrolla una tos persistente y crónica

Revisado por: Nicole A. Green, MD
Fecha de la revisión: enero de 2014

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.