¿Y si mi hijo no se toma la medicación para el asma?

Parents > Para padres > Los problemas médicos > ¿Y si mi hijo no se toma la medicación para el asma?
¿Y si mi hijo no se toma la medicación para el asma?

(What If My Child Doesn't Take His or Her Asthma Medication?)

Una de las mejores maneras de controlar el asma, aparte de evitar los desencadenantes, es asegurarse de que su hijo se tome la medicación según prescripción médica. Las consecuencias de saltarse la medicación variarán dependiendo de cuál se trate.

Medicación de control

Lo que hace:

También denominada medicación preventiva o de mantenimiento, la medicación de control hace efecto con el tiempo, reduce la inflamación de las vías respiratorias y ayuda a prevenir los síntomas del asma. Su hijo tendrá que tomarse estas medicinas con regularidad, aunque se encuentre bien.

Si su hijo se salta una o más dosis:

Aunque no parezca que saltarse una dosis produzca un efecto inmediato, hace que los pulmones se irriten lentamente, aumentando así el riesgo de sufrir una crisis asmática.

Cuando se toma la medicación de control según las instrucciones del médico, es posible que su hijo tolere mejor los desencadenantes, como un resfriado o el humo del tabaco, sin sufrir una crisis. Pero si su hijo no se ha estado tomando la medicación de control, sus pulmones no estarán funcionando muy bien y estos agentes irritantes pueden provocar una crisis asmática.

Medicación de rescate

Lo que hace:

También denominada medicación de alivio rápido o de acción rápida, la medicación de rescate surte efecto inmediatamente y trata los síntomas del asma cuando estos surgen. Este tipo de medicinas suelen penetrar directamente en los pulmones, donde abren las vías respiratorias y alivian síntomas tales como los resuellos, la tos y la respiración entrecortada, normalmente en cuestión de minutos.

Si su hijo se salta una o más dosis:

Si su hijo no se toma la medicación de rescate durante una crisis asmática, las vías respiratorias pueden seguir cerrándose hasta que el niño acaba en la sala de urgencias. Así que es importante que su hijo siempre tenga a mano su medicación de rescate y que se la tome según las instrucciones del médico.

Para asegurarse de que su hijo se toma la medicación para el asma de forma apropiada, hágale partícipe de su propio tratamiento. Explíquele cómo funcionan las medicinas y cuántas debe tomar. Tener un plan de acción contra el asma puede ayudarles a saber lo que necesitan saber.

Asimismo, haga hincapié en estos dos conceptos claves:

  • Su hijo debería tomar la medicación de control según las instrucciones del médico, aún cuando se encuentre bien.
  • Debería tener la medicación de rescate a mano, esté donde esté.

Usted puede ayudar si le insiste en que se tome la medicación de control y le recuerda que lleve consigo la medicación de rescate cuando salga de casa. También ayudará si se asegura de que su hijo no se queda sin medicación.

Resista la tentación de aumentar o reducir las dosis prescritas. Si observa que su hijo está mejorando o empeorando, hable con el médico de su hijo sobre si es necesario realizar algunos cambios. Hable también con el médico si le preocupan los efectos secundarios; puede que ajuste la dosis o le recete otra medicación.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011

Related Articles
Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.
© 1995-2014 KidsHealth® Todos los derechos reservados. Imagenes proporcionadas por iStock, Getty Images, Corbis, Veer, Science Photo Library, Science Source Images, Shutterstock, y Clipart.com