Las vacunas de su hijo: vacuna contra el rotavirus

Parents > Para padres > La salud general > Las vacunas de su hijo: vacuna contra el rotavirus
Las vacunas de su hijo: vacuna contra el rotavirus

Read this in English(Your Child's Immunizations: Rotavirus Vaccine)

El rotavirus es un virus que provoca vómitos y diarrea, sobre todo en lactantes y niños pequeños. Las guarderías son lugares donde se produce una gran cantidad de brotes de enfermedades provocadas por el rotavirus.

Calendario de vacunación

La vacuna, que es un líquido que se toma por vía oral, es recomendable administrarla a los 2, 4 y 6 meses de edad, aunque esta pauta depende de la marca concreta de la vacuna que se utilice.

Por qué es recomendable

El rotavirus puede causar diarreas graves, que pueden evolucionar a casos de deshidratación y algunos niños pueden incluso requerir hospitalización. La vacuna contra el rotavirus, aparte de proteger a los niños que la reciben, permite frenar la propagación del rotavirus en la comunidad.

Posibles riesgos asociados

Los efectos secundarios pueden incluir diarrea y vómitos, aparte de fiebre.

Cuándo posponer o evitar la vacunación

La vacuna contra el rotavirus no es recomendable si su hijo:

  • está enfermo en el momento de la vacunación, aunque un simple resfriado u otras enfermedades de carácter leve no deben impedir la vacunación
  • ha presentado una reacción alérgica grave a una dosis anterior de la misma vacuna
  • padece una inmunodeficiencia combinada grave, un trastorno de origen genético

Informe al pediatra si su hijo es alérgico al látex, ya que una de las marcas de la vacuna contra el rotavirus dispone de un aplicador de látex.

Hable con el pediatra de su hijo sobre si es o no conveniente administrarle esta vacuna en el caso de que:

  • tenga alguna anomalía en el sistema digestivo o padezca una enfermedad gastrointestinal
  • tenga antecedentes de invaginación intestinal, un tipo de obstrucción intestinal grave
  • haya recibido hace poco gammaglobulina o una trasfusión de sangre
  • padezca problemas en el sistema inmunitario debido enfermedades como el cáncer; esté tomando prednisona, esteroides u otros fármacos inmunodepresores; o se esté sometiendo a quimioterapia o a radioterapia

Es posible que el pediatra de su hijo considere que las ventajas de vacunar al niño superan sus riesgos potenciales.

Cuidar de su hijo después de administrarle la vacuna

En función de la edad que tenga su hijo, es posible que le pueda tratar la fiebre con paracetamol o ibuprofeno. Consulte al pediatra para saber si puede administrarle alguno de estos medicamentos y cuál sería la dosis apropiada.

Si su hijo tiene vómitos o diarrea, dele cantidades reducidas y frecuentes de líquido y esté pendiente de posibles signos de deshidratación, como orinar menos de lo habitual.

Cuándo llamar al pediatra

  • Llame al pediatra si duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna.
  • Llame al pediatra si aparecen problemas tras la vacunación.

Raramente, algunos niños desarrollan invaginaciones intestinales durante la semana inmediatamente posterior a la recepción de la primera dosis de la vacuna. Por lo tanto, después de la primera dosis, esté pendiente de posibles signos de invaginación, que incluyen: periodos de fuerte dolor abdominal acompañados de llantos descontrolados; vómitos; sangre o mucosidades en las heces; y aparente debilidad, somnolencia o irritabilidad.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: febrero de 2014

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.